Los peores escritorios para trabajar en casa que se han improvisado en la cuarentena
  1. Alma, Corazón, Vida
quizá te inspiren

Los peores escritorios para trabajar en casa que se han improvisado en la cuarentena

Algunas personas han sabido conciliar el mundo familiar con el laboral y nos están regalando imágenes de lo más peculiares

Foto: Los peores escritorios para trabajar en casa que se han improvisado en la cuarentena
Los peores escritorios para trabajar en casa que se han improvisado en la cuarentena

El teletrabajo ha pillado a casi todo el mundo por sorpresa y, en pocas semanas, debido a la situación actual, hemos tenido que aprender a conciliar la vida familiar y la laboral y crear una simbiosis con ambas. Algunas personas, acostumbradas a considerar su hogar ese sitio en el que se debe descansar y hacer el vago, aún parecen algo perdidas con la situación, pero en general todo el mundo ha sabido afrontar las circunstancias de manera excelente.

Rápidamente, medios y redes sociales se han llenado de consejos sobre qué se debe hacer (y qué no) si queremos ser proactivos y productivos en la larga jornada de trabajo. No debes levantarte cada dos por tres para ir a coger comida a la nevera, tampoco trabajar en pijama y mucho cuidado con la red, porque entendemos las limitaciones de cada casa y, en algunos lugares, son varios miembros de la familia los que tienen que compartir WiFi o incluso ordenador. Por supuesto, también se recuerda a los jefes que el teletrabajo no significa tener a tus trabajadores todo el día con los ojos puestos en la pantalla, pues deben tener su tiempo para descansar.

El espacio de trabajo es importante: "En mi caso, me siento en una silla frente a una puerta y mi mesa es una cesta de la ropa"

En España, tras cuatro semanas de confinamiento, vamos aprendiendo mucho, pero con el buen humor que nos caracteriza las redes sociales se llenaron los primeros días (y siguen haciéndolo) de las interpretaciones particulares de cada individuo acerca de lo que realmente es teletrabajar.

En estas semanas nos hemos ido aclimatando, pero hay algunos que todavía no parecen asumir la nueva situación. ¿Será, quizá, porque no tienen un buen lugar de trabajo?

El escritorio ideal

Pasamos muchas horas en el lugar de trabajo, ahora más que nunca, por lo que habilitar un espacio acorde con las circunstancias debería ser una prioridad. Quizá ese es el problema, ya que un puesto de trabajo limpio promueve la productividad y la eficacia, pues te permite encontrar todo lo que necesites en cuestión de segundos. Además, da un aire profesional.

En Estados Unidos, por ejemplo, ya parecen haberse dado cuenta. Algunas personas han sabido conciliar lo mejor de los dos mundos y tienen espacios para trabajar mientras, por ejemplo, planchan. No parece una mala idea.

El pánico por el desabastecimiento también ha dado lugar a que muchas cosas compradas no quepan en la despensa, pero siempre se puede hacer un apaño y matar dos pájaros de un tiro, como el usuario que viene a continuación.

Al final lo importante es encontrar un lugar de la casa donde trabajar bien, por muy raro que parezca. Como dice esta chica: "¿Podemos hacer un hilo de los sitios que hemos habilitado para trabajar y que son poco glamurosos? En mi caso trabajo en una silla frente a una puerta y mi escritorio es una cesta de la ropa".

Por último, si pensabas que no podías trabajar mientras hacías ejercicio, tenemos que decirte que estás muy equivocado. La imaginación siempre por delante, que se dispara en estos momentos de crisis.

Coronavirus
El redactor recomienda