Los poderes del oro líquido

El elixir de la vida eterna que debes tomar cada día (pero si es de calidad)

"Decidí cambiar mi desayuno usual por la bebida de oro para poner a prueba a la historia". Un profesor de Epidemiología Genética indaga en los beneficios reales del aceite de oliva

Foto: A veces vienen en tinajas aunque es más común embotellado. Y sí, el envase pesa bastante menos. (iStock)
A veces vienen en tinajas aunque es más común embotellado. Y sí, el envase pesa bastante menos. (iStock)

Tim Spector, profesor de Epidemiología Genética en el Kings College de Londres, se planteó un reto: cambiar su desayuno diario de fruta y yogur por un vasito del comúnmente conocido como oro líquido. Tras leer y analizar diferentes investigaciones científicas, el experto se convenció de que el consumo de aceite de oliva le podría ayudar a alargar su vida, y comenzó su nueva dieta.

“Al principio sentí náuseas y mareos. Mi intento de seguir durante una semana una dieta intensiva de aceite de oliva no empezó bien”, relata el profesor en 'The Conversation': “Eran las ocho de la mañana y tenía el estómago lleno con apenas un pequeño vaso de líquido dorado elegido especialmente por unos amigos españoles como la variedad Arbequina, un aceite de oliva virgen extra suave. Mojar una tostada de pan caliente en él antes de la cena es una cosa, pero beberlo por la mañana solo fue algo totalmente distinto”.

Un desayuno ligero y aceitoso

Spector decidió poner en marcha esta nueva costumbre alimenticia con el objetivo de emular las dietas que seguían los pescadores de Creta en la década de los años 60, quienes desayunaban un vaso de aceite de oliva antes de enfrentarse a una dura jornada de trabajo físico. Según han sugerido diferentes estudios científicos, parece ser que el consumo de aceite en ayunas alarga la longevidad de las personas notablemente, y el profesor no pensaba perderse la oportunidad de conseguir tan increíble beneficio.

Se cree que tomar una cucharada o un vasito de aceite de oliva en ayunas ayuda a mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, reduce la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar la piedras, adelgaza e incluso puede ser útil para dejar de fumar o como medio natural para combatir la resaca. 

Consumir aceite de oliva virgen extra como parte de una dieta mediterránea es claramente beneficioso en adultos españoles

“Decidí cambiar mi desayuno usual de yogur y fruta por la bebida de oro para poner a prueba a la historia”. A la media hora de tragarse el primer vaso se despertó tirado en el suelo. Se había desmayado. Su intento de alimentarse como un cretense parecía desvanecerse a los pocos minutos de haber empezado, pero su fiel convencimiento en los beneficios para la salud del aceite de oliva seguía siendo fuerte.

Claro que no vale con cualquier aceite. El experto insiste en que no podemos escatimar en nuestro presupuesto y consumir aceite de baja calidad. Si lo que queremos es alargar nuestra vida no podemos optar por las gamas bajas, hay que beber un vasito de aceite de oliva virgen extra o el esfuerzo no servirá para nada.

Dieta mediterránea, ¿baja en grasas?

Aunque en España y en países vecinos como Italia o Grecia su consumo es diario y en cantidades relativamente elevadas (se calculan unos 13 litros al año por persona), en otros como Gran Bretaña o EEUU apenas se alcanza el litro anual de aceite por ciudadano.

Pese a que numerosos estudios lo han tachado de ser poco saludable por ser alto en calorías y grasas, lo cierto es que las poblaciones en las que se consumen mayores cantidades de aceite de oliva –concentradas especialmente en el sur de Europa– viven más tiempo y sufren menos enfermedades de corazón. Y eso que supuestamente ingieren más grasas. Los investigadores apuntan al aceite de oliva como combustible principal para tener una vida más sana y larga.

