¿ERRORES HUMANOS?

Por qué se pierden más de 25 millones de maletas al año en los aeropuertos

Las compañías de aviación cada vez están implantando mejores fórmulas de alta tecnología para así reducir el gran número de extravío de bultos a día de hoy

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cerca de 25 millones de personas pierden sus maletas al año en todo el mundo. Así lo refleja Sita, una empresa de telecomunicaciones que provee de servicios informáticos a compañías de la industria aeronáutica, en un reciente estudio. A decir verdad, si alguna vez has tenido la mala fortuna de que te haya ocurrido conocerás de sobra el desconsuelo que produce. Principalmente porque todas tus ilusiones por el viaje se esfuman, y a no ser que hables con la compañía y la encuentren, te acabas de quedar varado en otro país sin tus objetos personales.

Estás esperando junto al resto de pasajeros a que tu equipaje aparezca pero de repente te ves solo en la terminal y ya no sale ninguna maleta más. Pero, ¿cuáles son las causas de este extravío? ¿Cómo puede suceder este hecho en una industria que dispone de la más alta tecnología en sus aviones y en los sistemas de control de tráfico aéreo y no es capaz de garantizar el cuidado de tus pertenencias personales?

Casi la mitad de los equipajes que se extravían lo hacen debido a problemas con las conexiones de los vuelos. Sobre todo, en aquellos que se retrasan

La industria conoce bien esta realidad a base de las reclamaciones de sus clientes. A medida que pasan los años, sus servicios se han ido perfeccionando para conseguir que en un futuro ya no haya que lamentar pérdidas. El informe de Sita refleja que el número total de maletas extraviadas ha bajado de los 46,9 millones en 2007 a casi la mitad en once años: cerca de 24,8 millones en 2018. Sin duda, se trata de un dato reconfortante, ya que el número total de pasajeros aéreos casi se duplicó en todo ese período, por lo que es evidente que se han implantado mejoras. Aún así, ¿por qué todavía siguen ocurriendo esta clase de problemas?

En parte, gracias a los avances tecnológicos. Por ejemplo, la aerolínea estadounidense Delta, la cual acaba de incluir una pequeña etiqueta de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) en el código de barras que se coloca en el asa de la maleta. De esta forma, cada bulto puede ser escaneado automáticamente por las máquinas a medida que se abre paso a través del sistema del aeropuerto, tal y como informa la 'BBC'. "De los 150 millones de maletas con las que tratamos cada año, cada una recibe una etiqueta", afirma Gareth Joyce, un ejecutivo de la aerolínea.

Ahora, las maletas deberán identificarse en puntos clave, desde cuando se cargan en el avión hasta cuando llegan al sistema de transferencia

Según el informe de Sita, casi la mitad de los equipajes que se extravían lo hacen debido a problemas con las transferencias de los vuelos. Sobre todo, en aquellos que se retrasan, ya que no llegan al vuelo de conexión a tiempo. La segunda razón que aduce el estudio es el mero error humano, ya sea porque los pasajeros toman una que no es suya o porque los operarios simplemente recogieron una incorrecta. Otro factor podría ser la complejidad del sistema de gestión: en algunos aeropuertos, las compañías son quienes contratan a sus propios empleados para encargarse de las maletas, pero también hay independientes a las mismas que son contratados por mútiples empresas.

Desde la década de los 50, el sistema estándar de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) se basa en el escáner de los equipajes por código de barras. Pero también existen aeropuertos pequeños donde las maletas no se escanean de forma rutinaria. El año pasado, la asociación introdujo un nuevo reglamento conocido como Resolución 753 para conseguir que tanto aerolíneas como las zonas de embarque cuiden mucho mejor los efectos personales de los pasajeros.

"A partir de ahora, las maletas deberán identificarse en varios puntos clave a lo largo del viaje, desde cuando se cargan en el avión hasta cuando ingresan en el sistema de transferencia de los aeropuertos", afirma Andrew Price, de IATA, al medio británico. Las etiquetas RFID podrían no solo liberar de la preocupación a los clientes, sino también ahorrar mucho dinero a la compañía, ya que reducirían costes de equipos y sistemas de monitorización a la par que un ahorro de tiempo y dinero a la hora de localizar los bultos extraviados.

La Unión Europea tiene los peores ratios a la hora de administrar correctamente el equipaje, según Sita. El continente registra 7,29 maletas mal gestionadas por cada 1.000 pasajeros al año, en comparación con las 2,85 de América del Norte o el 1,77 de Asia. Tan solo un 5% de los bultos extraviados son robados o mal dirigidos, según el informe, por lo que todo se debe a un fallo humano o bien de administración. Si aparece finalmente y nadie reclama su posesión se almacenan en una zona del aeropuerto habilitada a tal efecto. Al cabo de unos meses, si nadie lo reclama, son destruidos o enviados a las casas de subastas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios