Cuídate

La mejor forma de sentarse para que no te duelan la rodilla y la cadera

Uno de los trucos que recomienda una cirujana ortopédica para no sufrir estas molestias tiene que ver con una postura que ha sido muy criticada últimamente

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El dolor de rodilla es un problema bastante frecuente que afecta a personas de todas las edades. Este puede ser resultado de una lesión, como una rotura de ligamentos o un desgarro de cartílago. Aunque también ocasionarse por algunas enfermedades como la artritis, la gota y las infecciones. Igualmente, los dolores de cadera pueden afectar a la población en cualquier momento de la vida. Una cirujana podría tener las claves para prevenir estas dolencias gracias a una postura bastante polémica.

La experta sugiere que las mujeres deberían sentarse con una postura muy criticada, el 'manspreading', en lugar de hacerlo con las piernas cruzadas, para prevenir el desarrollo de dolor en las rodillas y la cadera. Así lo explica la cirujana ortopédica Barbara Bergin, que atiende a miles de pacientes al año que luchan contra estos dolores, y el 90% son mujeres.

Bergin, que ejerce en Austin (Texas), cree que el factor determinante es que las mujeres han sido instruidas en que es 'femenino' sentarse con las rodillas juntas, lo que tuerce el fémur y ejerce presión sobre las articulaciones y los músculos de las piernas, recoge 'Daily Mail'. Mientras tanto, los hombres tienden a sentarse con las piernas extendidas y los pies firmemente apoyados en el suelo (el citado y criticado 'manspreading'), manteniendo su cuerpo alineado y estable. Y cuando están de pie se posicionan firmemente sobre ambos, en lugar de inclinarse hacia un lado.

De hecho, la cirujana señala que estas posturas masculinas para estar de pie y sentado son incluso mejores para las mujeres que para los hombres, porque sus pelvis más anchas rotan el fémur. "No te estoy sugiriendo que las mujeres se sienten como hombres constantemente", aclara Bergin.

La polémica postura del 'manspreading' puede ayudar a las mujeres a tener menos dolores, porque elimina la presión que sufren los tendones

"Aún creo que es mejor mantener las piernas cerradas cuando llevo falda y en presencia de hombres. Es apropiado y elegante. Pero el 90% de las veces, sentarse como un hombre está bien y es mejor para su salud", sentencia.

Fuerte presión

Si tus pies están en el suelo, o no, mantener las rodillas juntas ejerce una presión indebida sobre los dos tendones clave que son responsables del dolor crónico: la banda iliotibial (IT por sus siglas en inglés), una cinta de tejido engrosado que se extiende a lo largo de la parte externa de la pierna y el trocánter mayor que pasa alrededor las caderas.

El síndrome de la banda IT, una afección dolorosa de la rodilla, ocurre cuando el ligamento se tensa tanto que roza los huesos. Puede ser causada por una carrera (es una lesión común para los corredores de maratón), pero es posible que se desarrolle al estar tenso cuando estás sentado, con la rodilla doblada tirando del tendón. Cruzar o golpear las rodillas lo exacerba. El mejor antídoto es evitar sentarse. Pero si necesitas hacerlo que sea con los pies apoyados en el suelo, las piernas ligeramente separadas y las rodillas niveladas por debajo de las caderas, para permitir que la banda IT se estire.

Sentarse con las rodillas juntas ejerce una presión indebida sobre los dos tendones clave que son responsables del dolor crónico

El síndrome de dolor troncáterico mayor (o dolor lateral de cadera) hace que la dolencia caiga por los costados de las caderas y los muslos, incluso hasta las rodillas, y puede debilitar a la persona. Las causas principales son: sentarse durante largos períodos, apoyarse en una pierna en lugar de la otra y cruzar las rodillas. Es particularmente común entre las mujeres mayores de 40 años, que ya son propensas a la tensión de la cadera debido a sus pelvis más anchas, y que más comúnmente se sientan con las piernas cruzadas y se inclinan al estar de pie.

Interiorizar una nueva postura puede parecer difícil, advierte Cordelia Carter, cirujana ortopédica y directora del Centro de Salud Deportiva de la Mujer en Nueva York. Hay razones culturales por las que las mujeres se sientan con las piernas cruzadas, pero también es fisiológico.

Signo de castidad

Se ha enseñado a las mujeres a sentarse con las rodillas juntas desde el año 1300 como un signo de castidad, según explica al 'Washington Post' la experta en protocolo Myka Meier.

Pero no pasaba lo mismo cuando las faldas llegaban al suelo. Algunas guías de etiqueta de la época victoriana señalan que era impropio que las mujeres cruzaran las piernas porque podría hacer que se encorvasen. En estos escritos se destaca que es mejor tener los dos pies plantados en el suelo. De hecho, los retratos muestran que la reina Victoria favoreció las posturas que hoy diríamos que son de hombre.

Todo eso cambió a medida que avanzó el siglo XX, el largo de las faldas ascendió hasta la mitad de la pantorrilla y luego pasó la rodilla. Entonces, la acción de juntar las piernas se consideraba de dama, incluso esencial.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios