¿te has dado cuenta?

Por qué siempre subimos y bajamos del avión por el lado izquierdo

Un grupo de pilotos comerciales y empresarios del sector se han propuesto resolver el curioso misterio, que se remonta a los primeros días de la aviación

Foto: ¿Es un barco? ¿Un avión? (iStock)
¿Es un barco? ¿Un avión? (iStock)

Intenta acordarte de las últimas veces que te has subido a un avión. Quizá recuerdes las prisas, las colas, los retrasos y el barullo típico al intentar acceder a él, encontrar tu sitio y dejar el equipaje de mano en los compartimentos sobre tu asiento. Ahora haz memoria: ¿por qué lado entraste al aparato? En efecto, los aviones de pasajeros tienen entre seis u ocho puertas a ambos lados: dos adelante, dos en medio y otras dos detrás. Sin embargo, a diferencia de otros transportes, a estos aparatos casi siempre se aborda desde el lado izquierdo.

Al parecer, como tantas otras particularidades sobre las que el común de los mortales desconoce su causa, todo se reduce a la tradición. Con el paso del tiempo se fue convirtiendo en una convención establecida y poco cuestionada. Sin embargo, ahora internet ha unido a varios pilotos comerciales y empresarios del sector en un debate de la web 'Quora' para resolver el curioso misterio, que se remonta a los primeros días de la aviación.

Uno se subía a las embarcaciones siempre por babor (izq), ya que por el lado contrario se situaba el remo de dirección que tenían por aquel entonces

Por lo general, se especulaba con que los primeros militares, a inicios del siglo XX, entraban en las aeronaves de la misma forma en la que lo hacían con los caballos, es decir, por la izquierda, pues el lado derecho era para la espada. No obstante, Andrew Stagg, piloto comercial, asegura que el origen se debe a otro medio de transporte: “Todo se remonta a los barcos. Uno se subía a las embarcaciones siempre por babor (izquierda), ya que por el lado contrario, estribor, se situaba el único remo de dirección que tenían las naves por aquel entonces. Para que no se viera entorpecido u obstaculizado, siempre echaban ancla en los muelles por el lado izquierdo, así que la mayoría de diseñadores de aviones siguieron la tradición”. Pronto se convirtió en un hábito, hasta tal punto que los fabricantes y las aerolíneas optaron por que el abordaje se realizase siempre así.

Aunque se entre por la parte trasera, también es por el lado izquierdo del aparato. (iStock)
Aunque se entre por la parte trasera, también es por el lado izquierdo del aparato. (iStock)

También existe otra explicación algo más técnica. Mientras los pasajeros abordan, en el lado derecho del avión se realizan las actividades de carga de equipaje y abastecimiento de combustible. Separar de forma clara a los pasajeros de las actividades de servicio en tierra reduce considerablemente el riesgo de accidente, sobre todo por los vehículos en movimiento. De esta forma, no solo se pueden realizar las dos cosas a la vez, sino que, como desvela el piloto Tim Morgan, el aparato puede mantener activo uno de los motores como fuente de energía.

¿Dónde prefieres sentarte?

Sea como fuere, esta tradición obligó a que el asiento del piloto principal siempre estuviese a la izquierda, pues es la persona que más campo visual debe tener, sobre todo a la hora de estacionar el aparato. “Necesita acercarse lo máximo posible a las pasarelas”, asegura Dave Kistruck, vicepresidente de operaciones de Virgin Atlantic. Todo esto, no obstante, no impide que en caso de emergencia sea posible abrir las puertas a ambos lados para poder evacuar de la manera más rápida.

¿Influye la colocación de la puerta en la elección de asiento? (iStock)
¿Influye la colocación de la puerta en la elección de asiento? (iStock)

Quizá tampoco hayas caído en la cuenta de que la colocación de la puerta también es determinante en la elección de asiento. Un estudio de 2013 publicado por la Universidad de Flinders demuestra que al entrar en un avión los pasajeros prefieren sentarse en una butaca del lado izquierdo, mientras que en el cine prefieren los asientos de la parte derecha. En primer lugar, se debe a la tendencia a dirigirnos hacia la derecha al atravesar una puerta, que sumada al primer movimiento de entrada hecho por el mismo lado da como resultado terminar en la izquierda. Además, los pasajeros sienten que están más cerca de la salida, aunque esto no sea necesariamente así.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios