Un fármaco contra la resaca puede proteger tu hígado del alcohol, según un estudio
  1. Alma, Corazón, Vida
EL ALCOHOL CAUSA 3 MILLONES DE MUERTES AL AÑO

Un fármaco contra la resaca puede proteger tu hígado del alcohol, según un estudio

El estudio se ha centrado en la dihidromiricetina (DHM), también conocida como ampelopsina, un remedio herbal de venta libre

Foto: La resaca, ineludible compañera de la ingesta de alcohol. (iStock)
La resaca, ineludible compañera de la ingesta de alcohol. (iStock)

Un fármaco para la resaca puede tener una serie de beneficios para la protección del hígado y puede ayudar a prevenir los daños relacionados con el alcohol, según un estudio de investigadores estadounidenses.

Científicos de la Universidad del Sur de California han centrado su estudio en la dihidromiricetina (DHM), también conocida como ampelopsina, un remedio herbal de venta libre. Querían comprobar cómo funcionaba para revertir los efectos de la resaca y han comprobado que produce una secuencia de cambios metabólicos que, no sólo alivian los dolores de cabeza, sino también benefician al hígado.

"Sabíamos que la DHM ayudaba al cuerpo a metabolizar el alcohol más rápidamente, pero ¿cómo lo hace? Descubrimos que activa una cascada de mecanismos que borran el alcohol del cuerpo muy rápidamente", señala a SciTechDaily Jing Liang, profesor investigador de Farmacia Clínica de la Universidad del Sur de California y autor principal del estudio.

Foto: ¿Bebiste mucho anoche? Aprende a minimizar tu resaca. (Cortesía Wildfox)

Los hallazgos apoyan la utilidad de la DHM como un suplemento dietético que compensa los efectos agudos relacionados con el alcohol, así como los riesgos a largo plazo. Además, los autores afirman que es probable que la sustancia tenga aplicaciones más amplias para ayudar a las personas a hacer frente a los abusos del alcohol, el alcoholismo y el daño hepático.

Remedio natural

La DHM se deriva de la fruta del árbol de pasas (Hovenia dulcis), que es nativo de Japón, Corea y el sudeste asiático y ahora se cultiva comercialmente. Se ha usado en China para enfermedades hepáticas durante los últimos 500 años, pero no está aún claro cómo funciona la sustancia. Para intentar entender mejor cómo actúa este medicamento, los investigadores alimentaron a 36 ratones con una dieta diaria de alcohol durante dos meses, aumentando gradualmente las dosis hasta el 30% de su ingesta total de alimentos.

Luego, evaluaron sus hígados en busca de lesiones y marcadores de estrés. Según los científicos, se centraron en este órgano porque, aunque el alcohol afecta al cerebro, es metabolizado principalmente por el hígado, que se ve significativamente perjudicado por los altos niveles de consumo de alcohol a largo plazo.

"Descubrimos que la DHM activa una cascada de mecanismos que borran el alcohol del cuerpo muy rápidamente"

"Es como pisar una chincheta: tu cerebro dice que te duele. Durante una resaca, la niebla en el cerebro es una reacción aguda a lo que sucede en el cuerpo", afirma Daryl Davies, coautor del estudio y profesor de Farmacia Clínica de la Universidad del Sur de California. Tras la administración de DHM, se comprobó que los hígados produjeron más enzimas devoradoras de etanol, como la enzima alcohol deshidrogenasa (NADP+) y la enzima acetaldehído deshidrogenasa (ALDH2), permitiendo que las enzimas convirtieran el etanol en formas más simples que el cuerpo pudiera eliminar más fácilmente.

Redujo, además, la acumulación de lípidos (grasa) en el tejido hepático, algo que puede provocar el alto consumo de alcohol y que conduce a un mayor riesgo de enfermedades hepáticas como la cirrosis. Igualmente, se produjo una reducción de los agentes inflamatorios, llamados citoquinas, que contribuyen al daño celular en el hígado y otros órganos. "En total, estos hallazgos apoyan la utilidad de la DHM como suplemento dietético para reducir las lesiones hepáticas inducidas por el etanol y que actúa en múltiples vías para promover la salud del hígado y contrarrestar las lesiones por etanol", señala el estudio, publicado en la revista científica 'Alcoholism: Clinical and Experimental Research'.

Whiskey glass in a hand of two mans. Alcohol

Los hallazgos también ayudan a explicar cómo funciona la DHM como tratamiento para la resaca. El hígado convierte el alcohol en químicos que contribuyen al dolor de cabeza y las náuseas. Como el cuerpo tarda una hora en metabolizar una copa, una noche de consumo excesivo de alcohol hace que el hígado siga produciendo estas sustancias químicas que hacen que las personas se sientan mareadas durante tanto tiempo. "Ahora sabemos lo que el DHM está haciendo y cómo lo está haciendo mecánicamente: activa una cascada de mecanismos reguladores de energía que aceleran el metabolismo del etanol y sus subproductos".

"Los hallazgos tienen importantes implicaciones para ayudar a prevenir el daño hepático y el daño por abuso de alcohol", explica Davies. Por ejemplo, los bebedores compulsivos podrían utilizar la DHM por sus propiedades de protección del hígado, extendiendo la función del órgano el tiempo suficiente para obtener ayuda y abandonar la bebida. Puede que no podamos solucionar su problema de la noche a la mañana, pero podemos ofrecerle mejoras paso a paso para ayudarle a beber menos y obtener protección de la salud", apunta Davies, que añade que la DHM podría potencialmente ayudar a los pacientes con primeros signos de daño hepático. La sustancia podría utilizarse para ayudar a restaurar y prolongar su función hepática y retrasar la aparición de enfermedad hepáticas mientras espera un trasplante.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de alcohol contribuye a 3 millones de muertes cada año y es responsable del 5,1% de las enfermedades que sufre la población mundial.

Alcoholismo Alcohol Medicamentos OMS Resaca
El redactor recomienda