están entre nosotros

Un experto de la NASA asegura que los extraterrestres ya han visitado la Tierra

Con lo grande que es el universo, ¿crees que hay inteligencia fuera de nuestro planeta? Silvano P. Colombano asegura que sí y explica por qué no los hemos visto

Foto: Fotograma de 'Mars Attacks!'.
Fotograma de 'Mars Attacks!'.

'Alien', 'La llegada', 'Invasión a la tierra', 'Señales', 'La guerra de los mundos'... son algunos de los títulos de ciencia ficción que muestran la historia de vida extraterrestre. Por alguna razón la mayoría de las veces imaginamos que vienen a destruirnos e invadirnos, pero según un experto de la NASA, los alienígenas podrían habernos visitado ya sin darnos cuenta.

Silvano P. Colombano, trabajador de la institución espacial, asegura que estos seres de otras galaxias han estado (o están) entre nosotros, pero que los humanos no lo han notado por su tamaño "extremadamente pequeño". Añade, además, que son muy diferentes a los organismos basados en carbono que actualmente vagan por nuestro planeta.

Colombano afirma que los extraterrestres son súperinteligentes y capaces de realizar viajes espaciales interestelares con la una tecnología que nosotros ni siquiera podríamos imaginar. Estas declaraciones se producen cuando la organización explora el universo en busca de civilizaciones como parte de su programa de 'Búsqueda de inteligencia extraterrestre' (SETI).

Programa espacial

Colombano aseguró en el Taller de decodificación de inteligencia alienígena respaldado por SETI en marzo que los científicos necesitan ampliar su idea de cómo le gustaría que fuera un extraterrestre. "Simplemente quiero señalar el hecho de que la inteligencia que podríamos hallar y que podría elegir encontrarnos (si es que todavía no lo ha hecho) no estaría producida en absoluto por organismos tal y como los conocemos ahora, ni siquiera en su composición ", decía su informe.

"Los científicos deben volver a revisar nuestras suposiciones, lo que tiene implicaciones para todo, desde la forma hasta su altura. El tamaño del explorador podría ser el de una entidad muy lista y extremadamente pequeña", dice. Además, cree que los investigadores están demasiado enfocados en buscar señales parecidas a las de la tecnología humana moderna en otros planetas, lo que significaría que faltan las signos de una civilización mucho más antigua que la Tierra.

Las "ráfagas de radio rápidas" son señales que aparecen y desaparecen sin aviso ni explicación, rápidas y captadas radiotelescópicamente

Nuestra incapacidad para comprender cómo se vería un espacio así podría significar que nos perdemos cualquier signo de su existencia. "Considerando más a fondo que el desarrollo tecnológico de los humanos comenzó hace unos 10 mil años y el surgimiento de metodologías científicas solo en los últimos 500, podemos suponer que tenemos un problema real en la predicción de la evolución y desarrollo".

También advirtió que las ráfagas de radio rápidas que se están analizando actualmente podrían estar desactualizadas y pidió una "física especulativa" basada en teorías sólidas pero "con cierta disposición a ampliar las posibilidades en cuanto a la naturaleza del espacio-tiempo y la energía" y "considerar el fenómeno ovni digno de estudio". El experto también asegura que no todos los avistamientos se pueden negar o explicar.

Ráfagas de radio rápidas

El 24 de agosto de 2001 llegó a la Tierra una intensa pero fugaz ráfaga de señales de un equipo de astrónomos que trabajaba en el radiotelescopio Parkes, en Nueva Gales del Sur, Australia. La señal estaba allí, los datos lo demostraban sin duda, pero nadie sabía ni de dónde había salido ni cómo había surgido.

La vida extraterrestre ya nos ha visitado, pero no nos hemos dado cuenta porque son extremadamente pequeños

El fenómeno fue bautizado como el pulso Lorimer, por Duncan Lorimer, que dirigía el equipo que descubrió aquel fenómeno escondido en viejos datos. No fue el último, en la década pasada desde entonces se han detectado más de 25 fenómenos similares, llamados 'fast radio bursts' ("ráfagas rápidas de radio"), y lo que entonces fue una curiosidad se ha convertido en un nutrido campo de investigación y en el próximo gran misterio que la astronomía intenta resolver.

A raíz de su nombre pueden ser explicadas perfectamente: "ráfagas", porque las señales aparecen y desaparecen de pronto sin aviso ni explicación; "rápidas", porque son extraordinariamente cortas, apenas unos milisegundos; y de "radio", porque estas emisiones son captadas por los radiotelescopios que exploran el espacio en la amplitud de onda que corresponde a las señales de radio. Sin embargo, su origen sigue siendo desconocido porque precisamente las características que las hacen tan interesantes son las que dificultan su estudio.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios