Es noticia
Menú
Cómo ordenar la nevera para que la comida que compras no termine en la basura
  1. Alma, Corazón, Vida
4.200 euros, directos a la nevera

Cómo ordenar la nevera para que la comida que compras no termine en la basura

El frigorífico es uno de los electrodomésticos con mayor impacto en nuestras finanzas, de ahí la importancia de ser responsables a la hora de gestionar la compra y almacenaje de los alimentos

Foto: Es posible ahorrar gestionando adecuadamente los productos de la nevera (CC/Marcelo)
Es posible ahorrar gestionando adecuadamente los productos de la nevera (CC/Marcelo)

placeholder La nevera no puede ser un almacén (CC/Yinan Chen)

La nevera puede decir mucho de nuestras finanzas con solo abrirla. Cada año las familias españolas desembolsan 4.200 euros en alimentos y bebidas que van a parar directos al frigorífico, sin embargo un 25% de esa comida que compramos no llega nunca a la mesa, a menudo por un mal almacenaje y gestión de los productos.

España es el séptimo país de la Unión Europea que más alimentos derrocha, cerca de 80 kg anuales por hogar, lo que equivale a más de 1.000 euros al año. Un 63% de los hogares reconoce haber tirado alimentos alguna vez debido a su mala conservación o bien por el excesivo tiempo de almacenaje. Por su parte, un 45% admite haber tirado comida olvidada en la nevera y un 28% por tratarse de productos caducados.1

Zaimo, la plataforma de créditos online flexibles, ha recopilado una serie de consejos para reducir al máximo la cantidad de alimentos que derrochamos y ahorrar más en una de las facturas. “El frigorífico es uno de los electrodomésticos con mayor impacto en nuestras finanzas, de ahí la importancia de ser responsables a la hora de gestionar la compra y almacenaje de los alimentos. Mediante algunas prácticas sencillas no solo podemos conseguir un ahorro significativo en nuestra factura anual, sino también mantener la nevera en perfecto estado y libre de averías y, aún más importante, evitar disgustos de salud”, afirma Tomas Marty, 'country manager' de Zaimo en España.

Coloca los alimentos por fecha de caducidad

Dentro del frigorífico, el desorden es sinónimo de gasto. Tampoco hace falta tomárselo como si fuera el Tetris. Basta con seguir consejos básicos, como situar los alimentos más perecederos delante de los que duran más. La fecha de caducidad es uno de los motivos fundamentales para el derroche de alimentos en casa. Un 15,2% de los responsables de alimentos en los hogares reconocen que tiran todos los alimentos caducados, mientras que otro 57% afirma tirar algunos dependiendo del tipo de alimento y del tiempo transcurrido.

Organiza los alimentos según la temperatura

La gestión del espacio no es el único factor que debemos tener en cuenta al colocar los alimentos. Cada alimento tiene su sitio en el frigorífico. Por ejemplo, las carnes y pescados deben ir en la zona más fría de la nevera, mientras que los lácteos y embutidos, que no necesitan tanto frío, pueden ir en la parte central o superior. Las frutas y verduras, que figuran entre los alimentos más desechados (16,9% del total), han de ir dentro de los cajones porque un exceso de frío puede deteriorar sus propiedades.

Conserva los alimentos de forma adecuada

Es aconsejable guardar los alimentos en recipientes herméticos o envueltos, y evitar que ciertos productos puedan intoxicar a otros manteniéndolos bien separados. Uno de los errores más habituales es colocar juntos los alimentos cocinados y los crudos.

Evita sobrecargar la nevera

La regla para saber la capacidad de nuestra nevera no es que cierre la puerta. Es importante dejar correr el aire entre los alimentos y que estos no estén pegados al fondo de la nevera. Una buena ventilación es conveniente para que se conserven mejor. Además, si la nevera está totalmente llena será necesaria más energía para enfriarla.

Aprovecha el congelador

Una gestión adecuada de la compra es esencial para reducir la cantidad de comida que se derrocha. Se recomienda adquirir ciertos alimentos de forma individual, y no envasados. Es el caso de las frutas, verduras o carne. De esta forma podremos comprar solo lo necesario y congelar fácilmente los productos sobrantes para consumirlos más tarde.

El tercer motivo más importante por el que se desperdicia comida es por tratarse de alimentos sobrantes que iban a ser aprovechados. En este sentido, podemos guardarlos para ser utilizados en nuevos platos o bien congelarlos para otra ocasión respetando siempre las condiciones de higiene.

Limpia el frigorífico con frecuencia

El uso y el mal almacenaje de los alimentos, como dejar productos crudos goteando en las baldas superiores, provocan que se acumule suciedad con el tiempo. Una nevera sucia hará que deterioren los alimentos y podrá afectar a nuestra salud así como al funcionamiento de la nevera. Por eso es recomendable hacer una limpieza de forma mensual.

Comida
El redactor recomienda