Dramatización del desyuno de Spector. (iStock)
Dramatización del desyuno de Spector. (iStock)

Una medicina probada en españoles

Hace unos diez años se llevó a cabo en nuestro país una investigación ambiciosa y única para demostrar los beneficios del aceite de oliva. Para ello, se contó con 7.500 hombres y mujeres con sobrepeso y en riesgo de padecer enfermedades de corazón y diabetes. Repartidos aleatoriamente en dos grupos, durante cinco años siguieron a rajatabla dos dietas distintas, respectivamente: una baja en grasas recomendada por la mayoría de los médicos de los países occidentales y otra mediterránea, rica en grasas, aceite de oliva virgen extra y frutos secos.

El estudio publicado en el 'New England Journal of Medicine' en 2013 demostró que el grupo que había seguido la dieta mediterránea tenían un tercio menos de probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y accidentes cerebrovasculares que aquel que siguió una alimentación baja en grasas. No sólo eso, además perdieron algo más de peso que los otros y mostraron una memoria más desarrollada.

Tras analizar el estado de salud de un grupo importante de personas durante un largo periodo de tiempo, no sólo durante un par de semanas como tantos otros estudios científicos, los investigadores llegaron a la conclusión de que el aceite de oliva –siempre como ingrediente protagonista de una dieta mediterránea llena de frutas y verduras, cereales integrales, legumbres y lácteos como yogur y queso– era realmente beneficioso para la salud de quienes lo consumían.

Mira bien el que escoges porque no vale con cualquier aceite. (iStock)
Mira bien el que escoges porque no vale con cualquier aceite. (iStock)

Ahorros que salen caros

Los responsables del estudio recalcaron la importancia de consumir un aceite de oliva de calidad, de la gama virgen extra, ya que no encontraron ningún beneficio en aquellos de marcas baratas. Como explica el profesor, “la diferencia entre los grados de aceite no sólo se encuentra en una mayor o menor acidez, frescura y sabor más o menos intenso, sino en la cantidad de sustancias químicas que liberan los llamados polifenoles”, responsables de las características beneficiosas para el corazón, la prevención de enfermedades cardiovasculares e incluso de algunos tipos de cáncer como el de mama, según han subrayado diferentes estudios.

El aceite de oliva virgen extra cuenta con alrededor de 30 polifenoles que actúan como antioxidantes naturales reduciendo la inflamación y también ayudando a reducir los efectos del envejecimiento de la piel, pero también del corazón y el cerebro. “Hasta hace poco se pensaba que actuaban directamente sobre los genes y los vasos sanguíneos, pero parece ser que también trabajan a través de los microbios intestinales que componen nuestro microbiota: el conjunto de microorganismos y bacterias que viven en el intestino grueso y se alimentan de los polifenoles produciendo otros pequeños elementos químicos (ácidos grasos de cadena corta) que amortiguan la inflamación y ayudan a nuestro sistema inmunológico”, resume el experto.

Mojar una tostada de pan caliente en aceite de oliva antes de la cena es una cosa, pero beberlo por la mañana solo otra totalmente distinta

Aunque los críticos de aceite de oliva aseguran que consumirlo a altas temperaturas puede ser responsable del desarrollo de potenciales cancerígenos para el organismo, lo cierto es que los participantes españoles en el estudio cocinaban regularmente con aceite –a bajas y altas temperaturas– sin consecuencias negativas para la salud. Sí es cierto que una investigación realizada en la facultad de Farmacia de la UPV/EHU señaló que en aceites recalentados puede darse la presencia de “aldehídos oxigenados alfa-beta insaturados”, unas sustancias consideradas como potenciales agentes causales de enfermedades como el cáncer, el alzhéimer o el párkinson.

“Consumir aceite de oliva virgen extra como parte de una dieta mediterránea es claramente beneficioso en adultos españoles. Y, aunque los genes controlan parcialmente la longevidad, no hay ninguna razón para pensar que no funcionaría en otras culturas y poblaciones”, sentencia Spector, quien se muestra convencido de que si se empezase a educar a la gente en el consumo de aceite desde pequeños podrían mantener su sistema digestivo en mejores condiciones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios