ERA EMPLEADA DEL HOGAR

Esta mujer pidió a Dios un milagro: gana la lotería y sale de la ruina

La madre (y abuela) soltera era la única que llevaba un sueldo a su hogar, que comparte con su hija, su nieto y su hermano pequeño,

Foto: Una mujer reza sobre una Biblia. Foto: Pixabay.
Una mujer reza sobre una Biblia. Foto: Pixabay.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Es evidente que todos queremos que nos toque la lotería, pero cuando vemos que el ganador es una persona que tiene aprietos económicos y realmente lo necesita, aparte de sentir algo de envidia, nos alegramos por ella.

Este es el caso de una afortunada (y desconocida) apostante en Sudáfrica, que ha ganado 70 millones de rands sudafricanos (casi 4,5 millones de euros al cambio actual) en el sorteo de Poweball Plus de la lotería sudafricana gracias a un boleto de apenas 7,5 rands (algo menos de 50 céntimos de euro).

Nuestra protagonista ha declarado a Ithuba, la compañía que se encarga de la gestión de las loterías en el país africano, que se encontraba en una situación agobiante, económicamente hablando, ya que estaba acuciada por las deudas y estaba trabajando como empleada del hogar.

Rezó la noche anterior

La madre (y abuela) soltera era la única que llevaba un sueldo a su hogar, que comparte con su hija, su nieto y su hermano pequeño, y que se había encomendado a Dios para que su situación económica mejorara.

Esta madre soltera pagará los estudios de su hija para que sea la primera de la familia con un título

Así, una vez que compro el boleto, que rellenó manualmente eligiendo ella misma los números, lo metió dentro de una Biblia y se puso a orar pidiendo a Dios que le mandara una señal de que sus problemas se iban a acabar.

No contenta con eso, como no podía dormir, se levantó de nuevo a las 3 de la madrugada para repetir la operación. Volvió a rezar y a pedir a Dios que la bendijera a ella y a su familia con buena suerte.

Y a fe que lo hizo, aunque hubo momentos de duda. Al principio, pensó que solo había acertado cuatro de los cinco números premiados. Alegre, también, enseñó el billete a su empleador, que le hizo ver que su victoria era completa: había acertado todos y se había llevado el bote.

Lo deja

Preguntada por su futuro, esta empleada doméstica ha confesado que dejará su trabajo (de hecho, ya ha renunciado) tras haberlo desempeñado durante 30 años y se dedicará a vivir un poco la vida y disfrutar de la familia.

La única que llevaba un sueldo a su hogar, que comparte con su hija, su nieto y su hermano

Además, ya tiene pensado que quiere adquirir una nueva casa, de cinco dormitorios y con jardín, para ella y su familia y que pretende llevárselos de vacaciones a Ciudad del Cabo (Sudáfrica). La compra de un smartphone también está en su lista.

Igualmente, tiene la intención de pagar los estudios de su hija, para que se convierta en la primera persona de la familia en tener un título universitario, algo que ella, por circunstancias, no ha podido conseguir.

Lo que sí va a seguir haciendo es jugar a la lotería, ha confesado a Ithuba, a pesar de ya haber ganado un premio gordo. Además, guardará el recibo de su billete ganador en la Biblia para recordarle que siempre tendrá que estar agradecida a Dios.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios