una vieja polémica reavivada hoy

López-Alegría o Pedro Duque: ¿Quién fue realmente el primer español en el espacio?

La elección del nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades ha despertado otra vez un debate que nunca se cerró. López Alegría subió tres años antes, en 1995, ¿pero cuenta?

Foto: Pedro Duque y Miguel López Alegría. (ESA / NASA)
Pedro Duque y Miguel López Alegría. (ESA / NASA)

Por si no teníamos bastante con un ingeniero aeronáutico, Josep Borrell, el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez ha confirmado hoy a un segundo: el astronauta Pedro Duque, de 55 años, que será el próximo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

La sorprendente noticia ha venido acompañada de titulares variopintos: sin duda es el primer astronauta que se \'rebaja\' a ministro, ¿pero fue realmente el primer español en viajar al espacio como se ha publicado en múltiples sitios?

Las fechas están claras, López-Alegría salió de órbita por primera vez en la misión STS-73 de la NASA, octubre de 1995, y Duque en la STS-95 de octubre de 1998, pero la duda siempre estuvo en la españolidad del primero. Para muchos, López-Alegría es un astronauta español que hizo toda su vida en EEUU, para otros simplemente es un estadounidense de origen español, por lo que el primer astronauta 100% español en salir de la línea de Kármán, el límite donde se estima que empieza el espacio exterior.

Bien, investiguemos.

Michael López-Alegría, nacido Miguel Eladio pero que responde a ambos nombres por igual, nació en Madrid y se mudó a Mission Viejo (California) cuando tenía un año y medio. Es un hecho incontrovertible. Su padre era español y su madre, italoamericana. Al mismo tiempo, el Código Civil español determina en su artículo 17 apartado B que son españoles "los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos, uno de ellos, hubiera nacido también en España". Es exactamente el caso.

¿Puede una persona que sube al espacio un banderín del Madrid y otro del Badajoz no ser española?
¿Puede una persona que sube al espacio un banderín del Madrid y otro del Badajoz no ser española?

Los partidarios de Duque como primer astronauta español en órbita citan que López-Alegría renunció a la nacionalidad española para poder ser estadounidense. La sección 101 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1965 explica que la doble nacionalidad es perfectamente posible: "Por ejemplo, un niño nacido en un país extranjero de ciudadanos estadounidenses puede ser tanto ciudadano de EEUU como de su país de nacimiento", y añade que las leyes del país "no requieren que alguien tenga que escoger una nacionalidad por encima de otra".

Un parque en juego

En resumen, López-Alegría representa un claro caso de doble nacionalidad hispano-estadounidense. El astronauta fue conocido, además, por trasladar al espacio un banderín del Real Madrid y otro, según confesó él mismo, del CD Badajoz, lugar de origen de su familia.

La disputa entre Duque y López-Alegría va más allá de la hemeroteca. Actualmente existe en Badajoz capital un parque que habría de llevar el nombre del cosmonauta hispano-estadounidense pero hace diez años que sigue sin nombre, algo que López-Alegría lamenta. Para más inri, en Google Maps el área aparece denominada como Parque Pedro Duque.

El parque que iba a ser para López Alegría, rebautizado como Pedro Duque.
El parque que iba a ser para López Alegría, rebautizado como Pedro Duque.

El foco principal del conflicto está en la página de Wikipedia del astronauta y en esta frase: "Renunció a la nacionalidad española para adquirir la estadounidense". ¿Cuál es la fuente de esa aserción? Al parecer, una carta al director enviada por Eladio López-Alegría, padre del astronauta, a Pedro J. Ramírez en 1997.

La carta original, publicada en El Mundo, es imposible de encontrar en internet, pero sigue en la hemeroteca del periódico madrileño. Dice lo siguiente:

"Sr. Director:

En la carta «Sobre el primer astronauta español» que aparece en su diario de fecha 23.3.97, la firmante asegura que mi hijo, Miguel E. López-Alegría, tiene nacionalidad estadounidense, lo que es rigurosamente cierto y, por lo tanto, no es español ni puede ser el primer astronauta español que haya viajado más allá de la atmósfera terrestre.

Mi hijo nació en Madrid, de padre español, como acredita su certificación de nacimiento y, por lo tanto, es tan español como el que más. La nacionalidad es una situación jurídica que puede ser cambiada con facilidad.

Pero ¿qué importa quién sea el primero o el segundo en el espacio? Lo que realmente importa es el haber estado allí arriba. Yo le deseo a Pedro Duque, al que conozco personalmente y aprecio, el mayor de los éxitos en su propio lanzamiento. El también es español, él también nació en Madrid y, además, su padre es de Badajoz, lo mismo que yo. ¡Algo tendremos los extremeños!

Eladio López-Alegría Madrid"

Es cierto que la epístola puede parecer contradictoria, pero confirma dos cosas: que López-Alegría es "español como el que más" y que tiene nacionalidad estadounidense. En ningún momento el padre del cosmonauta dice que hayan renunciado a la nacionalidad española, simplemente que "es una situación jurídica que puede ser cambiada con facilidad".

Por lo tanto, y a falta de pruebas más contundentes, declaramos a Pedro Duque como el segundo español en el espacio y el segundo ingeniero aeroespacial en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Sin embargo, el nuevo ministro sí que ha resultado ser pionero en muchas otras cosas.

A bordo del Discovery con un mito

Para empezar, la primera de sus experiencias fuera de nuestro planeta fue nada más y nada menos que con John Glenn, primer astronauta estadounidense que estuvo en órbita y que volvía, 36 años después de aquel hito, al espacio siendo además senador en su país. Junto a esta estrella del sector aeroespacial de 77 años y otros cinco tripulantes, aparecía el joven ingeniero español, entonces con 35 años, que había sido seleccionado solo seis antes por la Agencia Espacial Europea (la ESA) como uno de los candidatos a convertirse en astronautas.

El astronauta Pedro Duque presenta la exposición \'Marte. La conquista de un sueño\' (EFE)
El astronauta Pedro Duque presenta la exposición \'Marte. La conquista de un sueño\' (EFE)

A bordo del Discovery hizo historia en nuestro país, pero su misión fue mucho más lejos. Junto al resto de científicos, permaneció nueve días investigando sin parar en el laboratorio Spacehab de la NASA. En total, hicieron 83 experimentos en gravedad cero, recorrieron seis millones de kilómetros, dieron 134 veces la vuelta a la Tierra y lanzaron dos satélites: Pansat, un aparato experimental para las comunicaciones, y Spartan, un observatorio encargado del estudio del sol.

La misión fue de tal éxito que, incluso prescindiendo del paracaidas, pudieron aterrizar sin problemas. La puerta del compartimento en el que se guardaba éste se había desprendido en el despegue pero con diferentes maniobras pudieron pisar tierra en el centro espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida).

2003, una misión casi española

El 18 de octubre de 2003, solo cinco años después de su primer vuelo, Duque volvía al espacio. Pero esta vez lo hacía con un aroma mucho más español. Tanto fue así que el Estado destinó a esta misión, llamada Cervantes, 12 millones de euros. El viaje lo hizo a bordo de una Soyuz acompañado de un astronauta ruso y otro estadounidense hasta llegar a su objetivo final, la ISS.

Desde allí Duque realizó más de una veintena de experimentos biológicos, fisiológicos y tecnológicos e, incluso en los diez días que duró el viaje, le dio tiempo a dar clase a algunos centenares de niños españoles. No siempre el primero llega más alto.

(Gracias a Julio Martín Alarcón por su ayuda con la hemeroteca de El Mundo).

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios