DESIGUALDAD LABORAL DE GÉNERO

Las mujeres que tienen más fácil conseguir un ascenso, según la ciencia

Ellas siguen teniéndolo difícil a la hora de optar por los puestos altos. Según afirman varios estudios, su aspecto físico sigue siendo lo que prima, en detrimento de sus habilidades

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Proponer un ascenso a tu jefe puede ser una tarea muy difícil. Dependiendo de qué tipo de persona seas, siempre te asaltan infinidad de dudas sobre quién eres y qué es lo que buscas, qué van a pedir de ti o si estás preparado. Además, si eres mujer, lo tendrás mucho más difícil. Factores como la brecha salarial, los techos de cristal y la precariedad laboral femenina marcan el contrapunto y uno de los núcleos centrales de las reivindicaciones feministas en la huelga del pasado 8 de marzo.

Los datos no dejan lugar a dudas: los hombres cobran un 14,2% más que las mujeres. Pero esto es solo una parte de la verdadera desigualdad en el mercado laboral. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 73,6% de los trabajos a tiempo parcial lo ocupan las mujeres. De quienes tienen una parcialidad no deseada, es decir, no han podido encontrar un trabajo a tiempo completo, el 71% son mujeres. También la temporalidad afecta más al sexo femenino: el 27,8% de las mujeres tiene contrato temporal, frente al 25,9% de los hombres.

Las mujeres rubias son percibidas menos líderes o independientes que las morenas

Pero, a pesar de los datos y de la exigencia de la creación de medidas políticas para llevar la igualdad de género también al plano laboral, hay muchos otros factores que condicionan que el ascenso se lo den al hombre. Hablamos, por supuesto, del aspecto físico. Mientras que los hombres solo necesitan llevar traje y tener un corte de pelo adecuado, las mujeres deben maquillarse y cuidar su físico mucho más que ellos para promocionar a puestos superiores.

Guapa, pero no tanto

"Atractiva pero no puta, bien casada pero no relegada, que trabaja pero sin ser muy exitosa, para no humillar a su hombre, flaca pero no neurótica con la comida, que sigue indefinidamente joven sin que la desfiguren los cirujanos estéticos, que se siente plena con ser mamá pero no es acaparada por los pañales y los deberes de la escuela, buena ama de casa pero no sirvienta tradicional, culta pero menos que un hombre...". Este es uno de los más poderosos párrafos de la aclamada 'Teoría King Kong' de la autora francesa Virginie Despentes que podría ilustrar a la perfección el ideal moderno, y en este caso laboral, de toda mujer que aspire a triunfar en un mundo marcadamente dirigido por hombres.

Según investigadores de la Universidad de Chicago, una vez que las mujeres ocupan puestos de liderazgo o de poder, la belleza se convierte en una responsabilidad, ya que nuestros estereotipos sobre la belleza son incompatibles con la capacidad. "Si eres demasiado bella, tal vez no seas tan competente y te consideren una 'rubia tontita'", asegura Jaclyn Wong, autora principal del estudio, a la 'CNN'.

Mejor morena

Malas noticias para las rubias. Los hombres ven a las mujeres morenas como mejores líderes. La Universidad de Columbia Británica encuestó a 100 hombres para ver cuál era su percepción sobre las presidentas ejecutivas rubias y morenas. Aunque ambas les parecieron igual de atractivas, en cuanto a capacidades de liderazgo, la mayoría de ellos vieron a las morenas como superiores.

"Nuestros datos sugieren que las mujeres rubias son percibidas como más jóvenes que las morenas", asegura la doctora Jennifer Berdahl en su blog. "También se las considera menos independientes y con menor disposición a mandar que las de pelo moreno".

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ropa bien ajustada

Como decíamos, se exige a todo jefe de sexo masculino que siempre vaya bien vestido, es decir, que lleve traje, el uniforme comúnmente aceptado para todos aquellos cargos de responsabilidad. Sin embargo, ¿qué ropa debería llevar una directiva? Evidentemente, suelen llevar ropa bien ajustada, solo hay que echar un vistazo a las caras más famosas de la televisión y las presentadoras de los distintos programas o shows de entretenimiento.

El uso de los cosméticos puede determinar las percepciones de un jefe sobre la simpatía que despierta una empleada

"Hay un concepto en la terapia cognitiva conductual llamado 'Actuar como si', que se basa en actuar como si fueras la persona que aspiras a ser", explica la psicóloga Kennifer Baumgartner a 'Glamour'. "Por ello, si quieres un ascenso, vístete como si ya lo hubieras conseguido. ¿Cómo? Por un lado, debes buscar el ajuste perfecto, es decir, ni pantalones demasiado holgados ni cintura muy apretada. Sabemos por estudios que la ropa bien ajustada hace que otros nos perciban como más exitosos".

El maquillaje

Sí, mientras se espera de los hombres que simplemente acudan a sus puestos de trabajo aseados, bien afeitados y con un corte de pelo normal, a las mujeres se les pide que vayan un poco más allá. Necesitan siempre ir bien maquilladas a todas partes, pero como sucede con el atractivo, sin pasarse.

Un estudio de la Universidad de Harvard concluyó que el uso de cosméticos puede determinar las percepciones de un jefe sobre la simpatía que despierta una empleada, su grado de competitividad y de confianza en ella. Los participantes juzgaron a las mujeres agrupadas en tres estilos: natural, profesional y glamurosa. Al final, la clave del éxito radica en llevar un maquillaje completo pero no demasiado llamativo ni grosero que las hiciera parecer descaradas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios