durmiendo con...

¿Te ocurre también a ti? La verdadera enemiga de Lady Di en la familia real

La hermana de la Reina Isabel II jamás perdonó que la princesa de Gales confesara sus sentimientos sin previo aviso y sin el consentimiento de la realeza

Foto: Lady Di. (Reuters)
Lady Di. (Reuters)

"En todas las casas cuecen habas". Este refrán define muy bien los entresijos familiares que ocurren en todas las relaciones entre padres, hijos, hermanos, tíos... Seguramente llegar de nuevas a un núcleo tan complejo no es una situación fácil. Si tienes pareja y ya conoces a tus futuros suegros, es posible que haya tiranteces. Y si te llevaras bien con ellos pero hubiera otro miembro que te hace la vida imposible, ¿cómo reaccionarías?

Si finalmente terminas una relación porque te están engañando y lo haces público, ¿crees que te seguirías llevando bien con el resto de su familia o se sentirían traicionados por revelar vuestros secretos más íntimos? ¿Te harían la cruz? Eso es lo que le pasó a la princesa Diana.

En noviembre de 1995, los británicos se quedaron pegados al televisor como pocas veces lo habían hecho. Ya era vox pópuli que la malograda princesa de Gales había sufrido lo suyo en su matrimonio con Carlos de Inglaterra, roto para siempre en 1992. Tres años más tarde, la madre de Guillermo de Inglaterra, con su habitual mirada triste, se confesaba en televisión sin pedir permiso a los Windsor, que esperaban la entrevista emitida en el programa 'Panorama' entre la indiferencia y la disimulada expectación.

Muchas de las declaraciones que Diana hizo en aquel espacio fueron incendiarias. "Me gustaría ser una reina en el corazón del pueblo, pero no me veo como reina. Hay mucha gente en el 'establishment' que no quiere que lo sea", alegó ante el presentador nada más comenzar la ronda de preguntas. Aquella entrevista (ante más de 23 millones de espectadores) le costó una de sus mejores amistades, la princesa Margarita.

Aunque todo apuntaba a que el peor enemigo tras las puertas de palacio era su marido, las cosas no eran lo que parecían. La hermana rebelde de Isabel II se convirtió, tras sus palabras a la 'BBC', en la peor enemiga de Lady Di. Tras años sin saber muy bien sobre esta relación, el autor británico Craig Brown ha publicado recientemente un libro sobre Margarita titulado 'Ninety-Nine Glimpses of Princess Margaret', que intenta desmitificar el perfil representado en la exitosa serie de Netflix, 'The Crown'.

Toda la verdad

Brown afirma a 'Fox News' que pudo contrastarlo todo con amigos y otras fuentes cercanas a Margaret, quien murió en 2002 a los 71 años tras sufrir una serie de problemas de salud: "Hay mucha gente dispuesta a hablar sobre ella. Supongo que es porque ya ha pasado mucho tiempo. Sus contemporáneos siguen vivos y sus actitudes han cambiado. Esa 'mala' época ya pasó. Lo que más les interesa es su mala relación con la princesa de Gales tras decir que era un matrimonio de tres, refiriéndose a Camila Parker Bowles. Jamás le perdonó estas palabras".

Si Margarita estuviera viva también se habría llevado bien con Meghan, pero solo al principio, como pasaba siempre

La princesa rebelde fue una de las primeras personas de la realeza en dar la bienvenida abiertamente a Diana cuando llegó a Windsor. "Transmitir sus sentimientos al mundo sin permiso fue considerado como una gran traición, incluso si lo que Diana alegaba era cierto. Margarita fue muy implacable. Ni siquiera tenía revistas con la cara de ella cerca. Siempre les daba la vuelta", comenta.

Además no dejaba que sus hijos, sobrinos e integrantes del Palacio de Kensington hablaran con la ella. Incluso si Lady Di hubiera vivido 30 años más, no habría cruzado una palabra con ella.

El divorcio

El príncipe Carlos y Diana se separaron en 1996. Ella falleció un año más tarde, a los 36, en un aparatoso accidente automovilístico en París. De acuerdo con Brown, Margarita nunca perdonó a la princesa, ni siquiera después de su muerte. En el funeral, todos los miembros de la familia real inclinaron su cabeza al ver pasar el ataúd excepto ella. "Simplemente movió la cabeza casi como estuviera espantando a una mosca. No quiso que la bandera se izara a media asta. Cuando se evaluó la posibilidad de erigir una estatua fuera del palacio, se opuso y no lo permitió porque no quería ver tras la ventana del dormitorio a 'esa mujer".

Sin embargo, Margarita tenía su propio lado rebelde. Según el escritor, la hermana de la reina Isabel II pasó la mayor parte de los años 70 en en el Caribe de fiesta con Mick Jagger, vocalista de los Rolling Stones. Aunque muchos especulan que existió un romance entre ambos, el autor británico desmiente la teoría.

¿Otras enemigas?

Pero la princesa de la gala no fue la única en padecer la furia de Margarita. La hermana de la reina también atacó a Sarah Ferguson por unas fotos que salieron a la luz en 1992 en las que aparentemente John Bryan, asesor legal, le chupaba los dedos mientras seguía casada con el príncipe Andrew, de quien se divorció en 1996.

Transmitir sus sentimientos al mundo sin permiso fue considerado como una traición

Margarita le transmitió su descontento a través de una dura carta escrita a mano: "Has hecho más para avergonzar a la familia real de lo que jamás pudiéramos haber imaginado", escribió. "Ni siquiera agachaste la cabeza un segundo por esas fotografías. Claramente nunca consideraste el daño que nos has causado".

Helena Bonham Carter como la princesa Margarita en 'The Crown'.
Helena Bonham Carter como la princesa Margarita en 'The Crown'.

Brown dice también en su libro que si Margarita estuviese viva, habría aceptado perfectamente a Meghan Markle, esposa del príncipe Harry, aunque cree que su amistad no habría durado mucho. "Casi siempre todas estas historias empezaban felizmente, pero con esta mujer nunca se sabía qué iba a pasar. A Diana y a la duquesa de York las adoraba al principio. Fueron amigas. Especialmente con la princesa de Gales. Era la favorita de la familia real porque había sido muy amable. Pero en algún punto, Meghan se equivocaría o haría algo malo o pasaría cualquier momento embarazoso con su familia y habría generado un coflicto", asegura.

Estamos seguros de que hay alguien de su familia que no te traga y que te ha hecho la vida imposible. ¿Su tía? ¿Su hermano? ¿Tu exsuegra? Las relaciones familiares son muy difíciles y mucho más cuando son allegados postizos. Hacer oídos sordos es la mejor opción.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios