A TODA VELOCIDAD Y SIN PROPULSIÓN

El vídeo del ovni que cruzó la costa oeste, desclasificado por el Pentágono

El objeto volador planeaba a una gran velocidad y fue perseguido por los cazas F-18 sin éxito

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El fenómeno ovni parece tener un sentido 'boomerang' en la parrilla mediática​. Cada cierto tiempo, un miembro del entorno de Defensa, un agente de inteligencia o bien directamente un piloto alertan de anormalidades en los cielos estadounidenses. La popularidad que tienen estos temas parece producir ruido y generar desinformación, ocultando de esta forma la posible verdad que se esconde tras cientos de archivos y vídeos. Entre falsos y verdaderos, los casos se amontonan y olvidan tan rápido que todo deriva en una suerte de leyenda urbana que contar a tus hijos y así tener la excusa perfecta para salir una noche de verano con ellos a contemplar las estrellas.

Otros, sin embargo, se distinguen del resto por su rareza y su incapacidad para poder proporcionar una explicación. Es este caso. Christopher Mellon, el exvicesecretario de Defensa e Inteligencia de las administraciones de Bill Clinton y George W. Bush, publicó un artículo en 'The Washington Post' en el que denunció abiertamente la pasividad de los militares a la hora de investigar los más recientes informes ovni redactados por parte de la Armada y la Fuerza Aérea estadounidenses.

El Departamento de Defensa lanzó dos vídeos desclasificados en noviembre que mostraban a dos pilotos exclamando ante extraños aviones que parecían acelerarse rápidamente sin medios de propulsión. Los objetos voladores no identificados tenían unos 12 metros de largo y supuestamente podían descender cerca de 300 metros en un solo instante, según informa 'Live Science'. Mellon, ya retirado del entorno del gobierno después de una larga carrera en las administraciones presidenciales de Clinton y Bush, es ahora asesor de la firma privada To the Stars Academy of Arts and Science, una empresa de investigación que tiene como objetivo "llevar la ciencia y la ingeniería fuera de las sombras".

Los informes ovni de diferentes agencias de inteligencia siguen siendo ignorados

Dicha compañía acaba de lanzar un vídeo desclasificado tomado de un avión naval F-18 que parece mostrar un "vehículo aéreo anómalo" moviéndose rápidamente sobre la costa este de los Estados Unidos. Aunque la jerga de aviación es un tanto difícil de desentrañar, hacia la mitad del vídeo se pueden escuchar las exclamaciones de asombro por parte de los pilotos ante la rauda velocidad a la que se propulsaba el objeto por encima de un cielo encapotado de nubes.

"Sé que se ha hablado sobre tales incidentes con funcionarios del Pentágono durante los últimos dos años que los departamentos y agencias militares tratan como eventos aislados más que como parte de un patrón que requiere atención e investigación seria", señala Mellon. "Mientras tanto, los informes de diferentes servicios y agencias siguen siendo ignorados y pendientes de evaluación dentro de sus respectivos fogones burocráticos".

Foto: iStock.
Foto: iStock.

22 millones para la investigación ovni

El Departamento de Defensa de Estados Unidos invirtió 22 millones de dólares entre 2007 y 2012 en investigar el fenómeno ovni, según constató 'The New York Times'. La empresa contratada para desempeñar el trabajo, Bigelow Aerospace, supuestamente almacenó aleaciones metálicas de objetos aéreos no identificados en un almacén de Las Vegas, según afirmó el diario. A raíz de la noticia y de la publicación del vídeo, se produjeron diferentes reacciones. Algunas, como la de Robert Sheaffer, escritor y escéptico del tema ovni, argumentaban que todo el programa del Pentágono respondía al proyecto de unos pocos creyentes ufológicos que tenían muy poco que justificar para la cantidad de esfuerzo empleado. Otras opiniones pusieron en relieve la idea de que los vídeos podían haber sido manipulados y alterados en algún momento, restando crédito al material audiovisual.

Nadie quiere ser el tipo extraño, ridiculizado o marginado por admitir el fenómeno ovni

Sin embargo, para Christopher Mellon, los avistamientos extraños son ampliamente conocidos dentro de los círculos de Defensa e Inteligencia. "Me he reunido en varias ocasiones con altos funcionarios del Pentágono, pero nadie quiere ser 'el tipo extraño' que cree en ovnis. Nadie quiere ser ridiculizado o marginado por llamar la atención sobre el tema", subrayó. Las naves misteriosas no necesariamente tienen que ser de origen extraterrestre, podrían ser "ejemplos de tecnología avanzada de militares extranjeros, lo cual sería aún más alarmante", comenta Mellon.

"Un esfuerzo realmente serio involucraría, entre otras cosas, a analistas capaces de revisar datos de satélites infrarrojos, bases de datos de la Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) e informes de Inteligencia", precisó Mellon. "El presupuesto anual podría perfectamente cubrir los estudios. Lo que más nos falta, es sobre todo el reconocimiento de que este tema merece un esfuerzo serio de recolección de datos y análisis", concluyó.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios