PENSÓ QUE HABÍA GANADO MUCHO MENOS

Ganan la lotería y se lo gastarán en una casa… y en algo nunca visto

Coche nuevo, casa nueva. La salud de uno de los ganadores no es la mejor para una mujer de 50 años, por lo que van a invertir el dinero que haga falta en mejorar su calidad de vida

Foto: Bev y Malcom Dixon gastarán el dinero en lo más importante que hay en la vida: su salud (Foto: National Lottery)
Bev y Malcom Dixon gastarán el dinero en lo más importante que hay en la vida: su salud (Foto: National Lottery)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Cuando alguien piensa en jugar recurrentemente a la lotería lo hace por diversas causas, aunque todas tienen un trasfondo económico: quieren poder comprar una casa en la que sean felices, llevar a sus hijos a los mejores colegios, poder disfrutar de las vacaciones que siempre soñaron y conducir coches grandes y cómodos en los que quepan todos.

Para conseguirlo existen múltiples métodos: los hay que se abonan al mismo número de la lotería toda su vida, ya sea el del día de su boda, el del nacimiento de su hijo, etc.; otros prefieren hacer combinaciones con las fechas que son importantes para ellos; y hay quienes dejan que ese trabajo lo haga la suerte y se limitan a comprar cada semana su boleto.

La mayoría de los millonarios que consiguen uno de esos premios que cambian la vida a las personas son anónimos; no quieren que sus vecinos sepan que ahora nadan en dinero y que ya no tienen problemas económicos. Sin embargo, de vez en cuando conocemos casos que nos dejan con la boca abierta por la intención que hay detrás de un hecho.

De mil libras a un millón

Es lo que ha pasado con los Dixon, una pareja de Bolton, en el centro de Inglaterra que ha ganado un millón de libras a la lotería, el equivalente a 1.200.000 euros aproximadamente. Participaron en el sorteo de la Lotto del pasado miércoles 29 de enero y se llevaron un premio con el que no soñaban. Porque ni siquiera al tenerlo delante se dieron cuenta de lo que era.

Al revisar su boleto por segunda vez se dio cuenta de que había ganado un millón de libras
Al revisar su boleto por segunda vez se dio cuenta de que había ganado un millón de libras

Malcom Dixon ha contado a Sky que estaba paseando a sus perros y recordó que no había revisado su boleto de lotería, así que sacó su móvil y comprobó que habían acertado cinco números de la combinación ganadora y también el complementario. Al lado de los resultados había un uno para los ganadores de segunda categoría, por lo que pensó que habían ganado 1000 libras y comenzó a dar saltos de alegría.

Malcom tuvo que revisar dos veces el boleto pensando que se había equivocado... y era verdad: no había ganado 1.000 libras, sino un millón

Lo mejor de todo es que Malcom llamó a su mujer diciéndole que habían ganado 1.000 libras. Ella, que es la dueña de un pub, le respondió eufórica y comenzaron a planear qué iban a hacer con el dinero. Pero, por si acaso, Malcom decidió que iba a comprobar de nuevo el boleto para ver si era verdad su suerte.

Malcom estaba muy nervioso, así que decidió sacar de nuevo su móvil y verificar otra vez el resultado: "Estaba en la luna, no sabía qué hacer, así que pensé que volvería a comprobar que estaba bien… ¡no podía creer que hubiera ganado 1.000 libras! Fue solo cuando fui a verificar el boleto por segunda vez cuando vi todos los ceros". No había ganado 1.000 libras, sino un millón.

Una casa y rodillas nuevas

Así que cuando Malcom se dio cuenta de que la vida les acababa de cambiar para siempre, llamó a su mujer: "Estaba en estado de shock. Inmediatamente llamé a Bev y le dije 'Me equivoqué: no ganamos 1.000 libras, de hecho ganamos 1 millón'. Ella solo pensó que estaba bromeando y dijo '¡No, eso no puede ser correcto!' Fue un momento surrealista que nunca olvidaré".

Los dos comenzaron a llorar sin control, a sabiendas de que este premio es muy importante para ellos. La pareja tiene 50 años, llevan 12 casados y tienen un total de tres hijos y 13 nietos, con los que planean celebrar su suerte este mismo domingo, una vez que ya han podido cobrar su suculento premio. Quieren hacerles partícipes de su enorme fortuna.

Pero, además de invitar a su familia a una gran comida, los Dixon tienen muy claro en qué se van a gastar el dinero. La salud de Bev no es todo lo buena que cabría esperar de una mujer de solo 50 años y tiene muy dañadas las rodillas, así que van a invertir el dinero que haga falta en que por fin se pueda operar y vivir la vida que se merece.

Malcom Dixon, que tuvo que renunciar a su trabajo como ingeniero debido a una lesión, ha explicado que "este premio no podría haber llegado en un mejor momento. Bev está sufriendo constantemente con las rodillas, por lo que definitivamente será el primer gran gasto. Su salud es muy importante y el premio nos permitirá darnos el lujo de darle a Bev una nueva oportunidad de disfrutar de la vida sin restricciones".

La operación de Bev y una casa nueva más cómoda y más cerca de sus hijos y nietos son los dos 'caprichos' que esta pareja británica se va a dar con el premio de la lotería. Les ha cambiado la vida, pero seguirán jugando cada semana como llevan haciendo los últimos años, desde que están juntos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios