Es noticia
Menú
La mujer que dejó la civilización para vivir desnuda en la jungla (y ahorrar dinero)
  1. Alma, Corazón, Vida
ahora es freelance

La mujer que dejó la civilización para vivir desnuda en la jungla (y ahorrar dinero)

Conocida por ser una defensora pública de la dieta vegana, la joven de 37 años comparte instantáneas desnuda en las redes sociales, y explica que disfruta de una vida "sin conexión a internet"

Foto:

Seguro que más de una vez has pensado en dejar todo e irte a vivir a una isla desierta, jungla o similares. Las presiones del día a día, la hipoteca, el trabajo aburrido y alienante, una relación tóxica que no te llena... Razones no te faltan, como tampoco a la youtuber australiana 'Banana Girl', que decidió lanzarse a la piscina y mudarse a la jungla. Ya lleva ahí un año con su pareja.

Conocida por ser una defensora pública de la dieta vegana cruda, la joven de 37 años comparte instantáneas, desnuda, en las redes sociales, y explica que disfruta de una vida "sin conexión a internet", algo con lo que, todo sea dicho, discrepamos, pues sigue teniendo actividad en las redes, de hecho vive de ello.

La youtuber, en un día normal, bebe 1,5-2,5 litros de zumo de naranja, recién exprimido cada mañana, lo que ayuda a mejorar su circulación

No obstante, hay que reconocerle el mérito y la valentía. "Dejé una situación insalubre para mí. Sufrí la mayor de las traiciones de la persona en la que más confiaba. Estaba totalmente perdida, tratando de entender lo que me estaba pasando. También desarrollé problemas de salud relacionados con el estrés psicológico. Pero, al mismo tiempo, se despertó en mí una gran fortaleza", recoge 'The Daily Mail'.

De pronto, cuenta, sintió que volvía a nacer. "Sentía que tenía una nueva oportunidad en la vida. Y, finalmente, fui libre. Me di cuenta de que realmente no era amor, era codependencia, y ambos éramos personas aparte". Mientra superaba el bache emocional, conoció a otro chico: "Durante este tiempo también experimenté una alegría que no sabía que existía, con mi nuevo compañero, mi entorno, mi nueva dirección en la vida".

placeholder

Este es su día a día

La youtuber, en un día normal, bebe 1,5-2,5 litros de zumo de naranja, recién exprimido cada mañana, lo que ayuda a mejorar su circulación y estimular el sistema inmunológico, según dice ella misma en sus redes sociales. A la hora de comer, suele tomarse un batido de menta con chocolate con veinte dátiles picados, agua, polvo de cacao orgánico y una gota de aceite de menta, mezclado. En la cena, siempre toma verduras y frutas, todo sin cocer.

Ella se hizo freelance, "porque la libertad es lo que considero más sagrado en la vida", escribió en Instagram. "Desde entonces, he deshechado todo lo que me detiene. Paso la mayor parte del día desnuda, libre de ropa restrictiva. Me deleito principalmente con frutas y verduras orgánicas recogidas de la tierra. Me ducho en las lluvias monzónicas y bebo de arroyos cristalinos. Dejé una relación insalubre y encontré la paz".

Estaba agotada de mi rutina de 9 a 17 horas. Despertarme con alarma, pintarme la cara, fingir sonrisas...

"No me he afeitado el pelo, no me he teñido el pelo ni maquillado en más de seis meses ... Me siento más libre que nunca en la vida. Y no es algo que haya logrado por azar. Tú también puedes crear esta libertad, y estoy aquí para inspirarte".

Todo empezó una mañana en la que se despertó "temiendo el trabajo que le esperaba en el día". "Estaba agotada con mi rutina de 9 a 17 horas. Despertarme con alarma, viajar más de una hora al día vestida con un traje restrictivo, pintarme la cara, atar mis pies en tacones altos y fingir una sonrisa a los demás. Estaba harta de trabajar toda mi vida haciendo a otra persona rica. Y tal vez lo peor: estaba aburrida. Quería excitarme y sentir algo significativo todos los días".

"Esa mañana decidí liberarme de ser una esclava. No había redes sociales en aquel entonces, así que hice la transición al convertirme en una entrenadora personal con mi propio negocio. Poco después descubrí el veganismo y mi verdadera pasión en la vida".

placeholder

No se depila

La youtuber, que ha ganado un gran número de seguidores por sus videos, a menudo controvertidos, generó una gran polémica recientemente por colgar una foto de su axila con vello. "No me he afeitado mis axilas peludas en años, y me encanta. No solo eso, sino que ya no me afeito las piernas, los brazos, la cara o el pubis", dijo.

"No más cortes, golpes, erupciones, pérdida de tiempo con ceras calientes y tiras dolorosas o visitando salones caros. Lo mejor de todo es que realmente me da poder como mujer el hecho ver todo mi vello y que no haya problema. Me siento liberada y fortalecida por el simple hecho de no depilarme. Cuando lo piensas, en realidad es un gran problema no afeitarte en esta sociedad opresiva. Ya no estoy conforme con el estándar sexista establecido por los medios. Si nací con este pelo, ¿por qué estoy tratando de deshacerme constantemente de él?", escribe.

Me siento liberada y fortalecida como mujer por el simple hecho de no depilarme

La joven recibió decenas de comentarios que criticaban su vello en las axilas y lo tildaban de "repugnante". "Es un mundo extraño en el que ahora vivimos. Me sentí algo sorprendida y decepcionada por la cantidad de comentarios insultantes que recibí de los hombres sobre mi axila peluda", dijo. "Este es un problema de género. Recordemos que los hombres dejan crecer su pelo y no tienen ninguna presión o expectativa de afeitarlo".

placeholder

La blogger también ha abandonado sus tratamientos de belleza, como maquillaje, champú y belleza. Cómo resultado, ha ahorrado más de 4.000 dólares.

Seguro que más de una vez has pensado en dejar todo e irte a vivir a una isla desierta, jungla o similares. Las presiones del día a día, la hipoteca, el trabajo aburrido y alienante, una relación tóxica que no te llena... Razones no te faltan, como tampoco a la youtuber australiana 'Banana Girl', que decidió lanzarse a la piscina y mudarse a la jungla. Ya lleva ahí un año con su pareja.

Social Estilo de vida Noadex
El redactor recomienda