conviértete en un dandi

La ropa esencial que un hombre necesita para triunfar en el trabajo

Toca regresar. Vuelve la rutina... y el entretiempo. Aquí, algunos rucos básicos para saber cómo vestir en la oficina sin perder ni un ápice de estilo

Foto: Hombre de negocios. (iStock)
Hombre de negocios. (iStock)

Muchos aprovechan septiembre para apurar las vacaciones y octubre se ha convertido en el mes para volver a empezar la nueva temporada laboral. Es tiempo de regresar a la oficina; llega un nuevo curso y con él, la renovación del fondo de armario.

El vestuario de trabajo puede estar sujeto a normas más o menos rígidas, según los casos, pero siempre debe mantener un perfil bajo. Aun así, puedes permitirte dar tu toque personal al uniforme laboral. ¿Por qué no? Si lo tuyo es expresarte libremente en todo momento, estos son los básicos de temporada que puedes incorporar a tu estilo para ir a la oficina. Destaca sin estridencias estando elegante en todo momento.

Son los recién llegados a la nueva temporada. Pequeños detalles, pero suficientes para multiplicar tu estilo en la oficina. Basta un toque de color, una manga diferente, un estampado a tiempo o un complemento con personalidad para que todo cambie. Con ellos aprenderás a valorar lo accesorio. Marcar la diferencia en la oficina resulta complicado.

Zapatos de vestir

Foto: Martinelli.
Foto: Martinelli.

Debes tener varios. Cuando se trata de vestir como un profesional, técnicamente podrías usar los mismos todos los días, pero es tan aburrido como utilizar el mismo abrigo o la misma bufanda. Además, no es elegante. El calzado masculino es, como el pantalón vaquero, otro de esos productos capaces de resistir a la moda predominante.

Aunque usualmente vaya tapada con la americana, no seas inconsciente: cómprate una buena camisa

El zapato masculino -desde los modelos 'Oxford' o 'Derby', pasando por los mocasines hasta llegar a las botas- se acoge a la estacionalidad de las temporadas sin abandonar el clasicismo. Todos tienen cabida. Y en todos los colores. Solo hay que escoger uno (o varios) para sobrevivir a los lluviosos días de otoño o a las frías jornadas de invierno.

Traje

Debes tener en tu armario como regla uno de color azul marino. Es muy imortante para ir a trabajar a casi cualquier evento y podrás emparejarlo de muchas formas con la corbata o la camisa. Si quieres darle un toque más juvenil, opta por uno sin corbata. Es la opción menos encorsetada y más relajada. Con ella es posible conseguir el respeto de cualquier interlocutor sin que esto signifique una rebaja en su estatus.

En gran número de profesiones, los códigos de vestimenta o las restricciones presupuestarias de cada cual se convierten en algunos de los caballos de batalla a la hora de vestir correctamente durante cualquier jornada laboral. No existe el manual del perfecto empleado, pero sí algunas normas básicas que, lejos de ser el talón de Aquiles para muchos, habrían de convertirse en máximas inquebrantables. Y sí, aquí se incluye la total prohibición de ir a trabajar en pantalón corto. No abusar de los estampados. La corrección manda y es fundamental no excederse con los colores y los 'prints'. El 'menos es más' es siempre un acierto.

El expresidente de los Estados Unidos Barack Obama es uno de personajes que no invierten tiempo en seleccionar ropa, en una entrevista a 'Vanity Fair' aseguró que: "necesitas eliminar de tu vida los problemas del día a día que absorben partes significativas de la jornada de mucha gente. Verás que sólo llevo trajes grises o azules. Estoy intentando recortar decisiones".

Camisas

Recuerda una cosa: un hombre de negocios siempre va con camisa. En momentos más de 'sport' esta puede tener estampados o incluso puede prescindir de la americana y combinarla con un jersey de pico en colores vivos. Pero camiseta…olvídalo. Tener varias es clave para vestir adecuadamente en cualquier momento. No importa si es formal o casual, llevar una camisa ya otorga otra percha. Si estás utilizando un traje completo, vaqueros o corbarta, esta prenda es muy importante. Debes tener alguna blanca, negra, azul y son rayas o cuadros, para dar contraste.

Todos los zapatos tienen cabida. Y en todos los colores. Solo hay que escoger uno (o varios) para sobrevivir a los lluviosos días de otoño

Aunque usualmente vaya tapada con la americana, no seas inconsciente: cómprate una buena camisa. Si en algún momento precisas quitártela, bien porque se estropea el aire acondicionado o porque te has pasado con los gin-tonics de, no querrás que se vea que la tela es semitransparente o que se acentúan los michelines.

Corbata

¿Cuál vas a elegir? (iStock)
¿Cuál vas a elegir? (iStock)

¿Por qué las necesitas? Quieras o no, vas a tener que ponértela para cerrar un negocio. Si tu trabajo requiere este tipo de complemento todos los días, no hace falta decir que necesitas poseer una cantidad decente. Eligir las adecuadas para añadir a tu fondo de armario puede ser un proceso interminable porque hay muchas diferentes, por eso debes tomarte tu tiempo y elegir entre tantas opciones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios