Cómo evitar beber demasiado alcohol durante la cuarentena
  1. Alma, Corazón, Vida
MUCHO CUIDADO

Cómo evitar beber demasiado alcohol durante la cuarentena

Pasar tanto tiempo encerrados en casa y con bastante tiempo libre puede hacernos recaer en más de algún vicio. ¿Cómo saber si deberíamos preocuparnos y qué hacer al respecto?

Foto: Ausencia de cerveza en los supermercados. (Efe)
Ausencia de cerveza en los supermercados. (Efe)

Los primeros días de esta cuarentena nos dejaba imágenes llamativas en los supermercados: el primer bien en escasear se trataba del papel higiénico. Pero a lo largo de los días, a la falta de este producto de primera necesidad también notamos la ausencia en los estantes de otro que ya no es tan necesario: la cerveza. Esta bebida hecha a partir de granos de cebada ha incrementado sus ventas en un 78%, según el análisis semanal de Gelt.

Esto quiere decir que muchos españoles consumen este alcohol fermentado para paliar el aburrimiento que les supone la cuarentena, o bien como una vía para desconectar y calmar la ansiedad que puedan sentir en estos días de encierro e incertidumbre. Cortar de la noche a la mañana toda interacción social en una cultura tan mediterránea como la nuestra no es nada fácil.

Si empiezas a perder el interés por tus hobbies, el trabajo o dejas de mantener el contacto con tus amigos, puede ser una indicación un problema

Por otro lado, el alcohol puede acarrearte muchos problemas de salud no solo a nivel físico, pues esta sustancia también está asociada a un deterioro mental progresivo si se consume en exceso. En definitiva, procura evitarlo en la medida de lo posible, ya que desde ningún punto de vista puede ser sano, y cuanto menos cantidad o frecuencia de consumo, mejor.

En este sentido, ¿a qué se debe este repunte de bebidas alcohólicas de cara a la cuarentena? Una buena explicación podría ser que la mayoría las toma bajo un contexto social y solo en fines de semana. Teniendo en cuenta que la cuarentena ha obligado a muchos ciudadanos a vivir en un ‘perpetuo domingo’ y en algunos casos lejos de sus familiares y amigos, podemos deducir que estas son las dos condiciones ideales por la cual el consumo de cerveza y de alcohol ha aumentado estas últimas semanas. Ya que el confinamiento nos ha despojado de esos contextos sociales y que de lo que más disponemos es de tiempo libre (a excepción de los trabajos dedicados a las actividades esenciales), es probable que muchas personas acaben optando por abrirse una lata o más a lo largo de sus mañanas, tardes y noches.

Foto: Agentes de la Policía Nacional detectaron ayer una fiesta ilegal en Leganés. (EFE)

¿Cómo saber si nuestro consumo se está volviendo excesivo y nos tenemos que preocupar? El acervo popular siempre aconseja limitar la ingesta solo a las comidas y en pequeñas cantidades, ya que la digestión de los alimentos en el estómago neutraliza en cierta medida sus efectos tóxicos en el organismo, de ahí que exista la creencia de que mientras comas mucho no tengas resaca. Por ello, si bebes antes o después de cada comida, deberías estar más alerta a riesgo de que este consumo se convierta en hábito, y poner medidas para rebajarlo cuanto antes.

Otra de las banderas rojas que advierten de que podrías tener un problema es cuando ya no te importa disfrutar de la bebida, es decir, cuando ya ni siquiera valoras su gusto al paladar, y simplemente la utilizas por los efectos que produce. También cuando dejas de hacer otras actividades que te gustan, como reconoce Peter Provet en ‘New York Post’, CEO de un centro de rehabilitación de Nueva York. “Si empiezas a perder el interés por tus hobbies, el trabajo o mantener el contacto con tus amigos, así como si recurres a él aun teniendo tareas que hacer, puede ser una indicación clara de que tengas un problema”, asegura.

Sustituye la clásica lata de cerveza por un zumo casero hecho a partir de fruta fresca

Lo más preocupante es si ya consideras que tenías un problema antes de la cuarentena. En este sentido, para esas personas que podían estar comenzando un período de rehabilitación o a una vida más sobria, “el aislamiento es el enemigo de la recuperación”, reconoce Provet. “La mayoría de los programas están enfocados en la ayuda comunitaria para mantener fuerte a la persona, por lo que el distanciamiento social puede ayudar a reducir el número de contagios del virus, pero también exponer a una nueva recaída a los que eran adictos y luchaban por superar su adicción”.

Consejos útiles

Lo primero es, como decíamos, intentar en la medida de lo posible mantener el contacto con amigos y familiares. El aislamiento a veces produce la falsa sensación de soledad, cuando no es lo mismo estar solo físicamente que sentirse solo. Por ello, antes de que sufras un bajón que te haga querer abrir una botella, procura contactar con alguien para ser escuchado. Llama a algún familiar o a un amigo con el que hace mucho que no hablas. No tienes por qué abrir tus sentimientos, tan solo descuelga el teléfono y tened una conversación normal.

Otra de las soluciones que propone Provet es mantenerse ocupado la mayor parte del tiempo posible. Si pasas mucho tiempo delante de la televisión o actualizando redes sociales, tu ansiedad aumentará, sobre todo si solo consumes contenidos relacionados con la pandemia. Planea ciertas salidas a este aburrimiento. Seguro que hay actividades que te inspiran y te ayudan a salir del tedio, como por ejemplo pensar en la posibilidad de un proyecto próximo, ver películas o escuchar música suave mientras haces meditación.

Foto: Foto: iStock.

Por último, muchas veces una adicción solo se cura cuando te enganchas a otra cosa. En este caso y obviamente, algo positivo y sano. Si crees que debes abrirte una cerveza, mejor apuesta por un refresco. Y si crees que estás saturado de refrescos, prueba a elaborar un delicioso zumo casero con fruta fresca. No solo tu organismo te lo agradecerá, sino también será mucho más gratificante para ti el hecho de disfrutar de algo que te ha llevado un tiempo hacer. Abrir el frigo y coger una lata es muy fácil pero, ¿por qué no pruebas a preparar algún postre rico que te siente de lujo al término de la cena?

En definitiva, aprovecha esta cuarentena para pensar en ti y desarrollar hábitos sanos. Al final, estar en paz con uno mismo también significa quererse, y la mejor forma es el autocuidado. Y el alcohol, aunque pueda parecer una solución momentánea y rápida a un día plomizo o aburrido, no hace ningún bien por tu salud física ni mental.

Salud Salud mental Vida saludable Supermercados
El redactor recomienda