cuidado con tus hábitos

Beberte una botella de vino es tan malo como fumar 10 cigarros a la semana para el cáncer

Un estudio ha concluido que los niveles moderados de consumo de alcohol se asocian con el incremento de riesgo de cáncer en las mujeres

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Estamos acostumbrados a escuchar hablar sobre los beneficios del vino. Que si reduce el colesterol y es bueno para prevenir problemas cardíacos, incluso que combate el cansancio, aumenta nuestras endorfinas o trata las infecciones de encías. Para mucha gente es su preferido y toman una copa entre las comidas, que siempre llena menos que la cerveza. Pero... siempre hay un pero.

En esta ocasión lo recoge 'BMC Public Health', aludiendo al desconocimiento que tenemos de los cánceres propiciados por el alcohol. "Se oye mucho hablar sobre lo malo que es el tabaco, pero se debería establecer una comparativa real con las bebidas alcoholicas, con la que, sin duda, aprenderíamos muchas cosas". Tras hacer un estudio, se llegó a una conclusión: una botella de vino por semana se asocia con un mayor riesgo de cáncer en las mujeres, principalmente de mama.

Durante años la industria tabacalera no quiso sacar a la luz la información que vinculaba tabaco y cáncer. La del alcohol está haciendo algo parecido

Esto no quiere decir que no se tome en serio el perjudicial papel que tiene el tabaco en nuestra sociedad. El consumo de tabaco provoca 7 millones de muertes anuales. El hábito es responsable del 22% de las muertes por cáncer en todo el mundo. Aunque a día de hoy más del 70% de la población conoce los efectos perjudiciales del tabaco, en comparación con el 40% que estaba al tanto en la década de los 60, aún hay un largo camino por recorrer. "Durante muchos años, la industria tabacalera intentó suprimir la información que vinculaba el consumo de tabaco y el cáncer", explica la publicación especializada en salud. "Hay evidencias de que la industria del alcohol está llevando a cabo una estrategia parecida".

Aunque cada año ocurren, aproximadamente, unas 3,3 millones de muertes debido al uso nocivo del alcohol (además de que este fue la causa principal de fallecimiento entre personas de 15 a 49 años en 2016) lo cierto es que se tiene una imagen mucho más positiva de esta droga. El público general lo considera comparativamente menos dañino, a pesar de estar relacionado directamente con el carcinoma de faringe, laringe, esófago, colorrecto, hígado y mama. Tanto es así que en una encuesta reciente con 2.100 adultos solo el 13% de ellos consideró la enfermedad una consecuencia del consumo excesivo de esta sustancia.

Comparativa de riesgos por hombres y mujeres.
Comparativa de riesgos por hombres y mujeres.

La gráfica muestra la comparativa entre hombres y mujeres, también entre personas que consumen alcohol de manera ocasional y fuman diez cigarrillos a la semana y las que no fuman pero beben una botella durante el mismo tiempo. Las probabilidades de enfermar de distintos tipos de cáncer varían mucho entre ellos y ellas, aunque quizá se vea más claro en la siguiente tabla.

Como se observa, la diferencia es abrumadora. Mientras que ellos aumentan el riesgo de cáncer, con mucho, fumando 30 cigarros a la semana (y podría establecerse un nivel semejante entre beber tres botellas de vino y fumar diez pitillos), para ellas es completamente diferente, llegando a existir muy poca diferencia entre consumir 30 cigarros y beber tres botellas o fumar 10 y beber tan solo una. El riesgo de cáncer se incrementa con el aumento del consumo de alcohol y la brecha de género se amplía como resultado de la asociación entre la bebida y el cáncer de mama.

Los niveles moderados de consumo de alcohol se asocian con el incremento de riesgo de cáncer en las mujeres, especialmente de mama

Aun así, el estudio recalca: "Debemos tener absolutamente claro que este estudio no está diciendo que beber alcohol con moderación sea de alguna manera equivalente a fumar. Fumar mata a dos tercios de sus usuarios y el cáncer es solo una de las muchas consecuencias graves para la salud. Este estudio aborda exclusivamente el riesgo de cáncer de forma aislada. Además, el consumo promedio es mucho mayor que el que hemos establecido en la comparativa".

Añade: "Es probable que el aumento del consumo de alcohol en la última década sea un factor crucial en el incremento y la incidencia de cáncer de mama en Inglaterra hasta en un 30%. Es ahora la enfermedad más común en Reino Unido, por lo que concienciar al gran público acerca de los riesgos que conlleva la bebida debe ser una máxima". El estudio también asegura que recientemente se han identificado otras enfermedades que podrían estar relacionadas con el consumo de alcohol, entre ellas el melanoma, el cáncer de la vesícula biliar, de páncreas, pulmón y próstata.

La conclusión, por tanto, es que se ha demostrado que los niveles moderados de consumo de alcohol se asocian con un aumento significativo de riesgo de cáncer en las mujeres, especialmente de mama. Estos hallazgos destacan los niveles moderados de consumo de alcohol como un importante problema de salud pública para las mujeres y la necesidad de promover pautas para concienciar a la población sobre sus peligros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios