Eres el mejor candidato, y tienen que saberlo

Cinco cosas que debes hacer en una entrevista para conseguir el trabajo

¿Cómo demostrar que eres la persona adecuada? Prueba con estos cinco pasos y probablemente aumenten tus opciones de contratación

Foto: Tu currículo mola, a ver cómo lo defiendes. (iStock)
Tu currículo mola, a ver cómo lo defiendes. (iStock)

Cuando estamos en medio de una entrevista de trabajo, aunque consigamos estar en un estado de relax total y nos sintamos cómodos con la situación, no podemos perder de vista una idea que está permanentemente en la cabeza del entrevistador: '¿Por qué debería contratar a esta persona?'

Has leído y escuchado decenas de advertencias sobre lo que no debes decir nunca, cómo debe ser tu currículo o qué gestos evitar en esta tensa charla en la que te juegas optar o no a un puesto de trabajo. Sabes qué tienes que evitar por todos los medios, pero no te queda del todo claro qué es lo que tienes que hacer para que la empresa vea en ti al candidato perfecto. Sigue estos pasos y el 'ya te llamaremos' se hará realidad, con buenas noticias para ti.

Disimula un poco. Si lo haces bien no salgas como eufórico del edificio, suele haber cámaras de videovigilancia. (iStock)
Disimula un poco. Si lo haces bien no salgas como eufórico del edificio, suele haber cámaras de videovigilancia. (iStock)

1. Demuestra que estás capacitado

Lo primero que quieren ver es que cumples con lo que dice tu currículo. Te han llamado porque creen que das el perfil para realizar las actividades y asumir las responsabilidades del puesto, así que tienes que demostrar que es verdad. Así, si el trabajo requiere conocimientos técnicos sobre determinados programas informáticos, habla sobre cómo los utilizas o las funcionalidades de las nuevas actualizaciones; si se requiere de trato con clientes menciona tu experiencia previa con otros similares; o, si es un puesto que exija preparación física, deja claro lo mucho que te cuidas

Demostrar que conoces la historia, el tamaño y la cultura general de la empresa son otros aspectos que te ayudarán a demostrar que eres el perfil adecuado

“Por si te preguntan y no has hecho específicamente algo que se requiere para el trabajo, lleva siempre preparada una alternativa como que empezaste un curso o demuestra que hiciste algo similar”, recomienda Caroline Ceniza-Levine en 'Time'.

2. Explota tu 'amplia capacidad de adaptación'

Tienes que hacerles ver que encajarás sin problemas con su gente. Por muy preparado que estés para el puesto, también vas a tener que relacionarte con el resto de compañeros y nadie quiere en su empresa a un 'rarito' que vaya a alterar al resto de la plantilla. Eso sí, tampoco quieren a un fiestero que vaya al trabajo a hacer amigos, tampoco te excedas. Hablar de tus experiencias pasadas en un lugar de trabajo similar, destacando que colaborabas con el resto del personal constantemente y haciendo hincapié en aspectos positivos del trabajo en equipo en base a lo que has vivido, demostrará que es cierto que sabrás adaptarte rápidamente.

3. La cultura de esa empresa 'te fascina'

“Además de tu personalidad, trato con las personas y estilo de trabajo, demostrar que conoces la historia, el tamaño y la cultura general de la empresa son otros aspectos que te ayudarán a demostrar que eres el perfil adecuado”, asegura Ceniza-Levine. Tampoco tienes que hacer una ponencia, comentalo de forma natural destacando que por tal o cual valor corporativo es precisamente por lo que te interesa trabajar allí o hazte eco de algún hito de la empresa con un pelota pero halagador 'me hubiese encantado estar aquí entonces o participar en aquel proyecto'.

Paso previo a todos: nunca llegues tarde a una entrevista de trabajo. (iStock)
Paso previo a todos: nunca llegues tarde a una entrevista de trabajo. (iStock)

4. Estás en el mercado, no ruegues el puesto

Por tu formación y cualidades, te adaptas plenamente a las demandas actuales de tu sector. O al menos eso debe quedarles claro. Trata de expresar cómo tu experiencia y habilidades servirán para mejorar el trabajo realizado por el empleado que cubría anteriormente el puesto al que optas y recuerda cómo 'hace poco' tu intervención en otras empresas fue verdaderamente útil. Sobre todo tienes que dejar claro que continúas aprendiendo y no has dejado de lado la formación continua. La proactividad es más valiosa que que ya sepas hacer algo. Lo que quieren es alguien que progrese y avance mejorando a la par que lo hace su propio puesto de trabajo y la empresa. ¿Ese eres tú?

5. 'Estoy muy motivado con el trabajo'

Tampoco digas que te 'hace ilusión', pero deja claro que te emocionaría trabajar allí. Deben saber que deseas el trabajo y que te atrae tanto el puesto como su empresa, cultura, plantilla, ritmos y condiciones de trabajo. “Esto significa que tienes que entrar en las entrevistas a tope de energía y afirmar inequívocamente que a te gustaría trabajar allí”, asegura la experta, quien recuerda que a menudo se encuentra con candidatos que actúan como si no quisiesen el trabajo, “quizás porque piensan que interesarán más si se hacen los difíciles”, actitud que es del todo errónea y sólo conduce a una pérdida de tiempo, tanto el tuyo como el del entrevistador.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios