hazlo de la manera correcta

Cómo terminar con el acné de manera efectiva (y de una vez por todas)

Quieres tener un rostro impecable y limpio de espinillas y granos. No solo la gente joven padece este problema. Te contamos cómo ponerle remedio

Foto: Acné adulto. (iStock)
Acné adulto. (iStock)

¿Crees que el acné se relaciona únicamente con la adolescencia y la pubertad? Estás equivocado. Los adultos también pueden sufrirlo. Si eres uno de los que lo padecen, debes saber que a diferencia del juvenil, que se caracteriza por la aparición de numerosos granos pequeños, en los adultos aparecen pocos, pero pueden originar profundas oquedades y cicatrices en la piel.

Lo cierto es que a veces parece ser que es un cuento de nunca acabar. Compras cremas específicas que te ha recomendado algún amigo, te exfolias en la ducha, comes menos grasas y sigue sin haber manera de eliminarlo. Cuando no consigues nada, hay que ponerse en manos de especialistas para someterse a un tratamiento, pero si quieres intentarlo te proponemos algunas formas en las que puedes lograrlo.

Dependiendo de la naturaleza de las espinillas, la superficie de la piel afectada, la edad del paciente o el impacto psicológico de la enfermedad, el dermatólogo debe adaptar el tratamiento. Pero incluso antes de ir a los medicamentos, es necesario seguir unas reglas simples de higiene. "Es necesario limpiar sin agredir, utilizando productos blandos y no detergentes", explica Marc Perrussel, dermatólogo del Hospital Universitario de Rennes. Una o dos veces al día es suficiente. "Y, sobre todo, no toques los granos porque crean llagas que pueden infectarse y dejar cicatrices más adelante", añade.

Causas

En la mayoría de los casos el acné en los adultos se produce porque la grasa generada por las glándulas sebáceas (sebo) obstruye los poros de la piel, facilitando el anidamiento y el desarrollo de bacterias, que causan una infección y un proceso inflamatorio (que resulta en la formación de los granos característicos de este problema).

Depende del estadio de tu acné, tu dermatológo prescribirá un tratamiento u otro

Otra de las causas es una alteración hormonal. En los hombres por un exceso de producción de andrógenos, y en las mujeres en un desequilibrio en el balance, habitual durante la menstruación (síndrome premenstrual), el embarazo o la menopausia. El estrés puede ser otra de las causas, ya que aumenta la secreción de cortisol, una hormona que se rige por mecanismos similares a los andrógenos.

Además de todo ello, puede ser un síntoma asociado a determinadas enfermedades. Por ejemplo, un ataque repentino de acné en un adulto puede deberse a la existencia de una diabetes tipo 2. Otro tanto ocurre con, en el caso de las mujeres, el llamado síndrome de ovario poliquístico, que se caracteriza por un aumento de andrógenos y un descenso de los estrógenos. Además, numeros estudios aseguran que el tabaquismo guarda alguna relación con su aparición en adultos, bien agravando el ya existente o actuando como desencadenante.

Qué hacer

La mayoría de los medicamentos específicos para este problema de la piel están diseñados para cuando aparece en la adolescencia, por lo que no son tan efectivos a partir de cierta edad. Ten claro que debe ser tratado por un dermatólogo, atendiendo a las causas que también deben tratarse. Lo que sí debes grabar a fuego, aunque te cueste hacerlo, es que no debes reventarlos ni vaciarlos.

Puede que en muchos casos se convierta en una enfermedad crónica difícil de controlar y en la que los primeros resultados son visibles a partir de los dos meses. Cada persona tiene una naturaleza diferente. Ten mucho cuidado con el maquillaje (si lo utilizas) porque en muchos casos obstruye los poros y empeora el problema. No son enemigos, pero vigila cuál eliges y viene bien para tu piel.

La higiene es fundamental: es necesario limpiar sin agredir, utilizando productos blandos y no detergentes

Hay numerosas opciones para tratar el acné. Depende mucho también de en qué nivel se encuentre el estadio de tu problema. Si tienes menos de la mitad de la cara afectada, es leve: tu médico te prescribirá una crema o gel a base de peróxido de benzolio y retinoides. Si tienes más cantidad y el rostro cubierto de granos, puntos negros y espinillas es medio o severo. En este caso, la prescripción incluirá un tratamiento local identíco al otro. "Antes recetábamos antibióticos, pero ya no lo hacemos porque nos dimos cuenta de que las bacterias estaban desarrollando resistencia a estas moléculas", asegura Brigitte Dréno, jefa de dermatología y oncología en el departamento Hospital Universitario de Nantes.

Además, medicamentos con retinol (vitamina A), que liberan los folículos y mantenerla limpia, anticonceptivos orales para regular el equilibrio hormonal en las mujeres, tratamientos con láser, limpiar la piel con ácido glicólico y ácido salicílico, para regular el exceso de grasa, azufre, que actúa como bactericida y reduce la inflamación, tratamientos desintoxicantes y exposición al sol.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios