LA MODERNIDAD DE UN TEXTO MILENARIO

Las lecciones que podemos aprender del kamasutra, según una gran experta

¿Podemos entender un volumen indio de hace siglos como una obra moderna? Una profesora de la Universidad de Chicago cree que sí, y tiene buenas razones

Foto: Mural erótico del siglo XVIII en el palacio de Ramalingavilasam Sethupathi (Tamil Nadu, India). (Dinodia/Corbis)
Mural erótico del siglo XVIII en el palacio de Ramalingavilasam Sethupathi (Tamil Nadu, India). (Dinodia/Corbis)

La visión que tenemos en Occidente del 'Kama sutra' es bastante reduccionista. Solemos imaginarlo como una picante colección de imágenes sexuales que reflejan posiciones en la cama a cada cual más alambicada. En definitiva, lo consideramos como un pintoresco ejemplo del porno de la antigüedad hindú, la del período Gupta que se extendió entre el 240 y el 550 d.C., época histórica en la que se localiza a su autor, Vatsiaiana.

En realidad, estas imágenes de contenido erótico son tan sólo una parte del volumen, y quizá ni siquiera la más importante. El libro está compuesto por siete partes, una de las cuales se dedica exclusivamente al acto sexual –describiendo cómo besar o abrazar y mostrando las célebres posiciones–, mientras que el resto tienen como objeto otras peculiaridades de la vida romántica, como la elección de la esposa o su cortejo, así como los trucos para atraer otras personas (moríos de envidia, gurús del ligoteo científico). 

El libro recuerda que el placer de las mujeres es parte esencial del acto sexual

Es en estos otros capítulos donde más se han centrado los historiadores contemporáneos. El último de ellos es la indóloga Wendy Doniger, de la Universidad de Chicago, que lleva más de medio siglo investigando la cultura hindú e interpretándola desde el punto de vista de la identidad de género. No sin cierta polémica: su libro 'Los indos: una historia alternativa' fue recibido con dureza en Oriente al ser considerado una falta de respeto por utilizar conceptos psicoanalíticos para interpretar dicha cultura o sexualizar algunos pasajes sagrados del libro. La controversia provocó la retirada de su circulación en la India por parte de su editora, Penguin. 

Mujeres, hombres y posturas extrañas

El último libro de Doniger es 'Redeeming the Kamasutra', una reivindicación del célebre texto desde una perspectiva moderna, con el objetivo de ser redescubierto tanto en Occidente como en Oriente. Como asegura la introducción del libro, Doniger lo interpreta como “una guía en el arte de vivir en el 'bello mundo' de la India antigua”, a través de sus descripciones de la etiqueta romántica, las artes relacionadas con el amor y su análisis de valores claves en el cortejo como la paciencia y la discreción.

'Redeeming the Kamasutra'.
'Redeeming the Kamasutra'.

“Muchos lectores reconocerán al hombre que le cuenta sus sueños eróticos a la mujer en quien se ha fijado, fingiendo que se trataba de otra, y que esta haga lo propio”, explica la autora en un fragmento del libro que ha sido publicado en 'Alternet'. Como añade la investigadora, el amante moderno puede encontrar en el añejo 'Kama sutra' una mezcla de ideas conocidas con otras que probablemente pueden resultarle extrañas. Es el caso, por ejemplo, de los trucos milagrosos para agrandar el pene. Parece ser que el tamaño siempre ha importado… sobre todo, a los nombres.

Como explica en una entrevista con 'The News Minute', la autora considera que el 'Kama sutra' es mucho más feminista de lo que puede parecer, en cuanto que refleja los intereses de las mujeres: “Señala que las casadas deberían ser las principales responsables financieras del hogar, que las mujeres deben abandonar a los maridos que no las traten bien, que su placer es una parte esencial del acto sexual y que el sexo no debería limitarse a la producción de bebés”. Ideas que se han aceptado en la sociedad occidental siglos después de que fuesen reflejadas en este texto.

Las mujeres que quieran llamar la atención de un hombre pueden pasar rozando con su pecho la espalda o un brazo

Doniger señala que la sociedad india actual es, en muchos sentidos, más conservadora que la que existía hace un milenio y medio, y que su reivindicación del 'Kama sutra' tiene como objetivo reivindicar valores olvidados. La triada de los valores hindús está formada por el 'dharma' (deber religioso), el 'artha' (las riquezas) y el 'kama' (el placer). En opinión de la autora, las visiones actuales del hinduismo se han centrado en los dos primeros elementos obviando el tercero, de vital importancia en la vida humana. Además, el 'Kama sutra' considera irrelevante el sistema de castas vigente en la India.

Ligando hace milenios, ligando hoy

Hay muchas más afinidades de las que pensamos entre el 'Kama sutra' y nuestras prácticas diarias. Por ejemplo, explica Doniger, uno de los fragmentos del libro sugiere como posible estrategia para una mujer que quiera llamar la atención de un hombre que pase a su lado frotando su pecho con el brazo o la espalda del hombre sin querer (aparentemente): “Es algo terriblemente íntimo que podemos conocer sobre una cultura, mucho más que saber si puedes mantenerte de pie sobre una pierna u otra cuando haces el amor”.

La autora, Wendy Doniger. (Universidad de Chicago)
La autora, Wendy Doniger. (Universidad de Chicago)

No es lo único. Otro pasaje del libro describe una escena de cortejo muy semejante a la que pueden interpretar dos jóvenes del siglo XXI. En ella, se sumergen en una piscina, él se acerca hacia ella por debajo del agua, emerge, la toca en la cabeza y vuelve a sumergirse. Como señala la autora, las estrategias de acercamiento realizadas entre individuos de muy diferentes épocas se parecen más de lo que sospecharíamos. En muchos casos, se trata de algo tan sencillo como hacer notar la presencia de uno a la otra persona.

Este cortejo suele realizarse, por lo general, de manera sutil. En eso tampoco han cambiado muchas cosas, salvo contadas excepciones (recordemos el método intimidativo de Neil Strauss): la cortesía –y el miedo al rechazo– obligan que los acercamientos sean sutiles. Harina de otro costal es que la seducida sea una mujer casada, como también ocurre en otra parte del libro. Uno de los sátiros realiza sus peculiares cálculos económicos antes de dar el paso para conquistar a una compañera (“no hay peligro a la hora de poseer esta mujer, pero sí una gran ganancia. Y ya que soy un inútil, puedo sacar un montón de dinero de ella, a cambio de pocos problemas”).

Si la rechazo, contará mis defectos o se inventará alguno. Será mi ruina

Otro, en cambio, manifiesta las incertidumbres propias de los primeros pasos de una relación amorosa, pero también, del amor no correspondido: “Esta mujer está locamente enamorada de mí y conoce todas mis flaquezas. Si la rechazo, me arruinará exponiendo mis defectos; o me acusará de alguno que no tengo, pero que será fácil de creer sobre mí y de lo que me costará librarme, puede ser mi ruina”. La zozobra ocasionada por el amor no ha cambiado tanto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios