Es noticia
Menú
La fecha de caducidad seguirá apareciendo en la tapa de los yogures
  1. España
A PESAR DE LA NUEVA NORMATIVA

La fecha de caducidad seguirá apareciendo en la tapa de los yogures

El Gobierno ya derogó el año pasado la obligación de poner la fecha de caducidad y la de servir los yogures en un plazo máximo de 28 días desde su fabricación

Foto: Cámara frigorífica de un supermercado. (Efe)
Cámara frigorífica de un supermercado. (Efe)

El ya exministro Miguel Arias Cañete nos sorprendía el año pasado diciendo que comía yogures caducados sin ningún tipo de problema. Entonces se levantó una polémica sobre si estos productos debían cambiar o no esa nomenclatura por la de fecha de consumo preferente. Y las casualidades han hecho que la misma semana que dejaba su cartera como responsable de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el BOE publicase la última Norma de Calidad de este producto.

Muchos han visto en este decreto del Gobierno el último paso para que desaparezca esa obligación de poner la fecha de caducidad en los yogures; peronada más lejos de la realidad. Según la Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos, seguiremos viendo ese plazo de consumo en la tapa. “Ahora los fabricantes pueden elegir entre colocar la fecha de consumo preferente o la fecha de caducidad, una de las dos”, explica Emilio Gallego, presidente de la Federación.

Gallego aclara que el año pasado ya se aprobó una normativa en el que se derogaban hasta 50 normas sanitarias y de calidad para adaptarlas a Europa; entre ellas, desaparecía la obligación de poner ‘fecha de caducidad’ y la de vender el producto durante los 28 días posteriores a su fabricación. Así, ya desde el año pasado cada fabricante es responsable de poner la fecha adecuada para el consumo de su producto.

Arias Cañete en 'El Hormiguero'.El Gobierno actualiza la norma, incorpora todas las derogaciones en un mismo Real Decreto, aclara los tipos de yogur que pueden existir y sus materias primas para “garantizar la competencia leal” de las industrias españolas con el resto de la Unión Europea. Ni una palabra sobre fecha de caducidad porque ya había sido regulada el año pasado.

Por eso, esa fecha seguirá apareciendo en la tapa aunque esta vez, según el criterio del fabricante. Algunos podrían optar por ponerla llamada ‘fecha de consumo preferente’. “La diferencia es que si el consumidor se toma un yogur a partir de la fecha de caducidad es su responsabilidad. Si se lo toma después de la fecha preferente, la responsabilidad es compartida y habría que mirar caso por caso”, apunta Gallego.

Confusión entre los consumidores

Las asociaciones de consumidores piden que se ofrezca información a los usuarios sobre estos cambios normativos. Desde Facua exigen que se explique qué pasa si se toma un yogur más allá de la fecha de consumo preferente. “Es todo un poco confuso porque ahora cada fabricante determinará la fecha de caducidad de sus productos”, señala Rocío Algeciras, miembro del departamento jurídico de FACUA.

“Esta historia lleva dando vueltas desde el año pasado y creo que el consumidor va a seguir cumpliendo la caducidad; no se va a comer el producto después del límite”,opina Algeciras. “Hacen falta campañas de información y confiar en que todo este lío no sólo sea para dar dinero a la industria”.

placeholder
Derogación fecha de caducidad del yogur abre plan español contra desperdicio

En esa idea está también OCU. Su portavoz, Ileana Izverniceanu, reconoce que es una buena noticia pero “se ha perdido una oportunidad para que las fechas de caducidad o consumo preferente se establezcan con criterios objetivos adecuados a los productos y no a criterios económicos o logísticos”. Para Izverniceanu, las fechas están más pensadas para el beneficio de la industria que en criterios del producto”. Desde la OCU creen, sin embargo, que la mayoría de los consumidores seguirá tomando el yogur pasado de fecha por lo que habrá “poco cambio” en nuestros hábitos.

Por su parte, la Unión de Consumidores de Andalucía pide a los fabricantes que sigan manteniendo la fecha de caducidad y no opten por la fecha de consumo preferente ante la falta de información que existe y la posible confusión. Solicitan también al Ministerio que realice una “labor de pedagogía” de los cambios para evitar “el desconcierto de los consumidores”.

Por su parte, las compañías lácteas están satisfechas ya que han trabajado codo con codo con Gobierno en la redacción de la norma. Desde Central Lechera Asturiana hablan de “noticia positiva” dado que ahora “cada empresa es responsable de la calidad de sus productos”, según apunta el director de Comunicación de la compañía, Manuel Reinerio. Ellos seguirán manteniendo la fecha de caducidad pasando de 28 a 35 días desde el día de fabricación del mismo, un reclamo que los fabricantes pidieron que se estableciera por obligación en la normativa pero que finalmente quedó fuera del Real Decreto.

El ya exministro Miguel Arias Cañete nos sorprendía el año pasado diciendo que comía yogures caducados sin ningún tipo de problema. Entonces se levantó una polémica sobre si estos productos debían cambiar o no esa nomenclatura por la de fecha de consumo preferente. Y las casualidades han hecho que la misma semana que dejaba su cartera como responsable de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el BOE publicase la última Norma de Calidad de este producto.

OCU Miguel Arias Cañete Facua
El redactor recomienda