la antidieta

Lo nunca revelado: este es el régimen que definitivamente tienes que seguir

El entrenador personal de alto nivel y experto en salud Clint Hill, cansado de atender a personas que no están en forma porque siguen malos consejos, ofrece los suyos propios

Foto: Pierde grasa de forma constante y duradera. (iStock)
Pierde grasa de forma constante y duradera. (iStock)

Ya era hora de que alguien te lo dijera. La dieta que necesitas es, precisamente, la antidieta. Ni detox, ni paleo, ni vegetariana... Todo ello lo afirma el entrenador personal de alto nivel y experto en salud Clint Hill, quien está cansado de atender a personas que no están en forma porque simplemente siguen malos consejos.

La gente, en general, está desesperada por quitarse algunos kilos de más, por eso creen que seguir dietas de desintoxicación y cardio es el camino correcto. Sin embargo, Hill reveló sus mayores quejas con la industria de la pérdida de peso, con una consigna clara: mantente alejado de los "regímenes de adelgazamiento".

Un mal hábito de aquellos desesperados por perder peso es cumplir a rajatabla los planes meticulosos sobre dietas que se encuentran en foros

"En los medios nos dicen que alguien como Kim Kardashian perdió 12 kilos en 10 días. La verdad es que esto no es posible y nunca funcionaría a largo plazo", dice Clint. "Hay muchas cosas que puedes hacer para bajar peso en la báscula, pero para perder las células de grasa no hay soluciones rápidas", sentencia.

En lugar de buscar atajos y centrarte en el corto plazo, el entrenador personal sugiere en 'Femail' que lo que hay que hacer es una 'antidieta', que resume en cuatro indicaciones clave.

1) No pases hambre

Olvida el mantra de que hay que hacer solo tres comidas diarias (desayuno, comida y cena). Ya se cuentan por decenas los nutricionistas que señalan que lo ideal es hacer seis comidas de igual contenido calórico cada una (300-400 calorías). Esto te hará tener el estómago siempre lleno y trabajando, lo que además de acelerar tu metabolismo reducirá tu hambre por completo.

Además, evitarás picar productos hipercalorícos y, por supuesto, no pasarás hambre. Clint advierte de que el peor hábito es dejar que tus tripas rujan. "No son pocos los entrenadores personales que ofrecen menús a sus clientes de apenas 700-800 calorías".

"Esta cantidad de calorías no corresponde con la tasa metabólica basal y puede hacer que pierdas micronutrientes. Además, hacer ejercicio intenso con el estómago vacío también es un mal hábito, pues tu cuerpo anhela combustible para quemar grasa mientras trabaja, y sin energía para consumir el tejido adiposo comienza a comerse los músculos", advierte.

2) Cuidado con las dietas que sigues

Otro mal hábito que aquellos desesperados por perder peso siguen es cumplir a rajatabla los planes meticulosos sobre dietas que se encuentran en foros o en revistas no especializadas. Clint asegura que la mayoría de los planes dietéticos se deben adaptar a un estilo de vida personal y a una historia médica. "Seguir el régimen incorrecto puede tener justo el efecto contrario".

También advierte que el apego a una dieta estricta solo funcionará en el largo plazo si planea apegarse a ella permanentemente. "Muchos regímenes de las celebrities son para alcanzar objetivos a corto plazo. Pero si quieres estar en forma, de manera permanente, tu dieta tiene que adaptarse perfectamente a tus necesidades a largo plazo".

3) No tomes solo un grupo de alimentos

Muchas personas confunden la alimentación saludable con prescindir de ciertos grupos de alimentos. Son los seguidores de dietas como la paleo, el veganismo o el vegetarianismo. Clint es contrario a estos regímenes, ya que "pueden tener efectos negativos en la salud".

La gente está desesperada por quitarse algunos kilos de más, por eso creen que seguir dietas de desintoxicación y cardio es el camino correcto

"Pasar de comer carne todos los días a no hacerlo nunca hace sufrir a tu cuerpo. Esto puede además tener efectos secundarios en tu organismo, como sufrir un brutal descenso de los niveles de zinc", cuenta. El entrenador es claro: "Come de cuatro a cinco comidas regulares, incluyendo carbohidratos, grasas, frutas y verduras, y luego observa lo que sucede".

4) No adaptes el ejercicio a tu ritmo de vida

Según Clint, no hay un régimen de ejercicio perfecto para todos. Todos sus clientes, por ejemplo, tienen diferentes necesidades y estilos de vida, por eso personalizar sus entrenamientos aumenta las probabilidades de que no los abandonen a los dos meses. "No importa cómo estés físicamente, ni la forma que quieras tener. Si te hace feliz y te mantiene sano, hazlo como quieras", dijo.

También has de ser consciente sobre el horario que dedicas al ejercicio en función de qué grupo muscular que trabajes. "Alrededor de las 14 horas podría ser el mejor momento para incrementar la masa muscular, y muy temprano en la mañana para quemar grasa, no obstante, hay que averiguar qué plan funcionaría mejor en cada persona a largo plazo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios