Sexualidad: Una pareja comenzó a tener sexo en el taxi y así reaccionó el conductor. Noticias de Alma, Corazón, Vida
pim pam pum

Una pareja comenzó a tener sexo en el taxi y así reaccionó el conductor

El taxista, que esperaba una noche tranquila, registró el calenturiento incidente que vivió con dos clientes durante su jornada de trabajo en Moscú

Foto: Captura del taxi. (Youtube)
Captura del taxi. (Youtube)

La monotonía, la costumbre, el aburrimiento, la falta de tiempo… Todos ellos son factores que contribuyen de manera negativa a que el acto sexual, tanto entre matrimonios como entre parejas que llevan mucho tiempo juntas, termine convirtiéndose en parte de la misma rutina que fregar los platos. Pero, ¿qué pasa cuando la fogosidad acecha y tus relaciones sexuales no son para nada normales?

¿Te ha entrado alguna vez tantas ganas de hacerlo que te ha dado igual dónde? ¿Crees que no hay nada mejor que salir de la rutina teniendo sexo en un lugar público? Eso es lo que le has ocurrido a una pareja que no ha podido aguantar el calentón y ha comenzado a copular en el taxi que les transportaba.

Aquí te pillo, aquí te mato

Parecía una pareja normal como tantas otras a las que este conductor estaba acostumbrado a trasladar. Pero cuando la mujer se subió sobre las piernas de su amado y comenzaron a besarse y manosearse, el taxista moscovita se dio cuenta de que su noche iba a ser diferente. Después de que la temperatura entre ambos empezara a subir más de lo normal, los novios se dieron cuenta de que la situación podría ser algo incómoda.

Para sorpresa del taxista, sus clientes le pidieron que estacionara para dejarlos unos minutos mientras ellos satisfacían sus ardientes deseos. "¿Estáis completamente locos?”, replicó indignado el conductor. "¿Tengo que irme de mi coche para que podáis tener sexo en él? Iros a un pub y hacerlo allí", continuó.

El conductor, que registró toda la escena con la cámara que tiene en el interior del vehículo, es también un videoblogger y se hace llamar "conductor trabajador del taxi”. Tras estacionar y pedir a sus clientes que se bajaran amablemente, les cobró siete dólares por la carrera. Mientras la caliente pareja bajaba y pagaba, este hombre les deseó que "pasaran un buen rato en el pub" y mirando a cámara concluyó: "Están enfermos. Pueden meterse por el trasero sus instintos animales".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios