APRENDE A TOMAR LAS DECISIONES CORRECTAS

El test que te permitirá conocer los alimentos que de verdad engordan

Muchos productos que se promocionan como saludables no lo son tanto y es fácil confundirse a la hora de escoger qué comidas deben permanecer en nuestra dieta

Foto: ¿Sabes cuánto engordan tus comidas? (iStock)
¿Sabes cuánto engordan tus comidas? (iStock)

Aunque la nutrición siempre ha sido un campo científico de gran interés, no siempre se ha investigado como debiera. Como reconocía a El Confidencial uno de nuestros más grandes nutricionistas, el doctor José María Ordovás, la ciencia de la alimentación se ha construido sobre cimientos poco sólidos pero, por suerte, las cosas están empezando a cambiar.

Cada vez parece más claro que no conviene demonizar la grasa, pero sí el azúcar y que, por mucho que nos dediquemos a contar calorías, no todas acaban convirtiéndose por igual en grasa abdominal, que es en definitiva lo que distingue a una persona gorda de una que no lo está.

Muchos alimentos que se promocionan como saludables no lo son tanto y es fácil confundirse a la hora de escoger qué comidas deben permanecer en nuestra dieta si queremos mantener controlado nuestro peso.

Este test, que ha sido elaborado siguiendo las recomendaciones de nutricionistas como Mark Killick, Maryann Tomovich o Alissa Rumsey te sacará de dudas.

El nuevo paradigma nutricional

¿De verdad engorda más un bol de cereales que un huevo frito? A día de hoy parece evidente. Destacados científicos como Aseem Malhotra, uno de los cardiólogos más prestigiosos del Reino Unido, o el divulgador científico Gary Taubes, autor de 'Cómo engordamos y qué hacer al respecto' (RBA Libros) tienen claro que el aumento del consumo de carbohidratos refinados ha hecho que se disparen nuestros niveles de azúcar, lo que provoca a su vez un aumento de la insulina, la hormona que convierte el exceso de azúcar en grasa, que acaba almacenándose, principalmente, alrededor del abdomen.

Es este un peligrosísimo cóctel responsable de la epidemia de obesidad mundial, que las autoridades sanitarias no están consiguiendo atajar. Entre otras cosas porque no están dando las recomendaciones adecuadas: sólo un descenso en el consumo de azúcar y carbohidratos puede ayudarnos de forma efectiva a adelgazar.

Esto no quiere decir que debamos a atiborrarnos a grasa, pero las saludables, pese a ser ricas en calorías (como todas las grasas), tienen muchas ventajas nutricionales y, además, nos mantienen saciados por más tiempo, lo que es muy importante para no comer más de la cuenta.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios