mejor prevenir que curar

Por qué debes secarte bien los dedos de los después de una ducha

El pie de atleta es un problema frecuente en verano ya que estos organismos habitan en zonas húmedas. Ten mucho cuidado y pon más atención a tu piel

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quizá nunca se te había pasado por la cabeza que secarse bien los dedos de los pies es tan importante. Sales de la ducha, coges la toalla para el pelo, te pones el albornoz para hacerlo con el resto del cuerpo y vas de de un lado a otro sin haberle puesto atención a tus extremidades inferiores.

Puede que te suene raro, pero no tardarás nada si dedicas un par de minutos a hacerlo y así prevenir que contraigas hongos. Si creías que solo podrías cogerlos en piscinas o vestuarios públicos estabas muy equivocado, tu baño también puede tenerlos. Deborah Lippman, profesional de belleza, sigue el consejo de su podólogo, Ivan Roth, y lo realiza con un secador de pelo.

"El uso de este aparato es algo que se me ocurrió para combatir infecciones de hongos en los pies y las uñas", asegura Roth a 'SELF'. El razonamiento es simple: estas bacterias crecen en ambientes húmedos, así que quitar los restos de agua ayuda a detener el crecimiento.

Pie de atleta

Cuando dejas que tus pies se sequen al aire libre, puede llevar hasta 30 minutos para que eso suceda entre los espacios entre los dedos y las uñas: estos son los lugares donde los hongos a menudo comienzan a florecer. Ponte con ellos durante un minuto más o menos, así conseguirás olvidarte de estos gérmenes y, por lo tanto, habrá menos posibilidades de que salgas de tu baño o del vestuario del gimnasio con un pie de atleta.

Sécalos bien y utiliza unos zapatos cómodos para que haya flujo de aire y no haya humedad

Se llama así por haberse popularizado entre los deportistas. Esta es una enfermedad causada por un hongo que normalmente aparece en los dedos de los pies y que ataca más esta zona porque los zapatos crean un ambiente cálido y húmedo. Aunque se puede presentar en los talones, las palmas de las manos y entre los dedos y es más frecuente entre los varones adolescentes y adultos, se puede propagar por todas las partes del cuerpo. Además, es contagioso y se puede transmitir por contacto directo, con los zapatos, los calcetines, en las piscinas o en las duchas.

Cómo detectarlo

Para poder adivinar si se padece o no de una infección de hongos, Roth señala que todo depende de si estos se encuentran en la uña o en la piel de la extremidad. En el caso de los dedos recuerda que hay que fijarse generalmente en la hendidura que se encuentra entre el cuarto y quinto dedo, y allí se identificará "una zona blanquecina como macerada, humedecida, no seca del todo, con una fisura en el centro, como una especie de grieta en el centro de la lesión, que coincide con el pliegue, y que además suele ser dolorosa".

Si aparecen en otra parte de la piel, estos se manifestarán como si hubiera una descamación, "una caspilla blanca, como si se estuviera produciendo un cambio de piel". También, pueden manifestarse como una lesión circular, o incluso puede ser más extenso y abarcar la planta del pie entera. Las zonas afectadas por hongos suelen doler más que picar.

Se llama 'pie de atleta' cuando tienes hongos porque se ha popularizado entre deportistas

En el caso de que se encuentre en las uñas, estos pueden provocar cualquier alteración, color amarillento o bien más marronáceo, blanquecino, o un levantamiento de la zona. "Identificarlo de la forma más sencilla es ver si la afectación es distal, si existe donde se corta la uña. Estos gérmenes afectan a la zona por donde se contagia. Con el tiempo se va más hacia el interior de la uña", informa.

Consejos

Según la American Podiatric Medical Association, lo primero que debes hacer para la prevención de hongos es usar zapatos que no sean demasiado apretados y así proporcionar flujo de aire en los pies. También cambiarlos (calcetines incluidos) con regularidad para mantenerlos secos. Y si te duchas en el gimnasio, querrás invertir en un par de chanclas de ducha.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Muchas personas tienden a descuidar el secado de las áreas entre y debajo de los dedos después del baño. Otros médicos no aconsejan a los pacientes que usen un secador, pero recomiendan que usen un pañuelo desechable en lugar de una toalla para el cuerpo cuando, ya que usar la misma podría contagiar hongos en otras zonas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios