LAS HA ENTREGADO PERSONALMENTE

Una agricultora que ganó la lotería regala todas las patatas de su huerto a sus vecinos

Se hizo millonaria en 2010 y cambió su salón de peluquería por una huerta, pero ahora ha decidido donar toda su producción a las personas que la rodean por la crisis del coronavirus

Foto: Susan Herdman, de 51 años, con algunas de las patatas que ha regalado a sus vecinos (Foto: Facebook)
Susan Herdman, de 51 años, con algunas de las patatas que ha regalado a sus vecinos (Foto: Facebook)
Autor
Tiempo de lectura4 min

En los momentos de dificultad las personas solemos sacar lo mejor de nosotros mismos para ayudar a quienes tenemos al lado. El mejor ejemplo lo encontramos en la pandemia que está arrasando el mundo y que ha confinado a cientos de millones de personas en sus casas, mientras otras (sanitarios, limpiadores, transportistas, trabajadores de supermercados, etc.) hacen lo posible y lo imposible por cuidarnos y mantenernos a salvo.

Pero también son muchos quienes están tratando de ayudar a quienes tienen que trabajar en estos días de cuarentena. Surgen iniciativas solidarias de todo tipo, desde personas que cosen sus propias mascarillas caseras a quienes cocinan para que los sanitarios solo tengan que preocuparse de atender a los enfermos… Una demostración más de que en las situaciones más complicadas el ser humano muestra su mejor versión.

Pero eso no solo sucede en España: en Reino Unido hemos conocido el caso de Susan Herdman, una agricultora de 51 años que hace una década ganó más de un millón de euros a la lotería. Pero Susan, que está viendo cómo sus vecinos están sufriendo por esta pandemia, ha decidido regalar toda su producción de patatas para que las personas más cercanas puedan vivir un poco mejor esta trágica situación.

Patatas millonarias

Susan Herdman era la dueña de una pequeña peluquería en el condado de Hereford, en el oeste de Inglaterra. Sin embargo, su vida cambió en el año 2010, cuando ganó un premio de 1,2 millones de libras a la lotería, el equivalente a 1,4 millones de euros aproximadamente. Así que decidió cambiar su vida de arriba abajo y vendió la peluquería para irse a vivir a una granja al condado de York, en el norte del país.

Susan tenía cientos de kilos preparados para vender, pero se los ha regalado a sus vecinos porque lo necesitaban

Allí ha pasado los últimos años, cultivando patatas en lo que es su nuevo negocio, aunque para ella también es un hobby ya que le encanta el trabajo en contacto con la naturaleza. Pero esta temporada ha sido diferente: tenía una gran cantidad de patatas listas para vender, pero la crisis del coronavirus ha hecho que cambiara de idea: se las ha regalado a sus vecinos.

Hace algunos días publicó un mensaje en un grupo de Facebook de Boroughbridge, el pueblo en el que ahora vive: tenía muchas patatas y se las quería regalar a quien las necesitara. Comenzó dejando algunas bolsas a la puerta de su granja, pero entonces la situación se desbordó y comenzaron a llegarle pedidos, como el de una mujer que colabora con un centro de beneficencia y le pedía algunos kilos de este tubérculo para el comedor.

La ganadora de la lotería en 2010 regaló centenares de kilos de patatas (Foto: Facebook)
La ganadora de la lotería en 2010 regaló centenares de kilos de patatas (Foto: Facebook)

Susan no se lo pensó y decidió cumplir con todos los encargos que le hicieron. Tal y como ha reconocido a la BBC, "la oferta se salió de control y me inundaron cientos de mensajes de personas que decían que 'en un mundo tan oscuro y egoísta les había hecho sonreír'. Así que me pasé todo el fin de semana entregando los pedidos".

Solidaridad en tiempos difíciles

Susan ha explicado que no solo repartió los pedidos, sino que después de tantos mensajes como recibió también "dejé otras bolsas en distintos puntos de la ciudad para que quien las necesitara se sirviera a su antojo". Un ejemplo de que la solidaridad de las personas aparece en los momentos más complicados sacando lo mejor de sí mismos.

La mujer, que ahora tiene 51 años y vive holgadamente gracias al premio millonario que ganó hace una década, ha señalado que siempre se ha considerado una mujer solidaria y que no entiende a las personas egoístas: "Para mí, no es gran cosa, solo estamos regalando patatas a quien más lo necesita, todos deberíamos arrimar el hombro en momentos de necesidad".

Algo muy distinto a lo que se ve en supermercados de todo el mundo, donde muchas personas han arrasado con todo tipo de productos ante el temor de que se produczca un desabastecimiento masivo, algo que la propia Susan Herdman no comparte: "No entiendo a las personas egoístas, he sido una donante toda mi vida. Espero que demuestre que los agricultores no somos tan tacaños".

Susan asegura que siempre ha sido una mujer muy solidaria y este gesto con sus vecinos lo ha confirmado

Susan Herdman lleva una vida tranquila y feliz junto a su familia en su granja del condado de York, pero no se olvida de quienes no tienen la misma suerte que ella. Su regalo a decenas de vecinos va mucho más allá del valor de las patatas: ha querido transmitir su compromiso para con las personas y espera que los demás hagan lo mismo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios