fácil y sencillo

Cómo limpiar de forma casera las manchas más difíciles que te encuentras en la ropa

¿Grasa, tomate, lápiz de labios? Hay una solución para cada uno de ellos. Eso sí, procura actuar de inmediato para que salgan mejor

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tiempo de lectura4 min

Una de las cosas que más molesta en esta vida es mancharse la ropa. Sobre todo cuando estás fuera de casa y no te puedes cambiar, lo que implica que tendrás que pasar el resto del día con la marca de la vergüenza colocada en tu chaqueta, camiseta o pantalón. Como de momento no parece que vaya a convertirse en una moda, lo mejor es aprender cómo quitarlas de manera fácil, sencilla y barata.

Porque, ¿cuántas veces te ha sucedido que esa mancha tan molesta no salía con nada? Al final tuviste que acostumbrarte a vivir con ella (o, según el guardarropa que tengas, quizá incluso tirar la prenda). Es probable que en casa tengas cosas que te sirvan para desprenderte de los lamparones, lo que pasa es que ni siquiera lo sabes. Sin más dilación, vamos con algunos trucos.

1. Manchas de grasa

En general, con todas las manchas, lo mejor es actuar de inmediato para que salgan mejor. Por ejemplo, las de grasa son lo más normal del mundo, especialmente si has estado cocinando y han saltado a tu ropa durante el proceso. Si acabas de mancharte, lo mejor que puedes hacer es buscar polvos de talco (seguro que tienes) y espolvorearlos, deja que se sequen y después limpia la ropa con agua y detergente.

Con las manchas de chocolate, si llevan tiempo, puedes probar a rascar con un cuchillo o incluso utilizar agua oxigenada

Si, por el contrario, la mancha ya está seca, haz una mezcla de vinagre y agua (dos partes del primero por una del segundo), sumerge la prenda en ella y déjala en remojo toda la noche. ¡Voilà!

2. Manchas de sudor

Pocas cosas hay más antiestéticas y, sin embargo, no tienes que ir con la vida con los brazos pegados al cuerpo por miedo a que se vean esas feas manchas. Si quieres eliminarlas, prepara una mezcla de bicarbonato de sodio y limón y frótalo en las áreas de la ropa afectadas. Notarás la diferencia.

3. Manchas de café

Te estás tomando un café con un compañero, pasa otro, te empuja sin querer y ya tenemos una bonita mancha en la camisa blanca. Si puedes actuar en el momento (que sería lo suyo, pero entendemos que no siempre es posible), Haz una mezcla de vinagre y agua y aplícala sobre el área, después enjuagala con normalidad. La yema del huevo a veces también funciona

4. Manchas de salsas

Son una pesadilla. Sin embargo, también es posible deshacerse de ellas, el truco es mezclar agua fría con detergente para platos (sí, como oyes, o mejor dicho, como lees), y deja que la prenda en cuestión se remoje durante algunas horas en esa mezcla. Después, solo tienes que lavarla normalmente.

5. Manchas de esmalte

Lo cierto es que las manchas provenientes del esmalte de uñas son de las más clásicas. Aunque sientas tentación, procura no utilizar el quitaesmaltes porque solo conseguirás que la mancha se propague; lo que tienes que usar es aceite de oliva. Pero, ¡cuidado! Ponlo solo en la parte que se ha ensuciado.

6. Manchas de lápiz de labios

Hay muchas formas de quitar un labial de la ropa, desde tiza (blanca, se entiende), a vaselina o incluso pasta de dientes, aplicados donde se encuentra la mancha, pueden hacer que desaparezca por completo. El colorete, por ejemplo, es un poco más complicado, pero también es posible: deja que se remoje en champú o una mezcla de agua con limón durante una hora.

7. Manchas de chocolate

Si acabas de hacértela, fácil, echa agua. Si lleva tiempo, puedes probar a rascar con un cuchillo o incluso utilizar agua oxigenada. Si la ropa es delicada, lo mejor es utilizar una mezcla a base de agua, sal y amoníaco, así que ya sabes.

8. Manchas de vino tinto

A no ser que quieras vivir con ella, como el tío aquel del anuncio, lo mejor es que anotes: el agua con gas, el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco, la leche o incluso el agua hirviendo son tus aliados si quieres quitar una mancha de estas características de tu ropa.

Fuente: Pixabay.
Fuente: Pixabay.

9. Manchas de tomate

Antes de nada, no utilices una servilleta, por muy tentado que te sientas. Lo mejor que puedes hacer es utilizar bicarbonato de sodio, detergente para el lavavajillas o incluso jabón de manos. Y si quieres algo aún más útil e historiado, prueba con una mezcla de vinagre y agua.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios