FRAUDES, ESTAFAS, DEUDAS O MALAS INVERSIONES

Ganaron mucho dinero, fueron ricos y acabaron en bancarrota: 4 casos

Aquellos que cosechan la mayor de las fortunas también son los que más riesgo tienen de perder todo lo que poseen. Aquí van algunos ejemplos muy polémicos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Fraudes masivos, desaceleraciones económicas o malas inversiones. Estas son algunas de las razones que hicieron que muchos de los multimillonarios más poderosos del globo se arruinasen. En el mundo del dinero, un día lo tienes todo y al siguiente ya no te queda nada o vas a la cárcel. Varios de ellos consiguieron salir adelante y reflotar sus imperios, pero otros ya no pudieron volver atrás y lo perdieron todo.

Estados Unidos sigue siendo la potencia en la que más multimillonarios hay de todo el mundo. El 'Bloomberg Billionaires Index' sitúa en sus diez primeros puestos a ocho personas de esta nacionalidad: Jeff Bezos (Amazon), Bill Gates (Microsoft), Warren Buffett (inversor), Mark Zuckerberg (Facebook), Larry Ellison (Oracle), los hermanos Koch (Koch Industries) o Larry Page (Google).

Entre el resto de los diez primeros aparecen un francés (Bernard Arnault, LVMH) y un español (Amancio Ortega, Inditex). Pero esta historia no va sobre ellos, sino de los que llevaron su fortuna a la ruina. 'Business Insider' ha recopilado varios ejemplos de estos magnates que vieron cómo todo lo que habían conseguido se esfumaba delante de sus narices, y que a día de hoy, darían lo que fuera por volver a aparecer en los ránkings de los más ricos.

La mujer gato

Su nombre completo es Jocelyn Wildenstein, aunque es más conocida por su extravagante rostro por el que recibe el apodo desde hace años de "la mujer gato". Con 30 intervenciones estéticas, la mujer de 77 años que antes gastaba millones de dólares al mes desde mayo del año pasado se debe de contentar con tan solo 900 para vivir. ¿La razón? Según ella misma, un acuerdo de divorcio con el coleccionista de arte Alec Wildenstein. A pesar de haber gastado la friolera de 2,5 millones de dólares que recibió en la separación, Wildenstein declaró en 'The New York Post' que le prometieron mucho más.

La justicia estadounidense llevaba siguiendo a Bernie Madoff desde hacía décadas y, de la noche a la mañana, se esfumó

La pareja se conoció en África, pero a mediados de los 90 a ella se le fue de las manos la cirugía estética y a él le salieron amantes de debajo de las piedras. Precisamente se operó porque según ella afirmaba, a su marido le encantaban los gatitos. "Ahora estoy buscando un abogado de primer nivel"; declaró recientemente al diario neoyorkino. Esperemos que tenga suerte.

El hombre más rico de Irlanda

Sean Quinn lo tenía todo para ser feliz. Pero sobre todo, ingentes cantidades de dinero. Una fortuna amasada a través de sus inversiones en la industria hotelera y de materiales como el vidrio o el plástico. También tenía una participación del 25% en el Anglo Irish Bank, que más tarde tuvo que ser rescatado con dinero público a raíz de la crisis financiera de 2008. El banco fue adquirido por el gobierno, lo que dio inicio a una serie de problemas legales para la familia Quinn.

Después de haber sido considerado como el hombre más rico de Irlanda, Quinn perdió hasta 2.800 millones de dólares. Poco después, fue acusado de desacato al tribunal por tratar de ocultar sus activos y así evitar pagar sus deudas. 'The Financial Times' informó que en noviembre de 2011 su patrimonio apenas llegaba a los 50.000 dólares y se había declarado en bancarrota.

Una condena de 150 años

Foto: Wikipedia.
Foto: Wikipedia.

Seguramente todo el mundo en Estados Unidos conoce a este señor. Su nombre es Bernie Madoff y fue, a ojos de la ley y los ciudadanos, unos de los grandes responsables de la crisis financiera de 2008. En concreto, es en este mismo año cuando decidió echar tierra de por medio y desaparecer. La justicia estadounidense llevaba siguiéndolo desde hacía décadas y, de la noche a la mañana, se esfumó. Antes del escándalo, él y su esposa poseían un patrimonio neto de 823 millones de dólares.

Madoff fundó su compañía Bernard L. Madoff, un poderoso fondo de inversiones de Wall Street, y también había sido presidente del Nasdaq. Su gigantesco esquema Ponzi estalló cuando sus clientes inversores le pidieron un total de 7.000 millones de dólares. En ese momento, a Madoff solo le quedaban entre 200 y 300 millones, por lo que les volvió a engañar, declarando 65 millones. Tiempo más tarde, fue juzgado por el Departamento de Justicia por 11 cargos de fraude, lavado de dinero, perjurio y robo. Ahora, se enfrenta a una pena de 150 años de prisión.

El fraude Theranos

Foto: Wikipedia.
Foto: Wikipedia.

Elisabeth Holmes era una mente despierta más en el opulento e innovador microcosmos de Siicon Valley. Fundó una startup de análisis de sangre, Theranos, y a principios de la década de los 2000 consiguió captar el interés de los inversores. La compañía prometió revolucionar la forma en la que los pacientes son evaluados y tratados de varias enfermedades. Ya a finales de 2004, la firma recaudó aproximadamente 6 millones de dólares de inversores privados, algunos de los cuales guardaban estrecha relación con Holmes.

Las cosas se torcieron. La empresa cada vez crecía más, al igual que las especulaciones sobre sus prácticas y regulaciones. La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) sometió a varias pruebas a la validez de los servicios que ofrecía y, aunque en un principio fueron aprobados, los medios de comunicación comenzaron ai investigar y se pusieron en contra. En 2016, los Centros de Servicios de Cuidado y Asistencia Médica (CMS) establecieron que los análisis de sangre de Theranos podían representarr un serio riesgo para la seguridad de los pacientes. Fue el comienzo del fin. Después de varias demandas y acusaciones judiciales, se descubrió que Holmes había urdido un "fraude masivo" y la compañía cerró en 2018, llevándola casi a la bancarrota. El año que viene volverá a juicio.

¿Donald Trump?

Uno de los casos más curiosos de esta lista, y probablemente el empresario más carismático cuya vida, obra y milagros le han llevado a ser el 45º presidente de Estados Unidos. Ni siquiera Trump se ha salvado de la bancarrota en su trayectoria a la cima. Aunque nunca ha estado arruinado, sí que han sufrido la quiebra muchas de sus compañías. Un ejemplo es el casino Taj Mahal en Atlantic City, el cual cerró en 1991 después de que "se incumplieran los pagos de intereses a los titulares de bonos después de que cayeran en picado sus finanzas", según informó Robert O'Harrow en 'The Washington Post'. Lo mismo sucedió con el Plaza Hotel de Nueva York.

A pesar de todo, Trump no parece estar demasiado preocupado por su historial de bancarrotas. En un debate presidencial de 2016, sus compañeros de partido pusieron en duda su confianza a la hora de estar al frente del país. "He usado las leyes de este país, al igual que las mejores personas del mundo de los negocios las usan a diario, todo para mejorar la vida de mis empresas, de mis empleados, de mi familia y la mía", respondió. No sabemos qué pasará el año que viene y si será reelegido, pero lo que está claro es que su rostro, sus acciones y sus palabras no saldrán del inconsciente colectivo mundial una vez abandone el cargo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios