HUMOR EN TIEMPOS DE ENCIERRO

El aviso de una comunidad a sus vecinos "fogosos" en cuarentena por coronavirus

Piden que tengan consideración con los niños que viven en el edificio… ¡pero también con los matrimonios!

Foto: Las comunidades de vecinos es están convirtiendo en un foco de conflictos (EFE/Quique García)
Las comunidades de vecinos es están convirtiendo en un foco de conflictos (EFE/Quique García)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El confinamiento por el coronavirus está obligando a que muchas familias pasen juntas muchas más horas de lo normal. Eso provoca roces en la convivencia, sobre todo cuando se reúnen demasiadas personas en pocos metros cuadrados, niños incluido. Sin embargo, no todo el mundo lo está llevando mal, al menos tal y como se ha visto en una comunidad de vecinos de Palma.

En un mensaje que se ha vuelto viral, los vecinos de un bloque de viviendas de la capital balear piden a los "propietarios fogosos" de una de las casas que hay en la segunda planta que tengan en cuenta que hay niños en el vecindario. Pero lo hacen con mucho humor, recordando que "y lo que es más grave, también hay matrimonios".

El cartel no ha tardado en ser compartido cientos de veces en las redes sociales porque no solo llama la atención de esos "propietarios fogosos", sino que también reparte a otros vecinos del bloque. Así, pide a dos de las viviendas del tercer piso que se pongan de acuerdo para hacer ejercicio con el rodillo de la bici para no molestar al resto del bloque.

El perro de la señora Antonia

En el primero vive la señora Antonia, una mujer que tiene problemas de movilidad que le impiden bajar a la calle. Eso ha provocado que cada día la mitad del bloque de vecinos pase por su vivienda para ofrecerse a bajar a su perro a la calle, una forma legal de darse un pequeño paseo por el vecindario.

Y también piden que no se hagan "encuentros clandestinos" en el cuarto de basuras y recuerdan que para hacer deporte no es necesario hacerlo en las zonas comunes del edificio… “ni en casa de algún vecino o vecina”. Un mensaje claramente dirigido a algunos de los habitantes del bloque: a buen entendedor, pocas palabras bastan.

El de esta comunidad de vecinos Palma no es el único cartel divertido que hemos visto en estas dos primeras semanas de confinamiento. En Oviedo, se quejan de dos vecinos que nunca salen al balcón para aplaudir a los sanitarios a las 8 de la tarde, pero sí que bajan a pasear a su perro 4 y 5 veces cada día, por lo que promueven llamar a la policía cada vez que les vean bajar con el animal por su poca solidaridad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios