Los ocho alimentos que te van a durar casi para siempre
  1. Alma, Corazón, Vida
prácticamente eternos

Los ocho alimentos que te van a durar casi para siempre

Vamos almacenando en nuestra despensa y luego llegan las dudas: "¿Esto se habrá puesto malo?". Aquí desvelamos los productos que no hace falta que tires a la basura

Foto: Los ocho alimentos que te van a durar casi para siempre
Los ocho alimentos que te van a durar casi para siempre

En un refugio recóndito de la Antártida, una de las regiones más hostiles del planeta, científicos neozelandeses descubrieron el mes pasado un bizcocho de fruta de hace 106 años. Lo extraordinario del asunto es que estaba en perfecto estado y que, según describió el Antarctic Heritage Trust, hasta “olía comestible”. Envuelto en papel y en una lata de estaño, se cree que podría haber pertenecido a la expedición de Robert Falcon Scott, cuyos miembros murieron en el viaje de vuelta. El inusual hallazgo plantea una pregunta ineludible: ¿existen en nuestras despensas otros alimentos que duren tanto como este? La respuesta es sí, varios.

Foto: Los alimentos que nunca debes consumir fuera de fecha (sí, existen caducidades reales)

1. Miel

La muestra más antigua de miel se encontró en 2015 en una tumba egipcia de hace más de 3.000 años y, según los arqueólogos que la excavaron, era perfectamente comestible. Se trata de uno de los pocos alimentos que se crean en la naturaleza con el único fin de ser almacenado. Dado que las abejas necesitan comer durante el invierno, su objetivo es crear una fuente alimenticia que no se eche a perder después de unos meses. Su durabilidad se debe a las características únicas del alimento: es bajo en agua y alto en azúcar, y tiene el PH bajo, por lo que las bacterias no pueden crecer en ella.

El chocolate negro se puede comer hasta años después de su compra. Lo único que se nota es que su sabor va a ir reduciéndose de forma progresiva

Asimismo, contiene pequeñas cantidades de peróxido de hidrógeno, que inhibe el crecimiento de microbios. Esta es, en parte, una de las razones por las que las abejas producen miel para sus larvas: además de alimentar, protege. No obstante, solo la procesada es la que tiene una vida útil prácticamente indefinida. Como mucho puede cristalizarse con el tiempo, aunque este cambio físico puede ser revertido con solo calentarla.

2. Legumbres secas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Son alimentos poco perecederos debido a que presentan una muy baja proporción de agua. De este modo, se mantienen en condiciones óptimas durante un periodo largo de tiempo. En España la fecha de caducidad suele estar en torno al año, pero si el recipiente es hermético podría durar casi de forma indefinida. Es cierto que necesitarán más tiempo para ablandarse en la cocción, pero no perderán su valor nutricional.

3. Salsa de soja

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La gastronomía japonesa está de moda. Lo que pasa es que aunque tengamos sus productos en casa no los usamos mucho y a veces nos damos cuenta de que aquel bote de soja perdido en el armario lleva ya demasiado tiempo abierto y nos da miedo consumirlo. Por fortuna, debido a su alta acidez y contenido en sal, tiene muchos años (al menos tres) de vida útil, incluso fuera de la nevera.

4. Vinagre blanco

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puedes comprar grades cantidades de vinagre blanco sin temor a que se vaya a poner malo. Su característica acidez impide el crecimiento de bacterias y permanecerá sin cambios casi de forma indefinida. Otros vinagres en cambio pueden sufrir transformaciones de color o incluso producir sedimentos, lo que aunque no afecte a la seguridad del producto, sí cambiará su apariencia y sabor.

5. Arroz blanco

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un estudio del 'International Journal of Food Sciences and Nutrition' demostró que se podía comer arroz incluso tras pasarse 30 años almacenado en una lata. Por mucho polvo que tenga el paquete, estará tan bueno como el primer día. La clave para su buena conservación, en este caso, se la debe a las bajas temperaturas y a la falta de oxígeno en el ambiente. Sin embargo el arroz integral, aunque se considere más saludable, no corre la misma suerte, pues tiene una vida útil más corta debido a su contenido en aceite.

6. Chocolate negro

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los más golosos de la casa pueden respirar tranquilos. Si se almacena a una temperatura constante, el chocolate se puede consumir incluso hasta dos años después de su compra. Lo único que vas a notar es que su sabor va a ir reduciéndose de manera progresiva. Si está en una zona de calor, podrás apreciar unas manchas blancas poco apetecibles, aunque, según explica 'The Kitchn', son igualmente comestibles.

7 y 8. Azúcar y sal

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como la sal y el azúcar son condimientos tan populares, solemos comprar mucha cantidad de cada uno y a veces, después de varios meses, nos preguntamos si estará en buen estado. La sal como tal no caduca, de hecho se usa como conservante para que otros productos no empeoren. No obstante, debe permanecer en un lugar seco para evitar que se humedezca. De la misma forma, se recomienda guardar el azúcar en un lugar fresco y seco para impedir que se apelmace. En ambos casos no se corre ningún peligro.

Alimentación Regulación alimentaria Cocina
El redactor recomienda