YA SE HIZO VIRAL POR SUS ORIGINALES MÉTODOS

Una profesora crea el hospital ortográfico para enseñar a escribir a sus alumnos

Cuando los niños cometen un error envían la palabra al hospital, donde permanecerá más o menos tiempo "dependiendo de la gravedad del accidente"

Foto: El hospital ortográfico ya ha recibido a sus primeros 'pacientes' (Foto: Twitter)
El hospital ortográfico ya ha recibido a sus primeros 'pacientes' (Foto: Twitter)

Verónica Duque es una profesora de Valladolid a la que conocimos el pasado mes de diciembre después de que sus métodos para dar clase se hicieran virales. Trabaja en el colegio público María Teresa Iñigo de Toro de la capital castellana y se le ocurrió disfrazarse con dos prendas que explicaban cómo es el cuerpo humano por dentro.

Ahora, Verónica ha vuelto a llamar la atención por sus métodos. Quiere que sus alumnos aprendan a escribir bien y lo ha hecho creando el primer hospital ortográfico de su colegio. Se trata de una idea sencilla y, al mismo tiempo, muy visual que sirve a los pequeños para aprender ortografía.

Cuando los alumnos de Verónica cometen un error de ortografía, la palabra en cuestión va al hospital, donde puede pasar unas horas o unos días, dependiendo de la gravedad del accidente. Así aprenden rápidamente el error y es la mejor manera de que no lo vuelvan a cometer en el futuro.

Un volcán de ideas

Como sucedió con el caso del disfraz de cuerpo humano, ha sido el propio marido de Verónica quien ha dado a conocer las ideas de su mujer a través de su cuenta de Twitter: "El 'Hospital Ortográfico de Valladolid' ha abierto sus puertas hoy y ya cuenta con 15 palabras ingresadas; por suerte todas ellas tienen heridas leves".

Michel, el marido de la profesora, explica también que "la iniciativa ha sido un éxito total entre los niños", que reciben puntos dependiendo del número de palabras que envíen al hospital y de la gravedad de los errores cometidos. Cuantas menos visitas al hospital ortográfico, mucho mejor nota tendrán al final.

Como se puede ver en la publicación subida a las redes sociales, el hospital ya ha recibido a sus primeras pacientes: palabras como verde, recibir, rabo, Rodríguez o difícil han necesitado de asistencia ortográfica. Seguro que, con el paso de las semanas, las visitas a este peculiar hospital serán, cada vez, menos frecuentes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios