PARA NO COMETER ERRORES DECISIVOS

Diez cosas que no puedes decir en tu entrevista de trabajo (y una que sí deberías)

Las diez pistas que te harán afrontar un momento profesional decisivo con más confianza que nunca y sin caer en las trampas que ponen los reclutadores

Foto: Las entrevistas de trabajo provocan  tensión en las personas
Las entrevistas de trabajo provocan tensión en las personas

Enfrentarse a una entrevista para conseguir un nuevo empleo no es sencillo. Los nervios casi siempre juegan malas pasadas y hacen decir cosas de las que inmediatamente nos arrepentimos. Prepararse para estas situaciones es importante y tener claro ciertas afirmaciones que no puedes hacer o decir en tu entrevista de trabajo es vital. Hemos recopilado un decálogo que te ayudará en tu próximo cara a cara con un reclutador.

1. No critiques a tu antiguo jefe

Si pones a caldo a quien fue tu patrón, la persona que te entreviste pensará (y con razón) que vas a hacer lo mismo con él en el futuro. Evita criticar a las personas con las que has trabajado.

2. No expliques tus problemas personales

Muchas personas creen que explicar en una entrevista de trabajo el calvario personal por el que están pasando, ya sea una separación, dificultades económicas o la muerte de un familiar, ablandará el corazón del reclutador. Nada más lejos: lo que le interesa a la empresa es que seas el candidato idóneo para el puesto, no tus problemas personales.

3. No eres perfecto

La autocrítica es necesaria, más aún cuando te presentas ante personas a las que debes transmitir confianza. Todos cometemos errores por lo que no debes negar tus debilidades.

4. No preguntes por el sueldo

Sobre todo en la primera entrevista, cuando aún no sabes si serás el elegido para el puesto, queda fatal preguntar por asuntos como el sueldo, los días libres, etc.

5. No preguntes a qué se dedican

Debes saberlo tú, por supuesto. Si vas a una entrevista de trabajo y no tienes ni idea sobre el sector al que se dedica la empresa tienes todas las papeletas para no conseguir el empleo. De hecho, es normal que te pregunten a ti qué sabes sobre ellos.

6. No parezcas desesperado

Frases como “necesito este trabajo” o “realmente quiero ese puesto” son nefastas para tus posibilidades, ya que te hacen parecer desesperado. Di que estás interesado y que te parece un empleo muy atractivo.

Es importante ser consciente de que no somos los únicos candidatos al puesto
Es importante ser consciente de que no somos los únicos candidatos al puesto

7. No digas que eres el mejor

Casi todos los trabajos tienen decenas de candidatos. Es una gran idea mostrar nuestra capacidad y explicar por qué somos la mejor opción para ocupar el puesto, pero no vayas por delante con esa superioridad ya que desconoces quién más aspira a conseguir el empleo.

8. No digas que no te gusta tu trabajo

Las expresiones negativas no son bien valoradas en las entrevistas de trabajo, por lo que es mejor utilizar frases como que aspiras a un empleo que te llene más o que buscas un nuevo horizonte profesional.

9. No digas mentiras

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y el refrán tiene más vigencia de nunca en una entrevista de trabajo. El ejemplo más claro es el de los idiomas: ese “nivel medio” de inglés de tu curriculum da a entender que sabes poco más que decir “yes”, así que ten cuidado.

10. No seas egocéntrico

En una entrevista de trabajo tienes que mostrar tus habilidades y fortalezas frente a otros candidatos, pero presumir de “yo” es una mala idea: hará pensar al reclutador que tu ego supera a tu inteligencia.

10 + 1: Haz preguntas

Son tantas las ganas que tienes de terminar que, normalmente, te marchas del despacho en cuanto puedes. Sin embargo, casi siempre suelen dejar al candidato la posibilidad de hacer alguna pregunta, así que aprovecha ese momento y muéstrate interesado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios