El método definitivo para ordenar tu casa y doblar tu ropa, por una supercrack
  1. Alma, Corazón, Vida
UNA DE LAS MUJERES MÁS INFLUYENTES DEL MUNDO

El método definitivo para ordenar tu casa y doblar tu ropa, por una supercrack

Con millones de seguidores en todo el mundo, incluidas actrices de Hollywood, la japonesa Marie Kondo ha revolucionado nuestros armarios y vidas con una técnica de limpieza espectacular

placeholder Foto: Marie 'Konmarie' Kondo ayudando a una mujer a despedirse de su ropa pasada de moda. (iStock)
Marie 'Konmarie' Kondo ayudando a una mujer a despedirse de su ropa pasada de moda. (iStock)

Cuando uno pasea por lugares como El Rastro de Madrid o los Encantes de Barcelona, entre muebles y piezas de ropa que pertenecieron a otros, algunas veces tiende a imaginar a los propietarios de aquellos objetos y aquello que les motivó a donarlos, venderlos o, simplemente lanzarlos a la basura. Algunas veces aquellos joyeros antiguos o cajas repletas de fotos ajadas son el resultado de un desalojo, o tal vez sus dueños fallecieron y otros vaciaron el piso, con lo que no tiene demasiado sentido que nos preguntemos por el esfuerzo que tuvieron que hacer para deshacerse de sus pertenencias.

Tendemos a almacenar objetos, unas veces esperando que algún día los necesitemos; otras porque cada prenda, disco o lámpara está asociado a un recuerdo, una hebra de pasado en nuestro presente y nos resulta imposible desvincularnos emocionalmente hasta el punto que acaban copando todo espacio libre de nuestras casas y, de alguna forma, ya no nos pertenecen, sino que les pertenecemos a ellos. ¿Cómo podemos revelarnos entre esta tendencia a la acumulación y el desorden?

Nos recomienda que apilemos todos los objetos y reflexionemos si nos hacen felices y nos facilitan la vida. Si no es así, debemos desecharlos

“Consiste en encontrar un equilibrio entre ti y tus cosas; una especie de satisfacción personal”, explica Marie Kondo, una japonesa de 31 años que se ha convertido en la gurú del orden y la limpieza para millones de personas, llegando a ser considerada una de las personas más influyentes del mundo por la revista 'Time'. En su primera obra 'La Magia del Orden' (ed. Aguilar), que fue un 'bestseller' mundial, nos enseña las claves del movimiento 'Konmarie', que cuenta con sus propios 'koverts' –como se denominan sus seguidores, entre los que se encuentran actrices de Hollywood como Kate Hudson o Jamie Lee Curtis–. Así se lo contó la diva del 'menos es más' a la periodista de 'The Daily Mail' Hannah Betts, quien puso su vivienda a su disposición para que aplicase el 'konmarie' y al final casi tuvo que interponerse entre su biblioteca y la menuda japonesa para que no lanzase a la basura sus más de 1.200 libros.

Tu hogar eres tú

Según el método de Marie Kondo, lo primero que debe hacerse es sacar todos los objetos de los cajones y colocarlos en una pila, e irnos preguntando, uno por uno, si aquella pieza nos ayuda a ser más felices y si le damos uso; sino es así, ya tienes una buena excusa para deshacerte de ello.

Su método es toda una filosofía que abarca más que las cuatro paredes de nuestra casa, ya que las personas que no son capaces de librarse de aquello que no les aporta nada lo hacen tanto en viviendas como en sus vida, de forma que una limpieza total tiene algo de exorcismo de negatividades y viejos fantasmas. En su segundo libro de reciente publicación 'Spark Joy: An Illustrated Guide To The Art of Tidying', Marie expande su manifiesto, convirtiendo el tedioso hecho de ordenar y recoger la casa en un ritual de origami, un festival de 'limpieza' que empieza en el interior de tu armario y cambia cuanto te rodea, incluido a ti mismo.

Tenemos tendencia a acumular ropa interior vieja, frascos de perfume vacío y utensilios de cocina, pero la estrella de los almacenajes sin sentido es la ropa

Hay lugares de la casa especialmente proclives a acumular objetos inservibles: por ejemplo, el baño, donde cogen polvo decenas de frascos de perfume y cosméticos –ella los llama 'komono'– que, o bien ya están gastados o, admitámoslo, no los usarás nunca. También la ropa interior se multiplica y olvida en el fondo de tus cajones –lencería vieja, desteñida o rota; ropa interior roja de hace tres Nocheviejas–; y las botellas de whisky y tequila medio vacías ocupando espacio en tu despensa piden a gritos que o las tires o convoques a tus amigos a una ronda de chupitos como parte de tu festival de limpieza.

Cuando Marie quiere saber cómo es una persona echa un ojo a su armario, no solo porque antropológicamente resulte interesante preguntarse por qué guardamos pantalones tres tallas superiores o inferiores a la que tenemos, o cuál es el sentido de no deshacerse de esa camisa con hombreras que en los noventa era lo más y ahora ni es, sino porque la forma en que doblamos –o arrugamos– la ropa dice mucho de nosotros.

Así hace origami ropero Marie Kondo

Puede que te resulte doloroso, que necesites el apoyo de pareja –desesperada, por otro lado, de que sigas almacenando sin parar– o una causa benéfica que te sirva como excusa, pero librarte de aquello que ya no te sirve (y seguro que más de una cosa debe haber) te hará sentirte más organizado, tranquilo y, sobre todo, libre, y marcará la diferencia entre ser un aspirante a Diógenes o un 'konvert'.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Marie Kondo Estilo de vida Ropa Ordenar Hollywood
El redactor recomienda