ES UNA RESPUESTA NATURAL DE NUESTRO ORGANISMO

Mezclar vino y cerveza (da igual el orden) garantiza una resaca, según un estudio

La edad, el peso o los hábitos de beber alcohol no influyen en el grado de resaca de las personas, pero sí el sexo: las mujeres sufren más que los hombres

Foto: El estudio determinó que las mujeres sufren más resaca que los hombres (EFE/Andrés Mourenza)
El estudio determinó que las mujeres sufren más resaca que los hombres (EFE/Andrés Mourenza)

Son muchos los que piensan que el orden en el que consumimos las bebidas alcohólicas puede ser decisivo a la hora de sufrir las consecuencias posteriores en forma de resaca. Incluso en el mundo anglosajón hay un refrán muy extendido según el cual si se bebe cerveza antes que vino, no tendremos problemas, pero si lo hacemos al revés, el dolor de cabeza está asegurado.

Ahora, un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition ha venido a dar respuesta a todas estas teorías y lo hace con un mensaje definitivo: sea cual sea el orden en el que ingerimos alcohol, el cuerpo lo sufrirá de la misma manera. Para confirmarlo utilizaron a 90 voluntarios de entre 19 y 40 años a los que suministraron bebidas alcohólicas y analizaron su comportamiento, su grado de alcoholismo e, incluso, sus vómitos.

Los voluntarios fueron divididos en tres grupos: el primero bebió 1,2 litros de cerveza y cuatro copas de vino blanco; el segundo, lo mismo pero en el orden inverso, primero el vino y después la cerveza; y el tercero, que era un grupo de control, sólo ingirió una de las dos bebidas: o vino o cerveza. Una semana después, todos cambiaron: los que habían tomado las dos bebidas cambiaron el orden, mientras los que sólo habían tomado cerveza lo sustituyeron por vino, y viceversa.

Una resaca garantizada

Los voluntarios completaron un test sobre sus reacciones y estuvieron bajo supervisión médica cada día que participaron en el estudio. La conclusión a la que llegaron los investigadores es que el orden en el que se ingieren las bebidas alcólicas no tiene que ver con los efectos que provoca en el cuerpo, ni tampoco en el grado de resaca que se tenga al día siguiente.

Además, factores como la edad, el peso o los hábitos de beber alcohol no tenían importancia a la hora de determinar el grado de resaca de las personas. Sí hubo una diferencia en cuanto a la respuesta por sexo: las mujeres tenían síntomas de sufrir una resaca ligeramente superiores a los de los hombres.

El orden en el que se ingieren las bebidas alcohólicas no afecta a la posterior resaca
El orden en el que se ingieren las bebidas alcohólicas no afecta a la posterior resaca

En palabras que recoge la BBC, el investigador principal, Jöran Köchling, asegura que "la única forma de predecir la resaca que se padecerá al día siguiente es por lo borracho que se siente una persona y por si está enfermo. Todos debemos prestar atención a esas líneas rojas cuando bebemos".

El cuerpo avisa

La ciencia aún no ha sido capaz de entender a la perfección el mecanismo del cuerpo para padecer una resaca. Actualmente, se cree que la deshidratación es la base de ese problema, unido a una respuesta del sistema inmunológico y al trastorno del metabolismo. Sin embargo, también hay otros factores que pueden empeorar las sensaciones el día después de consumir alcohol.

Esos factores a los que se refieren los investigadores son los colorantes y los aromas, y eso podría explicar por qué unas bebidas pueden provocar más resaca que otras teniendo la misma concentración de alcohol.

Lo que sí han encontrado los expertos es la razón por la que se producen las resacas. Según el doctor Bob Patton, profesor de psicología clínica de la Universidad de Surrey, cada persona tiene un sistema natural de alerta que nos pide que cambiemos lo que estamos haciendo y que, “si no se controla, puede provocar graves problemas físicos y psicológicos”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios