UNA HISTORIA NEPOTISTA CON MORALEJA

Esto es lo que deberías decirle a tu cuñado cuando te pida un favor, según Elon Musk

"¿Y de lo mío, hay algo?" es la típica pregunta que uno puede oír de parte de un familiar más o menos cercano. También se la hicieron al CEO de Tesla y esto es lo que respondió

Foto: Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX. (Reuters)
Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX. (Reuters)

Seguro que a estas alturas ya saben perfectamente quién es Elon Musk, CEO de Tesla Motors y una mezcla imposible entre el lado más visionario de Steve Jobs, la bravura juvenil de Mark Zuckerberg y el idealismo de un archivillano de Marvel. Lo que es probable que no sepan es que Lyndon Rive, el CEO de SolarCity, compañía de energías renovables en cuyo consejo directivo se sienta también Musk, es su primo. Y como buen primo, no duda de tirar de la familia para que le hagan un favorcillo. Ya saben, “un favorcillo”.

Es lo que hizo hace poco cuando Rive le pidió a su primo un descuento en uno de sus espectaculares coches eléctricos, como explica Danielle Muoio en 'Tech Insider'. “Le pregunté, 'hey, Elon, ¿me puedes hacer un descuento familiar'?”, explicaba el sudafricano, nacido en Pretoria. La respuestas que recibió, no obstante, no fue la esperada: “Por supuesto”, le dijo. “Vete a la página Teslamotor.com, compra el coche en línea, y el precio que verás ahí es el descuento familiar. Todo el mundo tiene descuento”.

Reconozco el mérito de Elon de que, más allá de ser el mejor emprendedor del mundo, trate a todo el mundo igual

A simple vista, es una bonita estrategia de marketing nacida en el campo de Musk y promocionada por su primo. Querido cliente, sugiere, en nuestra compañía no hay favoritismos, así que el que quiera un coche, tendrá que hacer lo que cualquiera. Básicamente, para comprarse un Tesla, hay que pedirlo a través de la web de la marca, y sobre todo, tener un buen fajo de billetes (virtuales) a mano. El modelo más económico del S ronda los 65.000 euros, y si queremos tirar la casa por la ventana y adquirir un modelo X, unos 114.000 euros. Aunque seguro que tu cuñado lo ha encontrado más barato.

La guerra contra el enchufismo

Si tenemos buena fe y la mirada limpia, también podemos entenderlo como un peldaño más en la batalla implícita contra el nepotismo y la supuesta reivindicación explícita del talento de la nueva era empresarial. Mientras que las compañías tradicionales se habían construido sobre relaciones de confianza y cercanía, la globalización y la hiperconectividad han provocado, en teoría, el apuntalamiento de la meritocracia y la igualdad. Lo explicaba en su tesis la profesora de sociología Lucía Sell-Trujillo, “La lealtad al grupo y las relaciones tienen mucho valor” en sociedades como las rurales, ya que “se generan mecanismos de reciprocidad y apoyo social”.

“Reconozco el mérito de Elon de que, más allá de ser el mejor emprendedor del mundo, trate a todo el mundo igual”, explicaba Rive. “No hay nepotismo en absoluto”. Al mismo tiempo, las palabras del CEO de SolarCity nos ayudan a entender un poco mejor el funcionamiento de las redes de confianza. Es posible que ahora alabe la actitud de su primo, pero él fue el primero en pedirle un favorcillo. No dudamos que, en caso de que Musk le hubiese dado las llaves de su propio coche, o hubiese hecho un par de llamadas a sus comerciales para a-ver-si-podéis-hacer-algo, Rive habría quedado muy contento y alabaría el espíritu familiar de su primo. Eso sí, en silencio. Ya que la respuesta ha sido negativa, toca alabar la lucha contra el trato preferente que él mismo ha intentado favorecer.

Lyndon Rive, el cuña... perdón, el primo de Musk. (Reuters/Rashid Umar Abbasi)
Lyndon Rive, el cuña... perdón, el primo de Musk. (Reuters/Rashid Umar Abbasi)

Además, en un peculiar giro de los acontecimientos, no está de más recordar que Peter Rive, el fundador de la compañía, es hermano de Lyndon. De hecho, como rezaba el titular de un artículo de 'Mercury News', le gusta que las cosas “se queden en la familia”. Como explicaba dicho reportaje, su madre y la de Musk son gemelas, por  lo que ambas ramas del árbol familiar, que pueden llegar a reunir 40 personas, siguen marchándose juntas de vacaciones cada 4 de julio.

¿Es caro un coche Tesla? Como es previsible, no para alguien como Rive, que a sus 38 años tiene un patrimonio de alrededor de 77 millones de dólares. “Es un precio justo”, explicaba en la misma entrevista. “Por la clase de coche que estás consiguiendo, es un precio bueno”. Desde luego, Musk no habría tenido mejor publicidad. Habrá que ver si corre la misma fuerte a la hora de intentar montarse en uno de los cohetes espaciales de SpaceX, la compañía de Musk.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios