se busca urgentemente un poco de lógica

Las respuestas más divertidas que los alumnos dan en los exámenes

La ignorancia es atrevida… y divertida. Quien no haya hecho nunca el ridículo, que tire la primera piedra contra estos alumnos tan "ocurrentes"

Foto: El ejercicio consistía en nombrar los cuadriláteros. El estudiante elige nombres como Bob y Sam.
El ejercicio consistía en nombrar los cuadriláteros. El estudiante elige nombres como Bob y Sam.

Todos hemos respondido a exámenes o a preguntas de profesores en clase llenos de tensión por no estar seguros de la respuesta (o no tener ni una pista) y ver a otros fallando es una de las mejores formas que existen de aliviar esa tensión, aunque sea unas décadas después.

En nuestro país el catedrático Luis Díez Jiménez fue el que más popularizó este género cómico atemporal con sus deliciosas 'Antologías del Disparate', fruto de su propia experiencia enseñando a niños y adolescentes. Suponemos que muchos de sus alumnos pudieron centrarse y convertirse en personas de provecho gracias a él, pero los que nos vuelven locos son los que intentaban dar la mejor respuesta en temas espinosos como la sexualidad o la política y caían con todo el equipo, para regocijo de los adultos.

Algunos alumnos cometen errores ingenuos, otros crean algo nuevo, queriendo o sin querer

La reproducción celular “es cuando la célula macho salta sobre la célula hembra”, Quevedo “era cojo, pero de un solo pie”, el sexto mandamiento decía “no fornicarás a tu padre y a tu madre” y Jesucristo fue bautizado en Río de Janeiro. En fin, el mundo era mucho más divertido que en la realidad.

Las nuevas tendencias en disparates son tan variadas que justificarían por sí solas la existencia de internet. Están los que, como en las Antologías de Díez Jiménez, parecen totalmente ingenuos, otros reconocen que no lo lograrán —y hacen un dibujo desesperado, suplican buena nota, o se ríen del docente— y otros van un paso más allá y crean algo nuevo, queriendo o sin querer.

Vamos a ello.

Cuadriláteros campechanos

No seremos tan mezquinos de dar como incorrectos los nombres que escoge este alumno: Bob, Sam, Tedison… Solo alguien sin imaginación podría haber escogido los del enunciado.

Los Juegos del Hambre
Los Juegos del Hambre

¿Cuál es la mejor solución para la superpoblación? Razónalo con ejemplos.

- Los Juegos del Hambre.

Esta personita piensa que lo mejor es hacer como en los libros y en la serie: escoger al azar a chavales de 12 a 18 años y ponerlos a luchar a muerte como los gladiadores. Leyendo esto puede que el profesor fantaseara por un momento por celebrar unos juegos así con sus alumnos más imaginativos.

Encuentra la diferencia entre 8 y 6.
Encuentra la diferencia entre 8 y 6.

A este otro alumno le piden que halle la diferencia entre 8 y 6 y dice que el 8 está “todo enrollado” y el 6 no. Dan ganas de salir aplaudiendo, porque es verdad. ¿Quién no ha pensado alguna vez que el 6 debería rendirse a la evidencia y enrollarse un poco más para parecerse al 8?

La gente no dice “más chulo que un 6”, por algo será.

La Gran Depresión

La salvaje recesión económica en Estados Unidos y Europa es el periodo histórico que terminó en 1896 y por el que suponemos quería preguntar este pobre educador.

¿Qué terminó en 1896?
¿Qué terminó en 1896?

Intachable, maldita sea. También podemos llamar Gran Depresión a lo que sienten sus padres cuando les llegan las notas del colegio.

Vamos con alguien que se ve en la tesitura de demostrar en este examen por qué “Tracey está equivocada”.

Tracey está equivocada, demuéstralo con un ejemplo.
Tracey está equivocada, demuéstralo con un ejemplo.

Fácil, porque es una mujer. ¿Denuncia del 'mansplaining' y de los micromachismos o puro descacharre gamberro? Nunca lo sabremos porque, además, "somos" una mujer.

Sinceridad

Da mucha rabia cuando uno sabe perfectamente la respuesta que quiere dar pero no está disponible en el test. Solo hay una cosa que se pueda hacer.

La e, sin duda.
La e, sin duda.

En la misma línea de darlo todo por perdido con sentido del humor está el siguiente caso. Atención al grado de detalle con que representa la idea: esas irregularidades del papel adhesivo…

No es un secreto que no le gusta estudiar.
No es un secreto que no le gusta estudiar.

Un elefante en la habitación

A este otro le preguntan si el objeto llega al muelle y, caso de llegar, cuánto rebotaría. Al principio esboza unas fórmulas, pero... 

El subrayado del profesor es la clave.
El subrayado del profesor es la clave.

“El objeto nunca llega porque hay un elefante en el camino”. Podía haber dibujado cualquier otra cosa, ¿por qué un elefante? ¿Y por qué es tan gracioso?

Cuestión de química

No nos creemos que esto sea un examen, probablemente fue un chiste desde el principio. Pero qué más da si ha inventado un compuesto químico con su estructura y todo.

Formaldehído.
Formaldehído.

El formaldehído lleva a cabo la transformación personal que hemos aconsejado al número 6 y se decide a vestir “casual” en vez de “formal”.

Este último nos ha enamorado: le piden que haga un dibujo que esté de acuerdo con su respuesta.

Plas, plas, plas...
Plas, plas, plas...

Nos quedamos como ese monigote sonriente, totalmente de acuerdo con todo, en paz con el mundo y esperando que los estudiantes nos den pronto más excusas. Te mantendremos informado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios