NO LO HAGAS

Por qué no debes jugar a la lotería cuando hay un gran bote

La ludopatía crece en nuestro país a gran velocidad debido al auge de la publicidad engañosa relacionada con este tipo de juegos

Foto: Ten cuidado a lo que juegas... (iStock)
Ten cuidado a lo que juegas... (iStock)

Si sueñas a lo grande, prepárate. La publicidad de lotería alienta a las personas a participar de una forma demasiado convincente. Sobre todo, a las clases más bajas de la sociedad. Esta modalidad de juego promete un premio muchísimo más grande que el resto y consiguen su función: que pienses a lo grande a la hora de imaginar una posible vida con todo el dinero del premio. Pero, ¿y si nunca te toca? Tal vez eso sea lo más probable, sobre todo en este tipo de premios tan cuantiosos en los que se presenta mucha más gente que en otros juegos con premios más modestos.

No es una broma, en España, la ludopatía se ha disparado con el auge de las casas de apuestas. La primera brecha es la de la edad: los menores de 25 años tienen una propensión mayor hacia el juego, según el 'Informe sobre el juego en España'. Pero lo que es aún más preocupante es el informe sobre "Percepción social sobre el juego de azar en España 2017", en el que se cifra a 100.000 españoles como potenciales de sufrir ludopatía, un 0,3% de la población entre 18 y 75 años. El año pasado, el 5,6% de la población arriesgó su dinero en máquinas tragaperras, según dicho informe y 'Efe'.

La publicidad sobre el juego es engañosa, y las personas cada vez gastan más ingresos en boletos de lotería nada baratos

A pesar de estos datos, el juego online sigue siendo una de las mayores barreras para medir de una forma completa el número de jugadores. Como en cualquier esfera social y económica, ya no hace falta bajar a la calle y entrar en una casa de apuestas: todo está telematizado y pensado para que no pares de aflojar pasta desde la comodidad liviana del sofá.

Les Bernal, el director nacional de la asociación filantrópica lucro Stop Predatory Gambling, dedica su vida a luchar contra la explotación laboral y el auge del fraude del juego comercializado. "La publicidad sobre el juego es engañosa, y las personas cada vez gastan más ingresos en boletos de lotería nada baratos", asegura Bernal en 'Market Watch'. Y esto, sobre todo, repercute a las clases más bajas, locas por su afán de salir de su situación por el camino rápido y no tener que hacer encaje de bolillos para llegar a fin de mes. Aquí te mostramos cinco razones por las que debes renunciar a comprar boletos de este tipo.

Los más pobres son los que más juegan

En Estados Unidos, se ha realizado un estudio de más de 5.000 personas publicado en el 'Journal of Gambling Studies' que vincula el aumento de las ventas de lotería entre algunos sectores de la población poco favorecidos económicamente con el auge de esta publicidad engañosa.

El 61% de todos los que participaron tenían un nivel adquisitivo bajo

Otro estudio de 2011 afirma que los americanos con el nivel socioeconómico más bajo fueron los que más compraron este tipo de boletos, el 61% de todos los que participaron. Además, fueron los que más días apostaron en un solo año, con una media de 26 días. También, en los últimos años ha crecido el número de juegos de azar en las clases altas y llegaron al 43% de los que concursaron. Sin embargo, solo apostaron una media de 10 días al año en estos juegos con premios económicos más vistosos.

Las ayudas sociales

En 2015, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Maine analizó datos de la Oficina de Alcohol, Bebidas y Operaciones de Lotería para realizar un estudio sobre personas que habían ganado la lotería estatal. Un total de 4.865 boletos de lotería de 1.000 dólares o más fueron cobrados por 3.685 individuos que recibían ayudas sociales durante los cinco años anteriores. Por ello, se dio la circunstancia de que tuvieron mayor capacidad para gastar más dinero en boletos que otros.

Sea lotería o juego de azar, el estado se aprovecha. (iStock)
Sea lotería o juego de azar, el estado se aprovecha. (iStock)

Trabas a la publicidad

Aunque algunos rasca y gana tienen precios diferentes según qué estado, las sucursales están libres de las órdenes de la Comisión Federal de Comercio, el órgano que obliga a "contar la verdad en la publicidad". ¿Qué significa esto? Quizás los anuncios publicitarios de las compañías estatales de lotería te alienten a una empresa imposible: llevarte el premio gordo. Cuanto más grande es el premio, más gente se presenta, por lo que tus probabilidades de ganar se reducirán al máximo.

La Comisión Federal de Comunicaciones prohíbe la retransmisión de anuncios de loterías, pero tiene exenciones para los juegos del estado "realizados bajo la supervisión de la ley estatal". La Asociación Norteamericana de Loterías Estatales y Provinciales cuestiona los hallazgos de todos estos estudios. Los vendedores de lotería están ubicados en zonas de trabajo, no solo en los vecindarios con bajos ingresos. Es por eso que no ven indicios de que el estado se aproveche de las ilusiones de los más desfavorecidos, sino de las personas que actualmente tienen un nivel económico alto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios