Alimentación: Cómo preparar un gin-tonic correctamente (sueles hacerlo mal)
deja las florituras a un lado

Cómo preparar un gin-tonic correctamente (sueles hacerlo mal)

Esta bebida de moda parece muy fácil de elaborar pero tiene su arte. Aprende a hacerlos con Bryan Dayton y Nikos Mantzaridios, dos expertos que han aprendido en España

Foto: Prepara un buen gin-tonic. (iStock)
Prepara un buen gin-tonic. (iStock)

Copas de balón, enebro, pepino, pétalos de flor, frutos rojos y una larga lista de condimentos que añadir a una de las bebidas que más se piden en nuestro país. Da igual si es de fiesta o en un simple 'afterwork', el ginto-tonic ya no es esa bebida anticuada asociada a la gente mayor y que se tomaba en vaso de tubo. Cierto es que en muchas ocasiones rizar el rizo en su preparación acaba estropeando el combinado, y existen tantas posibilidades que a veces es difícil saber escoger cuál tomar. Prepararlo es muy fácil, no hacen falta parafernalias.

De moda

Que desde hace unos años está en auge no es un secreto para nadie. España es el segundo país que más consume esta bebida y por eso muchos bares y discotecas han querido aprovechar este tirón pasándose de listos en multitud de ocasiones. En el siguiente vídeo puede ver una cámara oculta que realizaron en La Sexta y donde se ofrecían gin-tonics con diferentes alimentos (garbanzos, gambas...) que nada tienen que ver con esta bebida. No solo la gente bebió estos preeparados sino que se hicieron los entendidos sobre el tema. ¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar?

Bryan Dayton y Nikos Mantzaridios, dos expertos en ginebra inspirados en España, dan los pasos a seguir para conseguir el gin-tonic perfecto:

Olvida el vaso de tubo

Ambos expertos coindiden en que utilizar el vaso correcto es primordial para hacer un buen gin-tonic. El de tubo es deficiente en muchos sentidos. Sólo caben 30cl y no todo el hielo. Al cogerlo con toda la mano, calientas la bebida y su boca es tan estrecha que no permite disfrutar de los aromas. "Si utilizas uno de estos vasos, no obtendrás ningún olor", dice Mantzaridis. Dayton añade: "Utilizando una copa de balón se mejoran las cantidades y puedes obtener una bebida más equilibrada".

Gin-tonic con pepino. (iStock)
Gin-tonic con pepino. (iStock)

Las copas de balón tienen una gran capacidad, unos 60 o 70 cl, lo que permite que quepa todo el hielo, la ginebra y la tónica.Tienen la boca ancha, lo que deja percibir bien los aromas y sabores. Esta tiene pie, lo que nos permite coger la copa sin calentar la bebida, algo que es muy importante para una buena degustación.

La proporción correcta para un buen gin-tonic es una unidad de ginebra por cuatro o cinco de tónica

Cabe destacar que la bebida mejora si la copa está fría. Puedes hacerlo en diez segundos. Antes de echar todos los hielos, pon solo dos y mueve la copa ligeramente para que giren en su interior. Notarás que la copa está fría cuando el cristal se empañe. Una vez fría, si tienes el colador (de oruga mejor) correspondiente, saca el agua que han soltado y echa más hielos. Si no lo tienes, vacíalo todo y vuelve a echarlos, esta vez ya todos.

Nunca con pajitas

"Nunca, olvídalas" dice Mantzaridis. "Si lo tomas así, pierdes todos los aromas". Sin embargo Dayton prefiere beberlo con ella, pero insiste en que aunque su compañero es muy estricto en el tema, todo depende de los gustos personales y reconoce que es cierto que se pierden los olores del combinado.

Cuidado con las proporciones

Está claro que si lo que quieres es emborracharte a toda costa, dan igual los aromas, los sabores y cualquier cosa que mejore la bebida. Pero si buscas encontrar las sensaciones perfectas para tu paladar y tu estómago, estos dos expertos aseguran que en encontrar las medidas perfectas está la clave. La relación entre la ginebra y la tónica es muy importante.

Utilizando una copa de balón se mejoran las cantidades y puedes obtener una bebida más equilibrada

Cierto es que todo depende del sabor que quieras conseguir. Echarle más ginebra al gin-tonic no va a hacer que esté más bueno, sólo más fuerte. La proporción correcta es una unidad de ginebra por cuatro o cinco de tónica (un botellín). Si no tenemos medidor, basta con un vaso de chupito de 4 o 5 cl.

Elige correctamente

No hace falta decir que la elección de la ginebra es primordial. Las secas pueden ser de corte clásico, donde abunda el enebro, cítricas, especiadas, herbales, afrutadas o florales. Tienen diferencias muy sutiles, la mayoría son buenas, pero la elección la tiene que realizar cada uno, en función de sus gustos. Con la moda, la proliferación de tónicas con aromas también ha crecido considerablemente, por lo que elegir la adecuada y la que va con la ginebra, es un ardua tarea. Dayton sugiere que selecciones la que más te guste pero la tónica de toda la vida es la adecuada. Eso sí, debe estar fría. Si la echas caliente los hielos se derretirán rápidamente y se te aguará la copa.

Sírvelo despacio

Cuando eches la tónica a la copa, olvídate de la cucharita. Queda muy bonita y visual pero es una pérdida de tiempo. Se hace para no romper la burbuja de la tónica y que conserve todo el gas cuando esté servida, pero puede hacerse perctamente desde la botella. Mientras lo hagas despacito, con la boca de la botella pegada a un hielo y lo sirvas lentamente, tendrá el mismo efecto que si lo lanzas desde arriba con la cucharilla.

Condimentos

El gin-tonic no es una macedonia. (iStock)
El gin-tonic no es una macedonia. (iStock)

A la hora de dar el punto final a nuestro combinado, debes tener mucho cuidado con añadir demasiadas especias. Una simple rodaja de limón no vale, la acidez de la carne del cítrico estropea la ginebra. Lo que debes hacer es echar la peladura. Parte los culos del limón y pélalo de arriba a abajo, de forma vertical. Cuando tengas un trozo coge los dos extremos y echa el aceite de la piel. Es lo que le da el aroma perfecto. La línea entre aromatizar la copa y estropearla es muy fina. La ginebra ya tiene su perfil aromático, y pierde el sentido añadirle cientos de especias, porque taparías su sabor.

Con todo esto, si sigues teniendo alguna duda, lo mejor que puedes hacer es ver 'Paquita Salas' y seguro que así decidirás cuál quieres.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios