mucho cuidado

Ligaba por Tinder y estafaba a las mujeres: acudía a las citas en su jet privado

Simon Hayut se hacía pasar por hijo de un magnate ruso. Pero una de sus víctimas acabó por contar todo a los medios y ahora es el más buscado en varios países

Foto: Captura de pantalla de uno de los vídeos de Cecilie Fjellhoy.
Captura de pantalla de uno de los vídeos de Cecilie Fjellhoy.

Si ves este rostro en tu pantalla, más te vale darle a 'unmatch'. Su nombre es Shimon Hayut, tiene 28 años y ha conseguido lo que muchos sueñan: la vida hedonista de un millonario. ¿Pero a qué precio? Su modo de proceder era seducir a chicas por la plataforma de citas para ofrecerles lujo y compañía. Jets privados, hoteles de cinco estrellas y restaurantes caros. Después de conocerlas, ellas eran estafadas y obligadas a pagar los costes de esta vida de ensueño.

Lo que podríamos calificar como un auténtico "pirata del amor", el cual ha vivido a todo trapo gracias a sus múltiples amantes contactadas a través de la famosa red social a las que robaba y acosaba hasta cumplir con su objetivo. No es un tipo con suerte cualquiera que un día descubre la fórmula del éxito y se forra. Supuestamente es el hijo descarriado del magnate ruso Lev Leviev, uno de los nombres indiscutibles de la revista 'Forbes', y sospechoso amigo de Donald Trump al entablar negocios con Jared Kushner, asesor y yerno del presidente, tal y como informa 'El Comercio'. Hayut decidió cambiarse el apellido y jugar a ser el hijo del magnate ruso, y así escapar de un pasado por el que le persiguen en los seis continentes.

Apareció y vi que era encantador. Me dijo que era el CEO de una empresa de diamantes

Hayut asegura que abandonó sus creencias religiosas y que su familia lo "unta de dinero" para que se mantenga alejado de ellos, según informa el periodista israelí Uri Blau para la revista 'Forward', quien extrajo información a partir de un contratista de Tel Aviv cuando el Don Juan yacía "rodeado de mujeres y pidiendo bebidas para todos" en un club.

Una mujer llamada Cecilie

Hace tan solo unas pocas semanas y tras más de seis meses de investigación intensiva, el diario noruego 'VG' localizó a Hayut en Múnich, Alemania. Todo gracias a una de sus víctimas, una joven noruega a la que estafó pidiéndole prestados miles de dólares que nunca le fueron devueltos. La mujer, llamada Cecilie Schrøder Fjellhøy, aceptó que su identidad fuera revelada, así como todos los vídeos que grabó en presencia del magnate y que documentan a la perfección la vida de exceso y lujo que llevaban. El resultado es un gran reportaje multimedia publicado en el medio de comunicación noruego que aporta las pruebas clave que rodean al caso.

Me pareció muy raro que tuviera que mandarle dinero. ¿Se podía pagar aviones a Oslo y no devolverme los préstamos al momento?

Los reporteros noruegos descubrieron que Leviev se llamaba en realidad Simon Hayut, un israelí que cumplió una pena de prisión en Finlandia para después ser extraditado y procesado en Israel. Antes de ser sentenciado, logró escapar y hacerse pasar por un millonario, rodeado de guardaespaldas, secretaria y asistente personal.

Fjellhøy creyó durante meses que estaba enamorada de él. Pasaban todos los días juntos y hacían planes como cualquier otra pareja normal. En una entrevista concedida a un medio local, admite que le conoció por Tinder. "Era sábado por la noche y ví el perfil de este chico", afirma. "Sus fotos me impresionaron. Era muy guapo, así que decidí contactar con él. La conversación fue muy breve". Se encontraron en el recibidor de un hotel. "Él llegó y vi que era encantador, un verdadero 'gentleman' por cómo actuaba y se comportaba. Dijo que era el CEO de una empresa de diamantes. 'Mi padre es el Rey de Diamantes, así que yo soy el príncipe'" (en relación a la empresa joyera del magnate ruso Lev Leviev).

"Era la pareja ideal", asegura Cecilie. "Pensé que seguramente otras mujeres estarían interesadas en él. Pero después de varios días me di cuenta de que estaba solo. Y eso me hacía estar más tranquila". Hayut le dijo que era la mujer de su vida y que pasarían la vida juntos tras pasar por el altar. Por su cumpleaños, al que no pudo asistir, le regaló un ramo de 100 rosas rojas con una caja de bombones. "Casi siempre me había gustado la otra persona, pero yo no a ella. Pero esta vez era diferente, sentía que era mutuo", reconoce ella.

Pero evidentemente, las cosas cambiaron, y Hayut comenzó a mostrar su verdadera cara: "Me gustaría pedirte un favor", comenzó. "¿Podrías enlazar tu tarjeta de crédito a mi cuenta bancaria?". Ahí comenzaron las transferencias y los préstamos de dinero de Cecilie a Hayut. "Me pareció muy raro", razonó ella. "¿Se podía pagar aviones a Oslo y no devolverme los préstamos de inmediato?"

Me lavó el cerebro. No sé qué pasó para que todo se me fuera de las manos

Doce semanas después de su primera cita, Cecilie está de fiesta con amigos en Londres cuando de repente recibe un mensaje muy desagradable. Se trata de una extraña y misteriosa foto en la que se ve la nuca de una persona calva con una brecha y llena de sangre, acompañada de cinco letras: "Blood" ("Sangre"). "Primero recibí una foto del cráneo de su guardaespaldas sangrando", narra. "Al parecer, habían sido atacados en el exterior de una discoteca. Después me pasó un vídeo de ellos dos en una ambulancia. Me asusté mucho, por él y por mi. ¿Debería ir a su lado en estos momentos tan difíciles?"

A partir de ese momento, las demandas de dinero aumentaron. "Vives en una burbuja cuando te ordenan cualquier cosa y lo cumples", reconoce Cecilie. "Y si más dinero significaba otra semana para que las cosas fueran bien con él, yo lo daba". Hasta el punto de que sus ahorros se vieron afectados y tuvo que pedir un préstamo para seguir mandándole dinero. Él le prometió que se lo devolvería en cuanto pudiera. "Nuestra relación fue el 99% dinero y negocios. Y eso me pone triste", le espetó ella. "Necesito que me lo transfieras para seguir sufragando gastos", le confesó.

Entonces, él le envió un documento que certificaba que realizó el ingreso con sus deudas. Era falso. Cuando se da cuenta que la ha estado estafando, ella corta todo contacto con Simon. "Lo peor es que me rompió el corazón", admite. "Cuando descubrí que mi novio no era mi novio. Todo lo que pensaba de él era mentira". En total, le había robado 2,1 millones de coronas noruegas. "A veces lo pienso y me pregunto cómo fue posible que se me fuera todo de las manos. Es como si te hubieran lavado el cerebro. Cecilie pidió prestado dinero a diez bancos para ayudar a Hayut. Al final, pidió ayuda a su madre para que le ayudara a denunciarle y a lidiar con los bancos. Gracias a ella, se destapó que había engañado a otras tres chicas finlandesas más. Ahora, es el más buscado en países como Inglaterra, Noruega, Finlandia y Suecia, según informó 'VG'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios