el camino al éxito es empinado

Señales que indican que algún día llegarás a ser millonario (como no probar el tabaco)

Quizá la Divina Providencia te ha tocado con su dedo y eres uno de los elegidos para ser el nuevo Mark Zuckerberg ¿Cumples alguno de estos puntos?

Foto: ¿Te gustaría ser yo?. (iStock)
"¿Te gustaría ser yo?". (iStock)

'Si yo fuera rico / viviría siempre muy feliz sin tener que trabajar' cantaba Peret y nosotros, confesémoslo, tarareamos al unísono. Porque el sueño de mucha gente es convertirse en el nuevo Mark Zuckerberg, tener un yate, conducir un ferrari, viajar a lomos de un elefante... esas cosas excéntricas que hacen los ricos. Por eso hay tantas colas a las puertas de doña Manolita en Madrid cuando se acerca el Gordo de Navidad.

Pero ¿y si realmente tú has sido tocado con la gracia y el don del que está destinado a ser millonario? Como el oráculo de Delfos hace mucho tiempo que dejó de existir y, de todas formas, tampoco fue nunca muy preciso, solo nos queda 'Entrepeneur', que ha elaborado una lista con algunas señales para saber si realmente estás destinado a nadar en la abundancia. Hay 42 millonarios en todo el mundo en 2018, frente a los 36 millones del año anterior, según el Informe Global de Riqueza de Credit Suisse. Quizá seas el siguiente.

¿Tienes ambición?

Sacabas un 9 en clase y no te parecía suficiente, ibas al examen de recuperación a ver si conseguías la Matrícula de Honor. Pues muchos millonarios coinciden contigo en este rasgo de su personalidad: nunca están satisfechos y si ganan un millón de euros preferirían ganar diez millones, ¿y quién no?

Además, gracias a tus excelentes notas, empezaste a ganar dinero a edad temprana. Uno de los rasgos más comunes que comparten las personas acaudaladas es esta. El empresario estadounidense Mark Cuban, vendía bolsas de basura de puerta en puerta a los 12 años. El gran inversor Warren Buffett vendía paquetes de chicle a sus vecinos cuando tenía solo seis y Richard Branson (magnate de negocios inglés) criaba y vendía periquitos como mascotas a la edad de 11 años.

Eres atractivo y popular

Puede que no suene justo, pero es verdad. De acuerdo con una investigación realizada por Daniel Hamermesh , profesor de economía en la Universidad de Texas en Austin, "las personas atractivas probablemente ganen un de 3 o 4% más que una persona con un aspecto inferior al promedio". Aunque es una conjetura, se cree que puede ser porque el aspecto físico dice mucho a la hora de contratar a un posible candidato. Si además eres Miss o Mr. Popularidad en el instituto, ve descorchando el champán. Si tuviste un gran grupo de amigos durante esos años es más probable que ganes dinero en la edad adulta, según un estudio orquestado por la Universidad de Chicago.

Más que en ahorrar dinero, los millonarios se preocupan de cómo ganarlo, por ello no les importa lanzarse de cabeza a nuevos proyectos

Además, si no dudas dos veces antes de lanzarte a la piscina también es una buena señal. Los millonarios no esperan el momento perfecto para invertir o lanzar su negocio. Muchos de ellos se dan cuenta de que no hay mejor momento que el presente para comenzar a ganar dinero. Sentarse y esperar es una de las mejores maneras de aplastar tus sueños, así que ya sabes. Centrarse más en ganar que en ahorrar es una cualidad que también comparten muchos de ellos, no es un secreto que tienden a ser bastante "frugales" con el dinero.

Tener un mentor también podría ser fundamental para llevarte por el camino del éxito. No es un secreto que las personas con las que te asocias pueden afectar el triunfo que cosecharás. En otras palabras: si quieres ser rico, comienza a salir con millonarios, aunque, claro, el problema ahora es conocer a alguno...

¿Vives por debajo de tus posibilidades?

Podría ser algo positivo. Los millonarios tienen en común el hecho de que, por lo general, son personas optimistas, abiertas de mente y que no tienen miedo al cambio. En definitiva, no están ancladas en el pasado. Por lo tanto, pueden hacerse a cualquier circunstancia. En lugar de alardear de sus circunstancias, conducen coches prácticos, viven en casas modestas y no gastan su dinero en artículos de lujo que no necesitan.

Los millonarios suelen ser inmunes a las críticas, pues son optimistas y tratan de maximizar sus fortalezas siempre

Y algo quizá más sorprendente, o que incluso te cueste creer: quizá bebas alguna copa de vez en cuando, pero el tabaco no lo tocas. Los ricos parecen evitar fumar, según una investigación publicada en 2004. Finalmente, esos paquetes de cigarrillos se acumulan: el patrimonio neto de los no fumadores tiende a ser un 50% más alto que el de los que cogen el vicio ocasionalmente y más del doble que el de las personas que fuman mucho. Aunque, claro, si eres un fumador social, de los que piden siempre porque no han comprado, quizá te salves...

Además, los millonarios no suelen estar divorciados. Según un estudio de 2006 de la Universidad Estatal de Ohio, la separación podría reducir la riqueza de una persona en un 77%. Estar casado, por otro lado, puede correlacionarse con casi el doble de la riqueza comparativa (93%). "El divorcio causa una disminución de la riqueza que es más grande que solo dividir los activos de una pareja a la mitad", dijo Jay Zagorsky, autor del estudio y científico del Centro de Investigación de Recursos Humanos de la Universidad Estatal de Ohio. Así que ya sabes, si estás replanteándote dejarlo con tu pareja, intenta avivar la llama, aunque solo sea por llegar a rico en el futuro...

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios