¿mito o realidad?

¿Es realmente malo comer antes de dormir si quieres adelgazar?

Llegas a casa muy tarde y pasas por la cocina antes de meterte en la cama. ¿Estás seguro de que es una buena idea abrir la puerta de la nevera?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es probable que, sumido en la rutina y con todas las obligaciones del día a día, en algún momento hayas llegado a casa sin tiempo ni siquiera para cenar. Entonces, para no irte a dormir con el estómago vacío, picas cualquier cosa de la nevera y te la llevas a la boca, como esas madrugadas en las que vuelves de fiesta y te comerías hasta un elefante si te lo encontraras en la cocina.

Sin embargo, desde hace mucho tiempo se tiene la idea de que comer a altas horas de la noche puede interrumpir la digestión, el sueño y además también podría conducir a un aumento de peso. Es probable que no te vayas a comer una pizza cuatro quesos antes de meterte en la cama, pero, ¿es realmente tan malo tomarse un simple tazón de cereales? En realidad los expertos no se ponen de acuerdo con la respuesta, pero sí hay una serie de puntos en los que coinciden, según informa la revista masculina 'Men's Health'.

El insomnio

Los detractores de comer inmediatamente antes de dormir aluden al hecho de que luego te costará mucho más coger el sueño. ¿Es verdad? Lo cierto es que ciertos alimentos o bebidas (como el alcohol o la cafeína) dificultan mucho el descanso, mientras que otros pueden desencadenar reflujo ácido en personas propensas a ello. Si aun así quieres comerte una lasaña o unos tacos puedes intentar mejorar el problema durmiendo en una posición un poco elevada, ayudándote de unas almohadas, pues así el ácido no subirá por el esófago.

Pero tampoco debes evitar comer si tienes hambre, pues eso también puede hacer que te mantengas despierto. En general, los expertos sugieren esperar dos horas después de una comida para dormir, igual que (según la leyenda urbana) para bañarte. Y si no puede ser, lo mejor es que elijas algún refrigerio ligero y rico en proteínas.

¿La digestión?

No es verdad que se interrumpa por comer tarde, pues se trata de un proceso más complejo y, además, automático, y no se "apaga" durante el sueño. "No te preocupes, puedes descansar tranquilo", indica el doctor David Poppers, "aunque te desmayes después de comerte el último bocado de una hamburguesa, harás la digestión de forma normal".

Un estudio con trabajadores nocturnos llegó a la conclusión de que estos, que comían antes de dormir, tenían más problemas cardiovasculares

Sin embargo, las contracciones musculares pueden disminuir cuando duermes, por lo que una comida pesada podría hacerte sentir un poco mareado.

¿Engordas?

Cada proceso biológico, incluyendo comer y dormir, está controlado por los ritmos circadianos del cuerpo. Están "alerta" durante el día y van más despacio cuando duermes por la noche, igual que el cortisol o el ritmo cardíaco, pues se está modulando tu gasto de energía. En otras palabras, quemas menos calorías cuando te encuentras entre los brazos de Morfeo. Sin embargo hay algo que aumenta: la quema de grasa.

"En un principio, por tanto, no tendría porque ser verdad", indica Poppers. "Sin embargo, más allá de ganar peso, algunas investigaciones vinculan las comidas nocturnas con la mala salud en general". Estos estudios se hicieron con personas que trabajan en turnos de noche y se descubrió que tenían más probabilidades de tener inflamación o enfermedades cardiovasculares. Poppers aconseja que tu última comida sea una mezcla ligera de carbohidratos y proteínas, así que no lo conviertas en una costumbre por si acaso y si no te queda otra que cenar tarde algún día, elige una opción 'light'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios