EMPODERAMIENTO FEMENINO

Por qué una mujer de mediana edad con hijos es la mejor trabajadora

La brecha salarial, los techos de cristal y la precarización son solo la punta del iceberg. También está la conciliación familiar. Ya es hora de que esto cambie

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La discriminación de la mujer en el ámbito laboral es una realidad cada vez más visibilizada, pero cuyos efectos todavía tardan en remitir. La brecha salarial (distinto sueldo para el mismo puesto de trabajo) sigue siendo una realidad en España. Los datos no dejan lugar a dudas: los hombres cobran un 14,2% más que las mujeres, según un informe de Eurostat. Las mujeres cobran menos y tienen empleos peores, lo que contribuye a ampliar esta brecha. Pero esto solo es una parte de la verdadera desigualdad en el mercado laboral entre ambos sexos.

Los techos de cristal y la precariedad de la contratación afectan especialmente a las mujeres. El indicador de brecha de ingresos tiene en cuenta las diferencias en las tasas de ocupación y el tipo de jornada a tiempo parcial y establece que alcanza el 35% en España. Además, supone un lastre para el crecimiento económico. Eurofound estima que la igualdad en el mercado laboral aportaría algo más de 30.500 millones de euros, un 62% más que todo el déficit del Sistema de la Seguridad Social. Esto quiere decir que serviría para eliminar todo el déficit y todavía sobrarían 12.000 millones.

Las mujeres de mediana edad reciben menos respuestas por sus currículums que los hombres mayores o los muchachos jóvenes

La situación urge acabar con estos problemas. 'The New York Post' recoge un artículo en defensa de todas esas mujeres de mediana edad que han vivido en sus propias carnes la discriminación en el trabajo por ser mayores de 50 y tener hijos. En él, la periodista Alison Pearson destaca el gran papel de la mujer en trabajos especialmente importantes, como por ejemplo, pilotos de vuelo. "Tammie Jo Shults es una madre de dos hijos de 56 años y piloto de combate de la armada", narra Pearson.

"Si el motor de tu avión explota repentinamente en el aire, necesitas el tipo correcto de hombre en los controles para llevarte a casa de forma segura", relata la periodista. "Cuando esto sucedió, los pasajeros del Southwest Flight 1830 tuvieron muchísima suerte. Tenían al mejor tipo de hombre a los controles: una mujer de mediana edad. Su comunicación con la torre de control fue muy sosegada: 'Tenemos parte de la aeronave perdida, así que vamos a necesitar reducir la velocidad un poco', dijo cuando se vio ante esta situación tan grave".

"The Sandwich Generation"

No es la única. Tammie Jo Shults es miembro de lo que se ha denominado como 'The Sandwich Generation', aquel grupo de mujeres de 40 a 50 años en la actualidad que se ocupan de educar a sus hijos y, además, cuidar a sus padres ancianos. A eso habría que añadirle, evidentemente, una dura y extensa jornada laboral.

La investigación de la Oficina Nacional de Investigación Económica descubrió que los currículos de las mujeres mayores reciben menos respuestas que los de los hombres mayores y de los solicitantes de empleo más jóvenes. Todo esto, según Pearson, apunta a una doble discriminación que llega en plena época de la menopausia: "son discriminadas tanto por edad como por sexo".

Descubrí que mis amigas mentían en sus trabajos en lo referente a su edad

En la gran pantalla, uno de los focos más importantes de denuncia ha sido Hollywood. Desde hace unos meses y a raíz del fenómeno del #MeToo, las actrices han roto su silencio visibilizando el acoso machista. En los Globos de Oro más recientes, Nicole Kidman fue una de las protagonistas estelares. La actriz de 50 años reivindicó mediante un discurso desafiante la perentoria necesidad de no marginar a la fuerza de trabajo femenina de mediana edad. Además, evidenció la temprana jubilación de muchas profesionales del cine de masas que, llegadas a los 37, terminan alejándose de los rodajes o bien las llaman solo para hacer el típico papel de suegras de un actor mucho más joven.

Por otro lado, los Oscar demostraron el triunfo de estas 'midlife woman', como las llaman en la alfombra roja. Ocho de las 10 nominadas tenían más de 40 años, cinco más de 50 y cuatro más de 60. Esta nueva cara del cine de mujer adulta fue representada a la perfección por la premiada Frances McDormand en el papel de Mildred Hayes en la fantástica película 'Tres Anuncios en las Afueras'. Sin duda, su personaje es el de una mujer fuerte que busca justicia y está dispuesta a llegar hasta el final en el esclarecimiento de la desaparición de su hija adolescente en un mundo dominado por hombres, a través del cual podemos sacar una precisa metáfora del empoderamiento femenino.

Frances McDormand en un fotograma de 'Tres Anuncios en las Afueras'.
Frances McDormand en un fotograma de 'Tres Anuncios en las Afueras'.

Pero ojalá todas las mujeres tuvieran tanto valor como Mildred Hayes a la hora de plantar cara a las dificultades y, sobre todo, en un mundo laboral formado sustancialmente por hombres. "Descubrí que dos de mis amigas mentían en sus trabajos a la hora de decir su edad", comenta Alison Pearson en 'The New York Post'. "Ambas, acomplejadas pero tremendamente atractivas en sus 50, tenían la edad suficiente como para ser la madre de la mayoría de sus compañeros. Pero tenían miedo a confesar su edad, debido a que se extendieran los rumores de que estaban acabadas", explica.

"Las mujeres de mediana edad, con toda esa experiencia que atesoran, quienes han sorteado los obstáculos que les depara la vida familiar y hecho malabares para conciliar, son las mejores empleadas", reconoce Pearson. "Como me dijo una mujer 'senior' que trabajaba en una empresa de servicios financieros: '¡Por supuesto que puedo lidiar con clientes difíciles' Soy madre de gemelos quinceañeros, ¡puedo enfrentarme a cualquier cosa!". Sin embargo, esto no tendría por qué ser así; la responsabilidad de educar y cuidar a los hijos no debería recaer exclusivamente en la figura materna. Quizá, para que las cosas cambien en el mundo laboral, también deban hacerlo en el familiar.

"Ya es hora de que la discriminación por edad se convierta en una cosa del pasado y las 'Sandwich Women' obtengan el reconocimiento que merecen", concluye Pearson. "Un número de la revista Cosmopolitan describió a la mujer cincuentona como aquella con 'un encanto y belleza distintivos, punto de vista maduro e intelecto disciplinado'. Agregue eso a la capacidad de realizar un aterrizaje de emergencia cuando el motor ha explotado y aún así llegar a casa para poner la cena sobre la mesa. Suena como un auténtico infierno para mí".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios