La longevidad engendra longevidad, según un estudio

Si su padres vivieron 85 años, usted es menos propenso a desarrollar presión arterial elevada, problemas de colesterol y otros factores relacionados con la enfermedad cardíaca,

Foto: La longevidad engendra longevidad, según un estudio
La longevidad engendra longevidad, según un estudio
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Si su padres vivieron 85 años, usted es menos propenso a desarrollar presión arterial elevada, problemas de colesterol y otros factores relacionados con la enfermedad cardíaca, según reveló un estudio. La genética explicaría, al menos en parte, estos resultados, a pesar de que habría otros factores involucrados, señaló el informe, que se basó en datos tomados de una investigación que comenzó en 1948 entre los residentes de Framingham, en Massachusetts.

    "Nuestros hallazgos sugieren que los individuos con padres longevos tienen perfiles de riesgo cardiovascular más ventajosos a mediana edad, comparados con aquellos cuyos padres murieron más jóvenes", indicó el estudio, publicado en la edición de esta semana de Archives of Internal Medicine.

    "Existen contribuciones genéticas bien claras para cada uno de los factores de riesgo que examinamos, que explican parcialmente los menores factores de riesgo en aquellas personas con padres longevos", añadió el reporte. El estudio halló que los hijos del grupo de longevos generalmente habían nacido de una madre que había tenido a sus bebés entre los 40 y 50 años, quizá una señal de que la menopausia tardía conlleva una vida más larga para las mujeres.

    También hubo indicios de que los niños del grupo de padres longevos estaban mejor educados que aquellos cuyos padres murieron antes, una posible señal de mayor estatus socioeconómico que podía indicar que estaban mejor informados y tenían más dinero para destinar a los cuidados de la salud. Los hijos varones de los padres longevos solían no fumar cigarrillos, un indicador de que sus papás también solían ser no fumadores, lo que reducía uno de los factores de riesgo de la enfermedad cardíaca, agregó la investigación.

    El estudio evaluó a 1.697 hijos de al menos 30 años, cuyos padres estaban en la investigación cuando comenzó, y que habían alcanzado los 85 años o habían muerto antes del inicio de 2005. Los hijos fueron controlados dos veces durante el curso del trabajo.

    Aquellos participantes cuyos padres habían vivido hasta los 85 años eran significativamente menos propensos a tener presión arterial alta y registraban niveles mucho mejores de colesterol que los descendientes de padres que habían muerto antes, indicó el informe de la Escuela de Medicina de la Boston University. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios