¿cómo fue tu experiencia?

Cómo es ligarse a una mujer madura, contado por varios hombres

Las parejas en las que ellas tienen mucha más edad que él son cada vez más habituales, pero nuestra sociedad todavía hace que deban enfrentarse a muchos prejuicios

Foto: Foto: Efe/Claudio Onorati.
Foto: Efe/Claudio Onorati.

Las relaciones en las que uno de los dos es más joven que el otro cada vez son más habituales. A pesar de que poco a poco la sociedad lo asimila, existen muchos prejuicios acerca de estas parejas. Pero cuando se trata de hombres con menos edad que la mujer con la que salen, además hay en juego una dinámica de poder completamente diferente.

Que si podría ser su madre, que si está con ella por el interés económico, que si no se da cuenta de que debería estar con alguien de su misma edad... creando hasta nuevos términos peroyativos como 'toy boy' en el caso de ellos o 'cougar' en el de ellas. En España el grupo de matrimonios en el que las féminas tienen entre 16 y 24 años más que sus cónyuges no supera el 0,12% (217 uniones), según el Instituto Nacional de Estadística en 2016.

Si acortamos la diferencia de edad entre ambos sexos hasta los 10 años, el porcentaje asciende hasta el 1,88%. Y si la reducimos hasta los cinco, ya nos ponemos en el 10,29% de matrimonios donde ella es mayor que él. Sin embargo, con ese mismo rango hay un 30,70% de parejas legalmente constituidas donde la historia es al revés. De hecho, en todos los casos sigue siendo más habitual que los varones sean los que más edad tengan. Algunos de estos han explicado cómo ha sido sus experiencias a 'Men's Health'.

Más destreza y práctica

1) "Ella es nueve años mayor que yo. Las principales diferencias son su éxito laboral y su sueldo. Tiene una carrera y gana mucho al final de mes mientras que yo trabajo demasiado por un sueldo mediocre. Ha llegado a un punto muy alto en su puesto y a mí todavía me queda mucho por recorrer. Lo primero que noté al estar con una mujer mayor es que sabe lo que quiere en la cama, por lo que el sexo es alucinante. Lo negativo es que tiene la vida prácticamente resuelta y para llegar a su nivel todavía queda bastante. Puede ser frustrante, pero ella asegura que me esperará lo que haga falta", asegura uno de ellos.

2) "Mi mujer tiene 10 años más y llevamos casados ​​14. Irónicamente, es ingenua y creo que tengo mucha más experiencia vital, así que se equilibra. Tenemos un gran matrimonio", asegura otro.

No te engañes y si no quieres esforzarte para que funcione la relación, no lo empieces

3) "Salí con una mujer encantadora que tenía exactamente el doble que yo. Tenía 25 años y ella 50. Había vivido un matrimonio abusivo y terrible y tenía tres hijos adultos, dos de los cuales también eran mayores. Ellos y su ex la trataron como una mierda y un día decidió dejarlos atrás. Juntos creamos una vida administrando un negocio que fue lo suficientemente exitoso como para que pudiéramos comprar dos casas, tres coches y un barco. Finalmente me di cuenta de que aunque tenía una vida acomodada, no era feliz", explica un tercer un hombre.

"La edad no es solo un número. Llega al punto en que puedes ver las grandes diferencias. Me cansé de las bromas y estaba totalmente fuera de lugar cuando sus 'retoños' la visitaban. Odiaba cómo era el trato hacia ella y se convirtió en una fuente de contención para nosotros. Sexualmente, fue genial al principio, pero eso cambió rápidamente cuando llegó la menopausia. No estaba interesada en las relaciones sexuales y yo tenía solamente 30 años. En ese momento empezamos a dormir separados porque le dolía la espalda y comencé a desmoronarme cuando me di cuenta de que la estaba cuidando cada vez más. Empecé a resentirme por eso y llegué a la conclusión de que si no lo dejábamos mi vida sería miserable. Después de 13 años juntos pensé que era hora de que nos separáramos: una de las cosas más difíciles que he hecho. Estaba totalmente devastado. La edad es muy importante. No te engañes y si no quieres esforzarte para mantener la relación, no lo empieces", concluye.

¿No dramas?

4) "Tengo 21 años y salgo con una mujer 25 años mayor. Hemos estado saliendo desde que tenía 18 años y planeo proponerla matrimonio a principios del próximo año. Es increíble. Nunca hay discusiones, peleas o celos. Es emocionalmente madura, así que nunca hay ningún drama. Si hay algo en lo que no estamos de acuerdo (ahora mismo no recuerdo ni un ejemplo), no nos lo guardamos. Lo hablamos todo. Su experiencia emocional es probablemente una de las cosas más atractivas. Es más consciente de la diferencia de años, pero no es un problema para ninguno de nosotros. Todos nuestros amigos son geniales y nadie es crítico", asegura otro usuario.

"Desafortunadamente mis padres no estaban tan contentos con esta decisión, por lo que mi relación con ellos ha sido 'inestable' por falta de una palabra mejor. Pero su familia es genial. Tiene hijos con más y menos edad que yo, y aunque fue un poco extraño al principio, ahora los veo como mi propia familia. Sexualmente no hay problemas, nuestras libidos van a la par. Cuando empezamos a vernos, lo hacíamos 10 veces a la semana literalmente. Pero después de la luna de miel, nos hemos acomodado a tres o cuatro veces semanales. En general, las cosas están muy bien. No podría estar más feliz", concluye.

En España (en 2016) el grupo de matrimonios en el que las mujeres tenían entre 16 y 24 años más que sus parejas no superó el 0,12% (217 uniones)

5) "Ella tenía 12 años más y estuvimos al menos durante dos años. Teníamos 26 y 38 años cuando nos conocimos. Fue una relación increíble con alguien que realmente me amaba y viceversa. Sin embargo, simplemente no funcionaría a largo plazo. En una década más yo estaría en un momento álgido de mi vida tratando de motivar a una mujer mayor a actuar como una joven. Si la diferencia fuese menor no habría mucho que notar. De cuatro a siete años es apenas perceptible, pero más es difícil. Con mi nueva pareja nos llevamos seis y creo que es lo adecuado", explica el quinto de ellos.

6) "Hemos estado juntos durante aproximadamente cinco años. Ella me sacaba 15 más. Está en forma y nos compenetramos bien en la mayoría de las cosas, pero en la libido estamos descompensados. Creo que no tiene nada que ver con la edad, pero yo tengo ganas a todas horas y ella bastante menos. Quizá sea por algunos problemas sobre su salud mental. El caso es que no pudo ser", conluye el último de los chicos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios