TODA AYUDA ES POCA

El truco para que tus hijos mejoren en matemáticas, inglés y ciencias

¿Tu hijo ha suspendido varias asignaturas y debe pasarse el verano estudiando? Te contamos algunos trucos para que sus habilidades cognitivas sean mejores

Foto: Foto: Istock.
Foto: Istock.

Ha llegado el verano y aunque tu hijo se ha puesto las pilas todo el curso le han quedado varias asignaturas. Le has tenido todo el año apuntado a clases de refuerzo y no ha habido manera de que aprobara todas. ¿Qué está pasando? ¿Hay alguna manera en que le puedas ayudar? Sí. Según un estudio realizado por la Universidad de Columbia Británica debería aprender a tocar un instrumento.

No sabías qué extraescolares debías escoger para que tu hijo hiciera algo después del colegio, pues quizá no tengas que darle más vueltas. La investigación sugiere que dedicar tiempo a la música aumenta las calificaciones de los exámenes de aritmética, biología y física y química. En general, los que practicaron con el piano, la guitarra o cualquier otro fueron alrededor de un año adelantados de los que no practicaron con ninguno.

Si creías que podía considerarse como una distracción de las horas de estudio, estabas equivocado. Los expertos aseguran que el tiempo dedicado a aprender a tocar cualquier instrumento o a leer partituras aumenta la concentración y otra serie de habilidades cognitivas.

Do, Re, Mi, Fa, Sol

Además, los investigadores explican que la música ayuda al aprendizaje porque ofrece "habilidades transferibles". Peter Gouzouasis dirigió el estudio con más de 100.000 estudiantes canadienses y asegura que "se cree que los niños que van a clases después del colegio para conocer el lenguaje musical desarrollar sus habilidades en campos como las matemáticas, ciencias e inglés".

Debes aumentar su autoestima y no enfocar el suspenso como un fracaso. Refuerza sus logros y fomenta la confianza en sí mismo

Los investigadores analizaron los registros escolares de todos los estudiantes incluyendo aquellos que comenzaron el primer curso entre 2000 y 2003 o cualquiera que hubiera completado los últimos tres años de la escuela secundaria. Tomaron en cuenta también información adicional que incluía el género, el origen étnico y su estatus socioecónomico. Con todos esos datos, aproximadamente el 13% había participado en al menos un curso relacionado con la música.

"Aprender a tocar un intrumento y hacerlo en una orquesta o con más compañeros requiere mucha exigencia", asegura el experto. "Se necesita leer las notas, desarrollar la coordinación ojo-mano-mente, las habilidades de escucha, el trabajo en equipo y la disciplina. Todas estas desempeñan un papel en la mejora de las capacidades cognitivas de los niños y su autoeficacia", añade.

Consejos para este verano

Si crees que le ha pillado el toro y se va a pasar los próximos tres meses hincando codos para aprobar en septiembre te damos algunos consejos para que este verano se ponga las pilas y lo saque todo adelante. Lo primero que debes saber es que nada vale que se pase diez horas metido en su habitación estudiando, debe compaginar el tiempo con el ocio. ¿Conoces sus hobbies o aficiones? Cada niño tiene su propia personalidad: habla con ellos y ajústate a sus gustos cuando les propongas una actividad.

Aprender a tocar un intrumento y hacerlo en una orquesta o con más compañeros requiere ser muy exigente, lo que conduce a mejoras cognitivas

Empieza creando un horario. Si ya desde los meses estivales creas este hábito, cuando comience el nuevo curso todo será más fácil. Si no existe una rutina, el niño se acaba distrayendo más rápidamente. Es recomendable que cada uno se lo establezca acorde a sus objetivos, pero debe ser flexible y tener límites que no pueden saltarse nunca.

No hace falte que le machaques. Debes aumentar su autoestima y no enfocar el suspenso como un fracaso. Refuerza sus logros y fomenta la confianza en sí mismo. El calor puede ser un enemigo muy grande, así que ten cuidado. Es imposible concentrarse a determinadas horas así que adecua el horario o busca una habitación fresca y ventilada. Como recompensa al esfuerzo realizado, aunque tienes que educarle en la idea de que estudiar es su deber, organiza alguna actividad familiar en la que paséis tiempo juntos y en la que se estimulen los lazos entre padre e hijo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios