SE ENFRENTAN A 20 AÑOS DE CÁRCEL

Intentan engañar a la lotería para cobrar un boleto falso de 90.000 euros

Dos hombres fueron detenidos después de pegar los números de un boleto de rasca y gana en un billete no premiado para intentar cobrar un premio

Foto: Cortaron un número de un boleto no premiado y lo pegaron en otro para intentar cobrar 100.000 euros (Foto: Twitter)
Cortaron un número de un boleto no premiado y lo pegaron en otro para intentar cobrar 100.000 euros (Foto: Twitter)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Ganar a la lotería es el objetivo de millones de personas que participan a diario en juegos de azar repartidos por todo el mundo. Cada uno utiliza sus propias estrategias: sus números de la suerte, los momentos importantes de su vida, terminaciones graciosas o fechas en las que pasó algo importante, ya fuera en el mundo o a su equipo de fútbol.

El fin último es lograr un gran premio, conseguir que la suerte nos acompañe al menos por una vez y nos permita abandonar la rutina diaria. Ser los protagonistas de una de esas noticias que cada día vemos en internet sobre personas a las que les ha cambiado la vida la lotería y han conseguido hacerse millonarios de la noche a la mañana gracias a la suerte.

Pero, desafortunadamente, eso solo sucede a unas pocas personas, ya que a la mayoría de los mortales nunca les tocará la lotería. Eso no significa que todo el mundo lo acepte: hay quien está dispuesto a todo con tal de conseguir un gran premio. Y en Estados Unidos dos hombres irán a la cárcel después de tratar de falsificar un billete de lotería no premiado.

Intentaron cobrar 100.000 dólares

Se llaman Odis Latham y Russell Sparks, tienen 47 y 48 años respectivamente, y viven en Columbus, una pequeña ciudad norteamericana del estado de Mississippi de apenas 25.000 habitantes. El pasado lunes se las prometían muy felices cuando se presentaron en la sede de la lotería del estado para cobrar un billete supuestamente premiado con 100.000 dólares, pero la historia no terminó como ellos esperaban.

A las 9.20 de la mañana, la policía recibía una llamada procedente del cuartel general de la lotería de Mississippi para que se presentaran en sus oficinas. Los encargados de verificación de los boletos premiados habían dado con una falsificación y dos personas estaban tratando de cobrar un billete falso por valor de 100.000 dólares, unos 90.000 euros al cambio.

Se trataba de un boleto del tipo rasca y gana, pero el trabajo que habían hecho los supuestos ganadores no era muy sofisticado y las propias autoridades aseguran que estaba lejos de ser convincente. Jay Ledbetter, director de seguridad de la Lotería de Mississippi, ha explicado a Newsweek que "terminó siendo un boleto falso, lo que la industria llama cortar y pegar".

Los falsificadores se enfrentan a una condena de entre uno y veinte años de cárcel y a una multa de 50.000 dólares

Habían hecho precisamente eso: cortar el número que les garantizaba el premio de otro boleto y pegarlo en el supuestamente premiado. Pero Ledbetter asegura que no hay posibilidad de engaño: "Era un fraude visible, pero también escaneamos el anverso y el reverso". Eso es debido a que hay varios sistemas de seguridad y formas de probar la legalidad de un boleto, no solo la combinación premiada, el código de barras o el número de serie.

Terminaron entre rejas

Para reafirmarse en sus convicciones, Ledbetter confirma que "lo revisamos dos veces y no se trataba de un boleto ganador. Lo único que lo convirtió en un boleto ganador fue que cortaron algunos números de un segundo boleto y los pegaron en éste. No sé cómo esperaban pasar este billete por bueno, no fue un buen trabajo". Así que a partir de ese momento los dos hombres eran detenidos por la policía.

Los boletos de tipo rasca y gana son muy populares en Estados Unidos (Foto: iStock)
Los boletos de tipo rasca y gana son muy populares en Estados Unidos (Foto: iStock)

Odis Latham y Russell Sparks han sido acusados ​​de conspiración para cometer un delito grave y falsificar un documento de más de 1.000 dólares. Además, Latham se enfrenta a otro delito adicional por proporcionar una identificación falsa. Los dos fueron trasladados a la cárcel del condado de Rankin y se presentarán ante el juez a lo largo de la semana, aunque mientras tanto han sido detenidos sin fianza.

La pena a la que se enfrentan no es una broma: en el estado de Mississippi, intentar sacar provecho de un boleto de lotería falsificado lleva aparejado una condena de entre uno y veinte años de cárcel, además de una multa de 50.000 dólares, unos 45.000 euros al cambio. Intentar convertirse en ganadores por cualquier medio les puede salir muy caro.

Las normas de juego en este estado dictan que los premios mayores de 100.000 dólares deben ser cobrados en la sede central de la lotería y que los boletos serán nulos si son "irregulares de cualquier manera". Por eso tienen multitud de sistemas de seguridad en cada boleto y es casi imposible falsificarlo. Quien lo intente, como Latham y Sparks, ya saben a lo que se enfrentan.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios