según un estudio de un bufete de abogados

Por qué los matrimonios modernos hacen como que se no enteran ante una infidelidad

Una investigación asegura que cada vez más féminas rechazan la idea del divorcio en pos de intentar reconstruir su matrimonio, siempre y cuando el novio no haya cruzado la "línea roja"

Foto:

¿Las mujeres están dispuestas a "hacer la vista gorda" ante las infidelidades de sus novios o maridos? Según una investigación de un bufete de abogados, así es. Ellen Walker, autora del estudio, asegura que cada vez más féminas rechazan la idea del divorcio en pos de intentar reconstruir su matrimonio, siempre y cuando el novio no haya cruzado la "línea roja".

Los abogados afirman que estos límites, que hacen inevitable la separación, se producen cuando él comete demasiadas infidelidades o cuando ha tenido una amante durante mucho tiempo. En el informe los profesionales citan un caso de un matrimonio que acabó rompiendo después de que el hombre llevase a su affaire durante muchos meses a la casa familiar. También se considera "línea roja" si él gasta mucho dinero en otras mujeres con la tarjeta de crédito de ambos.

Una separación es inevitable cuando él comete demasiadas infidelidades o si ha tenido (o tiene) la misma amante durante mucho tiempo

Sin entrar a valorar la certeza de los resultados del estudio de esa casa de abogados, lo cierto es que, a nivel mundial, han bajado drásticamente tanto los divorcios como las separaciones. En España, por ejemplo, las demandas han caído un 4,5% en 2017 respecto al año anterior, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Las solicitudes registradas en los juzgados han caído en un año de 119.859 (2016) a 114.491 (2017). Y este es el tercer año consecutivo que descienden las rupturas matrimoniales. De hecho, el pasado año fue en el que menos peticiones de divorcio y separación se han registrado en la última década.

Evitan los problemas

¿Por qué, en teoría, aguantan estas mujeres con un infiel? ¿Porque los cuernos ya no son tan graves como antes? Walker asegura que estas féminas, a menudo, se 'hacen las tontas' para evitar posibles problemas financieros, caer en el abuso de sustancias e incluso terminar siendo víctimas de violencia doméstica porque los problemas se hagan demasiado graves.

¿Y esto no le ocurre a los hombres? La investigación asegura que no: son ellas las que tienen más capacidad de aguantar las dificultades que amenazan el matrimonio: "Nos sorprende una y otra vez la capacidad de algunos hombres y mujeres para hacer la vista gorda ante la mala conducta de su pareja", dijo Walker a 'The Daily Mail'.

"No me refiero a un caso aislado de infidelidad o embriaguez, sino a mujeres que se encuentran con malas conductas frecuentes y dan otra oportunidad a sus medias naranjas, principalmente por su compromiso en la relación", afirma Walker. Sin embargo, añade, los casos ilustran que muchas personas en esta situación acaban perdiendo totalmente la paciencia después de que la mala conducta de ellos se vuelva tan insoportable y evidente como para ignorarla.

Una vez que la mujer estalla y decide cantarle las cuarenta a su pareja, hay hombres que, incluso, "se sorprenden al saber que había un límite". "Como ya les habían perdonado antes, no sabían que no podían pasarse de la raya", asegura Walker.

"Me han dicho en muchas ocasiones que el divorcio se consideraba como un último recurso, pero hay pocas personas, en mi experiencia, que hayan demostrado estar dispuestas a superar todas las dificultades que se les presenten".

España, el país más infiel de Europa

Según el portal Ashley Madison los españoles somos los más infieles del Viejo Continente, y los quintos a nivel mundial. Madrid (con el 12,9% de usuarios del portal) y Barcelona (8,5%) aglutinan buena parte de la cornamenta patria, seguidas de Valencia (5,4%), Sevilla (5,1%) y Palma de Mallorca (3,8%).

Actualmente, los hombres, como asegura la investigación del bufete, llamado Hall Brown Family Law, siguen siendo más infieles (35%) que las mujeres (26%), lo que reafirma la teoría de que ellos engañan más que ellas. No obstante, el consenso entre los sociólogos es que la incidencia de la infidelidad ha ido en aumento en las últimas décadas.

Ellos siguen poniendo más los cuernos, pero sus índices de infidelidad se han mantenido constantes durante las últimas tres décadas

¿A qué se debe? A que la vida moderna ha incrementado y democratizado las oportunidades para mantener sexo ilícito. Las mujeres, cuyas opciones adulteras han estado limitadas —y parece que aún es así— por la domesticidad y la dependencia económica al varón, desde hace unas décadas han ingresado al mercado laboral y han descubierto nuevas perspectivas de tentación romántica, apunta el portal de citas.

Ellos siguen poniendo más los cuernos, pero sus índices de infidelidad se han mantenido constantes durante las últimas tres décadas, mientras que, según algunas estimaciones, las tasas de infidelidad femeninas han aumentado hasta en un cuarenta por ciento.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios