te va a venir bien saberlo

Los mejores alimentos y las mejores bebidas para tomar cuando se ha comido en exceso

Que no te quiten lo 'bailao' en las fiestas navideñas, pero ahora toca compensar. Te damos una lista completa de alimentos recomendados y dos dietas para que elijas. De nada

Foto: La carne es muy buena para compensar el alcohol que te metiste en el cuerpo. (iStock)
La carne es muy buena para compensar el alcohol que te metiste en el cuerpo. (iStock)

La Navidad es sinónimo de comer y beber en exceso. Uno siempre se dice que "este año será diferente", que se controlará con las comidas y con el alcohol, pero al verse en una fiesta superaburrida de empresa, en una reunión de pseudoamigos o en casa de la abuela Agustina, los buenos propósitos se vienen abajo. Ingieres lo que te ponen delante por una mezcla de gula, aburrimiento y el consabido "un día es un día". Y bebes para olvidar todas las calorías que te estás metiendo entre pecho y espalda, y para que se pase más rápido el encuentro. Al final, entre tantos langostinos, turrón y whisky te crees incluso que te lo estás pasando de cine. "¡Me encantan estas cenas navideñas!", dices mientras abrazas a Carmen, la de Comercial.

Lo malo llega a la mañana siguiente. Te levantas hinchado, con resaca y estás seguro de que lo que pasó la noche se notará en tu báscula. Si te has levantado en tu cama y solo, no hay de qué preocuparse. El resto sólo son calorías de más, y tenemos la dieta de choque perfecta para que compenses los (tan necesarios) excesos de la época.

Lo más seguro es que sientas acidez estomacal y reflujo, por eso debes consumir productos bajos en grasa, como, por ejemplo, leche desnatada

Si con los regímenes te haces un lío, no temas: también tenemos una lista de los alimentos que debes comer tras el 'atracón'. Atento:

Los alimentos que debes comer

Hay ciertas comidas que sientan mejor en un momento u otro. También depende de lo que se quiera conseguir con su ingesta. Como nosotros queremos compensar la comilona y el alcohol de ayer, reducir la hinchazón y conseguir no engordar, tenemos que comer lo siguiente:

1) Leche desnatada

Lo más seguro es que sientas acidez estomacal y reflujo, por eso, según el nutricionista Rob Hobson, debes consumir productos bajos en grasa. Y una de las mejores opciones es la leche desnatada. Los alimentos con alto contenido de grasa (especialmente las saturadas) se tardan más en digerir y producen estos incómodos problemas digestivos.

2) Fruta

La fruta es esencial para superar estos excesos. Lo mejor, revela el nutricionista, son las tropicales, porque contienen papaína y bromelina, unas enzimas digestivas presentes sobre todo en la piña. También es bueno el kiwi, las cerezas y las naranjas.

Que sea bueno comer fruta no significa que tengas que estar todo el día a base de esta. Hay muchas personas que hacen un 'régimen depurativo' durante 24 horas, y solo ingieren este tipo de alimento. Las expertas en nutrición consultadas por 'Efe' lo desaconsejan por completo: proponen moderar las raciones y hacer una dieta correcta y ligera al día siguiente de la comilona.

3) Pasta o arroz

Al día siguiente, nuestro organismo tiene exceso de grasa, la sal y proteínas, así que al día siguiente suele ser buena idea tomar un poco de arroz o pasta hervida (sin salsa), aunque en tu dieta diaria suelas restringirlos. Lo recomiendan los expertos del portal de salud 'Health'.

La fruta es esencial. Lo mejor son las tropicales, porque contienen papaína y bromelina, unas enzimas digestivas presentes sobre todo en la piña

4) Verduras y hortalizas verdes

Las verduras verdes son algunas de las más nutritivas, con niveles muy elevados de hierro, magnesio y fibra. Es buena idea que añadas una porción de estos alimentos en todas las comidas. Te vendrán muy bien, sobre todo, porque ayudan a aumentar el flujo de bilis a través del hígado, que puede ayudar al cuerpo a deshacerse de los productos de desecho. Son, por ejemplo, el brócoli, las espinacas, las alcachofas y los guisantes.

La fibra que aporta también es esencial para el proceso de recuperación. Además de estas verduras, puedes comer cereales de grano entero e integrales (avena, centeno o maíz) y tostadas integrales.

5) Judías y garbanzos

La grasa de la comilona sumada a los efectos deshidratantes del alcohol puede provocarte estreñimiento, lo que te dejará una sensación muy incómoda durante todo el día. Por eso, los expertos recomiendan que ingieras legumbres, ya que son ricas en fibra soluble que se disuelve en agua, de forma que ayuda a suavizar las heces y mejora el tránsito intestinal.

6) Agua

Aunque no notes que estás deshidratado, la cantidad de copazos que te metiste anoche no da lugar a la duda. La sed es el indicador más claro, pero no el único. Los nutricionistas aseguran que tienes que beber mucho líquido al día siguiente. Y no solo agua, también té, café, leche, frutas acuosas, sopas. Si el agua te aburre puedes añadirle polvos de sabor hipocalóricos o darle gracia mezclándola con cítricos, pepino o hierbas como la menta o el romero

7) Manzanilla

Si eres fan de las infusiones, la mejor es la de manzanilla, ya que ayuda a prevenir la acidez estomacal. Beberla en las comidas puede ayudar a calmar los tejidos gastrointestinales inflamados y reducir los espasmos esofágicos.

8) Extracto de alcachofa

A pesar de que tu hígado está preparado para atracones como el que te diste, y es capaz de repararse gracias a la regeneración natural. Este órgano contiene células llamadas hepatocitos, que absorben nutrientes y desintoxican y eliminan las sustancias nocivas de la sangre. Pero una ayuda de más nunca viene mal. Los especialistas recomiendan el consumo de extracto de alcachofa, pues protege al hígado de las toxinas. También puede ayudar a reducir los síntomas de la indigestión, como náuseas, gases y el dolor de estómago.

9) Carnes

La jefa de la Unidad de Dietética y Nutrición del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Clotilde Vázquez, consultada por la mencionada agencia, propone para compensar el exceso de alcohol con el consumo generoso de vitamina B, presente en los productos integrales y en los cárnicos. “Hay personas que utilizan los suplementos vitamínicos para atenuar el efecto etéreo que nos provoca el alcohol cuando lo estamos bebiendo, pero eso se toma inmediatamente después”, asegura.

La dieta perfecta del día después

Si la lista de alimentos te ha quedado clara pero no sabes cuándo comerlos ni con qué, aquí tienes dos dietas perfectas. La primera es creación de Elena de la Fuente Hidalgo, nutricionista de Clínica Londres, y la segunda de la doctora Clotilde Vázquez. Ambas opciones son perfectas para compensar un atracón, y consisten sobre todo en ingerir menos calorías que las que consumimos habitualmente, con el fin de que nuestro cuerpo saque energía de la grasa acumulada.

Dieta 1

Se basa en cinco comidas diarias, incluye un buen desayuno lácteo bajo en grasa (leche desnatada o yogur descremado), así como un hidrato de carbono complejo como el pan integral, que contiene más fibra. Como tentempié tomaremos una fruta, y de comer, verduras con proteínas, tal y como vemos en la tabla adjunta.

La especialista recomienda asimismo que no se consuman refrescos ni zumos envasados y que se practique algún tipo de ejercicio físico.

Dieta 2

La jefa de la Unidad de Dietética y Nutrición del Hospital Universitario Ramón y Cajal aconseja realizar una dieta de toche basada en verduras combinadas con hidratos de carbono, y compensar así el exceso de grasa y proteína. Se trata de una ingesta que ronda las 500 calorías con la que se consigue dar un “reposo digestivo y metabólico” a nuestro organismo. Estas son las claves.

Compensa el exceso de alcohol con un consumo generoso de alimentos ricos en vitamina B, presente en los productos integrales y en los cárnicos

  • Consomé solo con verduras, con puerro, apio y alcachofa.
  • Consumir 2 litros de caldo de forma regular a lo largo del día.
  • Desayuna café y zumo (o fruta).
  • En la comida y cena se puede tomar un puré de esas mismas verduras acompañado por hidratos de carbono (arroz, pasta o 40 gramos de pan).
  • De postre, elegir entre un lácteo (yogur o vaso de leche) o una pieza de fruta. Esto también se puede merendar.

Bueno, ya tienes todas las claves y consejos para que la cuesta de enero no se te haga tan pesada. Si comienzas el año con unos kilos de más será porque quieres. ¡Ánimo!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios