Así trasladaron un edificio entero (con los trabajadores dentro) a su nueva ubicación
  1. Alma, Corazón, Vida
11.000 toneladas

Así trasladaron un edificio entero (con los trabajadores dentro) a su nueva ubicación

En 1930 comenzó la obra de ingeniería que hizo que esta edificación, propiedad de una compañía telefónica, pasase de una acera a la otra

Foto: Foto: The Indian Album
Foto: The Indian Album

Cuando hablamos de hitos de la arquitectura seguramente cada uno tenga en mente una construcción. Quizás un edificio de nuestro país como la Sagrada Familia, alguno que te haya impresionado en unas vacaciones como las pirámides de Egipto o el famoso yacimiento de Petra (Jordania) escavado en la roca. Edificaciones, cuanto menos impresionantes, pero si queremos conocer un momento histórico de la ingeniería relacionada con la construcción viajaremos a Rumanía, donde una compañía telefónica cambió de acera su edificio de 11.000 toneladas con los trabajadores dentro.

En 1930 una ciudad del país balcánico se quitó de enmedio un edificio que le molestaba. Se trataba de la sede de la compañía telefónica Indiana Bell, una construcción de 1907 de ocho plantas con estructura de acero y ladrillo. Según recoge el archivo del College of Architecture & Planning, medía 35 metros de altura y pesaba alrededor de 11.000 toneladas.

Se trata de una construcción de 1907 de ocho plantas con estructura de acero y ladrillo. Medía alrededor de 35 metros de altura

En 1929, cuando la compañía se hizo con el edificio, su intención era tirarlo para crear uno más grande en el mismo espacio, ya que la telefónica estaba en constante crecimiento, recoge 'Gizmodo'. Pero, no pudieron demolerlo sin más y esperar a la construcción de uno nuevo porque en aquellas fechas el antiguo edificio proporcionaba un servicio esencial a la ciudad. La solución: se trasladaría a la parte posterior de la manzana para dejar espacio al nuevo edificio.

Cuatro semanas

Se trató de un proyecto titánico que quedó registrado a través de varias fotografías. La gigantesca obra del arquitecto Kurt Vonnegut comenzó un 14 de octubre de 1930 y se terminó cuatro semanas después.

Foto: Paul-F
Foto: Paul-F

Un mes exacto donde se fue moviendo centímetro a centímetro hasta llegar a los 16 metros hacia el sur, después se giró 90 grados y finalmente se movió nuevamente 30 metros hacia el oeste. La obra se realizó con tal precisión que el edificio continuó funcionando durante toda la duración del traslado. Vamos, que durante ese mes era normal ver cómo los empleados entraban y salían del edificio mientras se iba moviendo.

La empresa telefónica no dejó de funcionar durante el traslado: los cables y conducciones de suministros se alargaron y flexibilizaron

Para poder realizar este proyecto manteniendo el servicio de la compañía todos los cables y tuberías del servicio público que servían al edificio -incluidos miles de cables telefónicos, eléctricos, tuberías de gas, alcantarillas y tuberías de agua- tuvieron que alargarse y flexibilizarse. Además se creó una especie de acera de madera móvil que permitía a los empleados acceder al edificio.

Resulta evidente, como se muestra en las imágenes, que el edificio no se movió con la fuerza humana. Se realizó con gatos hidráulicos enormes activados por una máquina de vapor. Cada vez que se bombeaban a estas maquinarias para levantar peso, la casa se movía unos 20 centímetros.

El histórico edificio permaneció durante 33 años en su nueva ubicación, hasta que fue demolido para dejar hueco a una nueva expansión de la sede.

Historia Social Arquitectura Ingeniería
El redactor recomienda